09 de Junio de 2017
Noticia

Nueva Guía de libre acceso para el sector lechero

Esta Guía fue elaborada por 25 profesionales vinculados a la producción de leche en Argentina y consensuada por diferentes representantes del sector lechero con el fin de acercar las Buenas Prácticas de tambos a los asesores y productores de leche de nuestro país

Compartir
+A -A

El INTA, la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba y la Asociación Pro-Calidad de Leche (APROCAL) trabajaron conjuntamente desde el año 2010, para lograr esta herramienta para el sector lechero, validada en sistemas reales de producción. 

Livia Negri, una de las autoras de la Guía, es investigadora del Instituto de Tecnología de Alimentos del Centro de Investigación en Agroindustria y trabaja en el área de Análisis Físicos y Sensoriales.  “Actualmente coordino un proyecto de INTA que involucra tecnologías de procesamiento de alimentos, bioenergía y bioinsumos y, paralelamente, llevo adelante líneas de investigación en alimentos y particularmente en leche y productos lácteos”, comentó la investigadora sobre las líneas de trabaja que lleva adelante. 

Consultada ante la importancia de la Nueva Guía de Buenas Prácticas en el tambo, respondió que “En primer lugar, las Buenas Prácticas (BP) son relevantes e importantes para el sector productor de leche, ya que constituyen un conjunto de directrices, tendientes a garantizar que la leche y los productos lácteos producidos sean  saludables y adecuados al uso para el que están previstos y también que el establecimiento productor de leche es viable de cara al futuro, desde las perspectivas económica, social y ambiental, según FAO en 2012” 

En el mismo sentido, Verónica Aimar, miembro de APROCAL y autora también del trabajo, destacó que “bajo la lupa de la interacción esta guía es inédita y la primera de su tipo por haber sido desarrollada por profesionales y técnicos pertenecientes a distintas instituciones públicas y privadas del sector lechero de nuestro país, donde el trabajo interdisciplinario e interinstitucional es el Valor Agregado que posee esta guía de libre acceso de Buenas prácticas para el tambo”.  Por ello, como  producto de la discusión y la validación a terreno, "se convierte en una guía representativa del sector, a la que todos reconocen como válida porque cada actor ha sido parte de su desarrollo y por supuesto de su contenido final” concluyó Aimar. 

Los establecimientos lecheros con las BP implementadas se aseguran y pueden dar garantías de producir leche de animales sanos y de manera responsable, segura y sostenible, desde el enfoque del bienestar animal, social, económico y ambiental. Asimismo, implica la gestión de los riesgos a corto y largo plazo y una actitud proactiva frente a la aparición de problemas. 

 

“Esta Guía detalla las recomendaciones de BP para tambos para maximizar la producción y la calidad de leche en sistemas sustentables mediante un material claro y de fácil interpretación, dirigida a profesionales asesores y productores”, afirmó Negri.  La elaboración de la misma fue una iniciativa de INTA, el CIL, empresas y Universidades en el marco de APROCAL. Es la primera iniciativa de consenso local entre los diferentes actores del sistema productor lechero de las BPT mínimas para establecimientos lecheros en Argentina. 

Livia Negri

Sobre cómo nació la idea de realizar esta herramienta, Livia Negri explica que “surgió mientras coordinaba la Comisión Técnica de Calidad de Leche (APROCAL), donde relevamos el interés de diferentes eslabones del sector lechero acerca de la necesidad de aunar esfuerzos en pos de estrategias para asegurar y garantizar la calidad de la leche producida en nuestro país, trabajando de una manera proactiva”.

El trabajo condujo a las Buenas Prácticas y a trabajar en un material de fácil interpretación para los adoptantes. 

Se aspira a que la Guía se constituya en el material de referencia de base en Argentina para implementar BP en producción de leche a través de la formación de implementadores del procedimeinto.  “Esperamos que esta herramienta se use mucho y se supere. La misma releva 120 puntos en los establecimientos, lo cual está bien para comenzar a trabajar en BP”, destacó Negri.  Señaló también que "fue elaborada y pensada para que sea útil a nivel de establecimientos lecheros, y para que el productor realice un diagnóstico del estado de su establecimiento, detecte pasos del proceso a mejorar y priorice acciones de mejora.  

