17 de Diciembre de 2013
Noticia

Memoria activa

Se inauguró hoy en el INTA CASTELAR un monumento en homenaje a los trabajadores desaparecidos.

"A los Compañeros trabajadores detenidos - desaparecidos del INTA Castelar, por la última dictadura cívico - militar (1976-1983)"
Compartir
+A -A

Durante la última dictadura cívico militar (1976-1983) y en los dos años previos, más de 800 trabajadores del INTA fueron cesanteados. Muchos de ellos fueron además perseguidos, detenidos, torturados o asesinados. Al menos cinco investigadores/as y asistentes del INTA CASTELAR fueron desaparecidos, una de ellas embarazada. La Comisión de Reparación Histórica realizó hoy 16 de diciembre un acto en conmemoración de esos compañeros. Se inauguró  un monumento realizado por el arquitecto  Osvaldo Espina y estuvieron presentes las máximas autoridades del INTA,  los representantes gremiales y los familiares de las víctimas.

El sociólogo Guido Prividera habló en el acto. Lo hizo en nombre de la Comisión de Reparación Histórica y en su doble condición de trabajador del Instituto y víctima del terrorismo de Estado. Su madre, Marta Sierra, era investigadora del INTA CASTELAR y fue detenida desaparecida el 30 de Marzo del 76, cuando él tenía 2 meses de vida. Hoy Prividera integra el equipo de investigación del IPAF Región Pampeana y es uno de los fundadores de la Comisión de Reparación Histórica del INTA. “ A 30 años de recuperación de la democracia, entendemos que la dictadura y la oligarquía terrateniente que la condujo, tenía muy claro el peso político y tecnológico del INTA”, advirtió.  “El golpe de Estado fue el miércoles 24 de Marzo de 1976, al lunes siguiente,  todas las puertas de INTA Castelar fueron penetradas por tanques y militares que venían armados como para una guerra.  Hubo decenas de detenidos, algunos de los cuales permanecieron meses en esa condición, otros tantos perdieron el trabajo.  Y por suerte, muchos de esos compañeros están aquí presentes.  Algunos otros,  fueron secuestrados y no los volvimos a ver nunca más.  Esto pasó en Castelar, pero una historia similar se repitió en varias unidades de INTA de  todo el país".

La muerte, la desaparición, y el silencio, lo tapó todo.  Por eso una de las tareas fundamentales que se está dando la Comisión de Reparación Histórica es saber cuánta gente del INTA fue desaparecida.  Porque hoy, 37 años después, no sabemos a ciencia cierta cuántos fueron los desaparecidos de nuestra Institución”. Prividera explicó que en el INTA todos los trabajadores, administrativos o técnicos con compromiso gremial fueron perseguidos. Al menos 794 personas fueron cesanteadas en esos años. En algunos casos se aplicó la ley de seguridad federal de la dictadura y en otros la ley de prescindibilidad del gobierno de Isabel Perón.

La construcción de la memoria no sigue una cronología lineal. Pero el reconocimiento siempre es reparador. En 1976 el INTA contaba con unos 5.000 trabajadores. Casi la quinta parte del organismo fue cesanteado, detenido, trasladado, obligado a renunciar o desaparecido. Pasaron treinta y siete años desde entonces. “Este largo camino de reconstrucción institucional comenzó con Carlos Cheppi en la presidencia de INTA.  Luego continuaron toda una serie de acciones encabezadas por Carlos Casamiquela y  Eliseo Monti, nuestro Director Nacional. Y hoy, con Francisco Anglesio como Presidente, este camino continua.  Pero no hay que olvidarse que tuvieron que pasar décadas para que esto ocurra, porque la lucha hasta ese momento fue solo la de algunos compañeros cesanteados y algún gremio como ATE. Hoy familiares y trabajadores  no podemos más que estar felices del acompañamiento de la Institución, y que este se exprese no solo con la presencia en los actos, sino con una serie de acciones institucionales como esta”, advirtió Guido Prividera, investigador del INTA por opción, por herencia, por memoria y por justicia.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Castelar