02 de Diciembre de 2019
Noticia

Los sueños se concretan cuando hay intención y compromiso institucional

Se puso en marcha un banco de ensayos de tractores del Instituto de Ingeniería Rural (IIR) entre la UTN y el INTA.

Compartir
+A -A

La Universidad Tecnológica Nacional Regional Pacheco y el Instituto de Ingeniería Rural (CIA) mantienen un fuerte vínculo, en el marco de un Convenio de Comisión de Estudios firmado entre ambas instituciones. En esa línea y mediante un equipo de docentes, investigadores y estudiantes avanzados, se logró poner en funcionamiento el banco de ensayo de tractores, el cual representa una incumbencia histórica del Instituto.

Guillermo Marrón, director del IIR, comentó que “la UTN tiene las capacidades para poner en valor equipos: “retrofitting” y además la necesidad de presentarle problemas reales para que los alumnos resuelvan y nosotros contamos con la demanda del banco de ensayos de tractores para ese desafío, que nos benefició a todos”. 

Juan Alfonso Fructuoso, docente de la carrera de Ingeniería Mecánica y su director Gustavo Cazzola, comentaron: “un alumno, hoy profesional, trajo la inquietud a la facultad y así iniciamos el proyecto que, en el marco de la cátedra de práctica profesional, llevó casi tres años consecutivos de cohorte en la misma línea, para finalizar lo proyectado”

 

 

Por su parte, Guillermo Marrón expresó que “se generó un vínculo muy saludable con los profesionales de la UTN y se sienten orgullosos de haber concretado este hito”. El director del Centro de Investigación de Agroindustria, Jorge Carrillo, estuvo presente en el banco de pruebas. "Sin dudas, más allá de la formalidad y amparo que puede brindar un convenio entre instituciones, es fundamental que quienes proyecten acciones conjuntas pongan en juego trabajo, capacidades, compromiso y entusiasmo y aquí se logró", aseguró Carrillo.

 


Breve historia del vínculo entre INTA y UTN

Cuenta Fidel Carril, profesor de la cátedra de mecatrónica y sistemas de control, que “este desarrollo se dio en un proceso natural”. Prosiguió, “yo era docente de mecatrónica cuando Alfonso Fructuoso era director de la carrera y en el primer curso que tuve, con Otto Neiman que trabajaba en el Instituto de Ingeniería Rural y era alumno mío, empezamos a buscar cosas para hacer que marcara una significación social, planteadas en el marco de las prácticas profesionalizantes”. El objetivo de un trabajo de cierre de la materia cada año, se enfoca en automatizar sistemas o herramientas. Fue así que se contactaron con el investigador del IIR Leonardo Venturelli y con Guillermo Marrón para iniciar las conversaciones y en una de las visitas observaron que había varios equipos donde se podía intervenir y mejorarlos. En este caso, el problema se debía a una falla en el freno cuyo arreglo era muy costoso y ponerlo de nuevo en servicio se transformó en un desafió para los profesionales.

“Luego de la maduración de la idea, llevó 2 años llevar a cabo el proyecto automatizando el trabajo para que los alumnos de la cátedra le dieran continuidad en 2107, 2018 y 2019, hasta concretar con éxito el objetivo”, dijo Fructuoso.

“Es un equipo de ensayo el que han puesto en valor; su sistema de freno fue el foco del trabajo, cuyo arreglo fuera de esta posibilidad hubiera insumido un alto costo para la institución”, explicó Marrón. “Para nosotros es una satisfacción que se haya conformado un grupo de trabajo tan poderoso y esperamos hacer más cosas juntos”

 

 

 Ver fotos en galeria  

 

 

Referencias

Localización geográfica:
Personas mencionadas: Guillermo Roberto MARRON, Jorge Ernesto CARRILLO, Leonardo VENTURELLI, Otto Erik NEIMAN Alfonso FRUCTUOSO, Fidel CARRIL