“Pretendemos que el cumplimiento de las BP sea una meta voluntaria a alcanzar”, manifestó Aimar. A nivel se asesores y productores, la herramienta se diseñó para que les permita evaluar diferentes sistemas de manejo, facilite la toma de decisiones (por ej. en cuanto a qué inversiones son prioritarias, cuáles cambios de procedimientos, cubrir necesidades de capacitación), etc y que les permita conocer cuan eficiente es el proceso. 

En cuanto a la capacitación, Livia Negri se refirió a que “es clave en el proceso de implementación; durante la etapa de validación en sitios piloto del país una de las debilidades identificadas fue la necesidad de formación en gestión de calidad y en particular en buenas prácticas. En base a ello se diseñó y ya se comenzó a trabajar en un plan de formación de técnicos en BPT”.

La formación abarca aspectos generales sobre gestión de calidad, buenas prácticas y acerca de la metodología de relevamiento y del trabajo a campo con la Guía. Así como el uso de una app para el procesamiento de datos y de cómo priorizar las acciones de mejora para las no conformidades encontradas. 

El trabajo contó con el financiamiento del proyecto de INTA “Herramientas y sistemas para la gestión de la calidad integral” perteneciente al Programa Nacional de Agroindustria y Agregado de Valor. La etapa de validación también contó con el aporte del proyecto de INTA "Inocuidad, calidad, herramientas de innovación y bienestar animal en leches” perteneciente al Programa Nacional de Producción Animal y de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Centro FCA-UNC con subsidios SeCyT  Secretaría de Ciencia y Técnica, al proyecto “Sistemas de gestión de calidad en tambos bovinos y caprinos: herramientas para la seguridad alimentaria y la sustentabilidad productiva”, responsable Verónica Aimar (UNC-APROCAL).

“La experiencia fue sumamente enriquecedora y para los productores será una herramienta muy importante para la mejora de sus procesos”, afirmó Verónica Aimar.

Es una herramienta de gestión muy sencilla pero muy importante para la mejora del proceso de producción de leche. Si bien contiene los requisitos mínimos y consensuados de Buenas prácticas, la misma permite relevar los aspectos del proceso productivos que dan una visión de todo el sistema, detectando las causas de falla en el mismo e incluso ayudando a priorizar acciones de mejora.

“Además, al ser de libre acceso en la web del INTA, la FCA-UNc y de APROCAL se espera una importante cantidad de visitas por parte de profesionales y de productores ligados a la actividad, por lo que la posibilidad de implementarla se verá incrementada”, coincidieron las autoras.


Guía de Buenas Prácticas para Tambo

Autores: Negri, Livia María (ITA-INTA, APROCAL); Aimar, María Verónica (FCA-UNC, APROCAL); Callieri, Carlos (DeLaval, APROCAL); Herrero, María Alejandra (FCV-UBA); Charlón, Verónica (EEA-Rafaela INTA); Martínez Luque, Luciana (FCA-UNC); Larrauri, Mariana (FCA-UNC); Leiva, Antonio (SanCor); Tentor, Gonzalo (consultor privado); Raciti, Julio (Manfrey); Rampone, Alberto (U.N. Villa María); Chavez, Javier (Lactodiagnóstico Sur); Gaggiotti, Mónica (EEARafaela INTA); Boffa, Susana (OT hernandarias, INTA); Mancuso, Walter (EEA-Paraná, INTA); Pautasso, Néstor (EEA-Paraná, INTA); Costamagna, Dianela (EEA-Rafaela INTA); Walter,Emilio (EEA-Rafaela INTA); Moltoni, Luciana (IIR, INTA); Serrano, Pedro (EEA-Pergamino, INTA); Abdala, Alejandro (EEA-Rafaela INTA); Gonzalez Pereyra, Ana Valeria (FCV-UBA); Sardi, Graciela (FCV-UBA); Gigli, Isabel (UNLPam); Rodríguez, Julián (La Lácteo SA); GarcíaKarina (E EA-Rafaela INTA); Brunas, Lucas (García Hnos.); Bontá, Marcos (FCV-UBA).