26 de Junio de 2020
Noticia

Mejoras en la pequeña ganadería de la zona de alta montaña de Trancas

Los integrantes del Grupo de Abastecimiento Local Ganado Menor de Valles Intermontanos eficientizaron la producción de carne, leche y quesos.

Compartir
+A -A
Autores
Gabriela CANTARELLA
, ,

En el marco de los proyectos de Grupos de Abastecimiento Local (GAL) del Pro Huerta, el INTA trabaja junto a pequeños productores que conforman el “Grupo Ganado Menor de Valles Intermontanos” desde el año 2017 en Trancas. Éstos cuentan con el asesoramiento de la Ing. Zoot. Gabriela Cantarella como promotora facilitadora grupal y de los Ings. Agrs. Luis Bravo y Facundo Álamo de la AER Trancas como técnicos participantes.

Los productores pertenecen a la Comunidad Indígena de Potrero Rodeo Grande, en el Departamento Trancas, una zona de alta montaña donde cumplen tareas agrícolas y ganaderas a pequeña escala. Allí y en otras 4 bases (Las Cañas, Las Cuevas, Los Alisos y Rio Chico) permanecen desde mayo hasta diciembre; y, durante el verano y parte del otoño, realizan la trashumancia hacia los puestos de Lara, ubicados entre las serranías de las Cumbres Calchaquíes a 3800 msnm.

En ese marco, los integrantes del grupo desarrollan la ganadería ovina, caprina y bovina, que representa un importante ingreso para la economía familiar. Con esta actividad obtienen carne y leche para la elaboración de quesos que destinan al autoconsumo; y, sus excedentes, a la venta. Además, realizan artesanías con la lana y el cuero. Así, abarcan toda la cadena productiva desde la cría de animales hasta la elaboración y comercialización de los productos finales.

Partiendo de la experiencia desarrollada con el Programa Cambio Rural II desde el año 2015, en agosto del 2017 dieron inicio a las actividades dentro del Proyecto Impulso GAL. Comenzaron con un diagnostico participativo con los integrantes de la comunidad, a partir del cual definieron un plan de trabajo con los siguientes objetivos: fortalecer la producción primaria a través del manejo, alimentación, sanidad y selección de reproductores; incrementar la producción y mejorar la calidad de los procesos de elaboración de quesos frescos; y lograr un fortalecimiento organizacional a través de la ejecución de proyectos comunitarios.

Con el GAL se trabajó fuertemente para fortalecer la cadena agroalimentaria de quesos mediante la adquisición de diversos elementos e insumos para ser incorporados en cada etapa: ordeñe, traslado de la leche, elaboración y almacenamiento de los quesos. “De esta manera, se conformó un kit para la implementación de buenas prácticas en cada proceso, que permite asegurar la calidad higiénica sanitaria del producto final”, explica la Ing. Cantarella.

Como complemento, los productores fueron formados mediante una serie de capacitaciones y talleres para incorporar conocimientos y técnicas sobre las buenas practicas durante el ordeñe, la manipulación de alimentos y el proceso de manufactura.

Paralelamente, como contribución para alcanzar los objetivos previstos en el GAL, se presentaron varios proyectos para la Comuna de Potrero Rodeo Grande. Uno es el de “Construcción de cisternas rurales para Lara”, que aún se encuentra en ejecución y contempla la construcción de 2 cisternas placas en este Paraje a 3600msnm. Una de ellas beneficiará directamente a la Escuela N° 379, la Capilla y el CAPS de la zona; la otra, que se construirá en la sede de reuniones de la comunidad, lo hará con otras familias cercanas al lugar. “Con su puesta en funcionamiento, comuneros, personal del CAPS, alumnos y miembros del sector educativo de Lara podrán contar, finalmente, con agua segura para el consumo”, asegura el Ing. Bravo.

Otro proyecto es el de boyeros con paneles solares en el marco del PERMER, donde el INTA tuvo la tarea de coordinar la entrega y uso de los mismos en el territorio. Esta herramienta les permite asegurar la contención de los animales y hacer uso de una energía renovable y de muy bajo costo.

También, se encuentra en ejecución el proyecto “Agregado de valor en origen de la lana en Potrero Rodeo Grande”, financiado por la Ley Ovina y presentado en el marco de trabajo de la Cadena de Valor de la Lana. Éste contempla la adquisición de una maquina lavadora de lana, que será instalada en el Taller de Hilanderas de Potrero, beneficiando directamente a 51 familias; de las cuales 31 son productores de la comunidad que esquilan sus animales de manera comunitaria, clasifican la lana y, posteriormente, la acopian en un galpón de la Comunidad. Las otras 20 familias se ocupan del teñido, hilado y confección de artesanías. Además, se prevé brindar el servicio de lavado a 150 productores más de la región.

Con el funcionamiento de esta lavadora se dará solución a una de las principales problemáticas de este eslabón, ya que permitirá que todo el producto sea lavado en un menor tiempo y esfuerzo, con mayor eficiencia y sin contaminar las aguas de los ríos. Esto generará un impacto positivo desde lo socio-productivo, económico y ambiental, revalorizando los saberes ancestrales y prácticas culturales de estas familias”, señala el Ing. Álamo. 

En materia de comercialización, el turismo interno es el destino de los quesos y productos artesanales, que son vendidos durante los meses de verano en los Valles Calchaquíes: Tafi del Valle, Amaicha y Colalao del Valle. En el caso de las artesanías en lana y cuero, además, son comercializadas en distintas ferias locales y espacios de muestras artesanales de Tucumán a lo largo del año.

De esta forma, a partir del acompañamiento técnico, la articulación interinstitucional y el financiamiento de proyectos, logramos importantes avances en relación a los objetivos planteados. Éstos van desde las mejoras en el manejo de los rodeos con la implementación de las prácticas sugeridas y consensuadas con los productores, el uso de elementos adecuados para las prácticas de elaboración de quesos y el fortalecimiento de la cadena de valor de la lana. Así, fomentamos la construcción social participativa, permitiendo afianzar capacidades y acuerdos locales en la Comunidad”, asegura Cantarella.

Y, agrega, que la meta a futuro es profundizar y ampliar el alcance del proyecto a otros miembros de la comunidad de Potrero Rodeo Grande. Mientras, a largo plazo, se prevé alcanzar el estatus sanitario del rodeo para garantizar la inocuidad sin pasteurización de los productos alimentarios elaborados por la comunidad.

Para lograr los avances en este GAL, articularon diversas instituciones y organismos locales a través del “Plan de Desarrollo Territorial de Trancas”. También, contribuyó la participación del grupo en las “Mesas Provinciales y Regionales de Agregado de Valor de Lana y Cuero”, donde trabajan el INTA, la SAFCI, las Facultades de Agronomía y Zootecnia y Arquitectura de la UNT, el Espacio Artesanal del Ente Cultural de Tucumán, el SENASA, el Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán, el Municipio de Trancas, la Ley Ovina y Caprina de la Provincia, el INTI, el Ministerio de Desarrollo Social Nacional y Provincial y organizaciones de productores, entre otros. Un aporte importante fue el brindado por el personal de las Direcciones de Alimentos y Ganadería de Tucumán y la Subsecretaria de Agricultura Familiar.

Para más información:
Ing. Zoot. Gabriela Cantarella – cantarellagabrielae@hotmail.com
Ing. Agr. Luis Bravo – bravo.luis@inta.gob.ar
Ing. Agr. Facundo Álamo – alamo.facundo@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Tucumán
    • Trancas
Personas mencionadas: