07 de Julio de 2015
Noticia

Oficialización en Salta de la REDGEN

Los recursos genéticos naturales son imprescindibles para la subsistencia futura de un país. Es asegurarse las materias primas, la fabricación de medicinas y la alimentación sana. Por estas y varias razones más, la Red de Recursos Genéticos de INTA existe y ahora decide reinventarse. Para así emprender nuevos retos, aglutinar nuevos especímenes y liderar a escala nacional la preservación de las fuentes primigenias y vernáculas; que pueden mejorar la calidad existencial de nuestros habitantes.

La REDGEN tiene entre su base de datos genéticos al Banco de Germoplasma de la EEA Salta.
Compartir
+A -A

Con la asistencia del Director de la EEA Salta, Ing. Agr. Marcelo Rodríguez Faraldo, el Director de la EEA Yuto, Ing. Agr. Aldo Arroyo, más coordinadores y técnicos; el 4 de de junio pasado tuvo lugar en el Salón de Actos de INTA Cerrillos, la presentación formal de la REDGEN (Red de Recursos Genéticos de INTA).

Los expositores, oriundos de diferentes latitudes y centros de investigación de la institución, fueron, la Ing. Agr. María Rosa Lanari (EEA Bariloche), Coordinadora Nacional de la Red de Recursos Genéticos de INTA; la Ing. Agr. Beatriz Rosso (EEA Pergamino), Coordinadora del Plan de Gestión de Recursos Fitogenéticos; el M.V. Daniel Bedotti (EEA Anguíl), Coordinador del Plan de Gestión de Recursos Zoogenéticos; y el Ing. Agr. Alejandro Perticari (INTA Castelar), Coordinador del Plan de Gestión de Recursos Microbiológicos.

La Ing. Lanari realizó una explicación detallada del funcionamiento y los alcances de la renovada REDGEN, así como un esbozo histórico de la misma.

Los primeros pasos de recursos genéticos en el INTA prácticamente vienen desde su fundación, con el Banco de Germoplasma de Anguíl y el de Pergamino. La creación de la Red de Recursos Genéticos tiene más de 30 años; comenzando en 1984.

Lanari hizo énfasis en la importancia de la pérdida de un recurso genético y que significa ello hoy en día; algo que todavía no está siendo analizado ni tampoco se genera conciencia al respecto.

La REDGEN procura como objetivo principal constituir un sistema nacional de recursos genéticos; que tenga como base a esta institución.

Entre los objetivos generales, se apunta a lograr la conservación insitu y exsitu de nuestros recursos genéticos, la correspondiente documentación de los mismos, mejorar la capacidad de los recursos humanos destinados a ellos, y por supuesto difundir la temática científicamente.

La REDEN interactúa con todas las estaciones experimentales, los diversos programas investigativos y otras redes que existen internamente. Y de manera externa, con distintos organismos nacionales e internacionales.

En otro orden, la Ing. Beatriz Rosso, se refirió a las modalidades de conservación dentro del área que encabeza, Fitogenética. Existen dos formas: in situ, que se aplica a los parques nacionales y áreas protegidas. Y ex situ, que corresponde a las fincas de los productores y sus propias colecciones y los bancos de germoplasma.

El Plan de Gestión de Recursos Fitogenéticos, se propone incrementar la variabilidad genética de semillas mediante colectas, intercambios, donación, compras.

Sus objetivos particulares son, disponer en cantidad y calidad suficientes, conocer las características del germoplasma almacenado y ponerlo en condiciones de uso, multiplicarlo y regenerarlo. Baja humedad térmica y baja temperatura son las condiciones apropiadas para su conservación.

Todo ello tiene como finalidad conservar los recursos genéticos vegetales para el bienestar del futuro alimentario del país, valorar las producciones para su uso, identificar especies y poblaciones con potencial para la alimentación, y fundamentalmente documentar las colecciones existentes publicando catálogos.

Por el lado de los Recursos Zoogenéticos, el M. V. Daniel Bedotti mencionó la relevancia de valorar los recursos genéticos de animales; promoviendo y empleando los sistemas de reproducción y mejoramiento genético.

Asimismo, mencionó que INTA posee en conservación material genético de espermatozoides y óvulos en bancos especializados: ovinos, bovinos, gallinas, cabras criollas, etc. Se emplea incluso la crio-conservación; como método se preservación.

Por su lado, el Ing. Agr. Alejandro Perticari, disertó acerca del funcionamiento del Plan de Gestión de Recursos Microgenéticos de INTA.

La Argentina tiene una riqueza microbiológica preponderante, dada la diversidad presente en las diferentes comarcas. En el suelo la mayor diversidad está en lo microbiológico.

La Red de Recursos Microgenéticos, se propone conservar los organismos que están presentes en las colecciones de INTA, como ser microorganismos unicelulares, adn, etc. La idea de conservarlos está relacionado con establecer protocolos de trabajo en las colecciones identificadas, es decir, que tratamiento recibirán. Todo ello orientado a preservar microorganismos que estén enfocados a la agricultura y la alimentación.

En el proceso de conservación, se procura que se mantengan viables, con su característica original (encontrar sistemas de conservación largo plazo, ej.: criogenización). Cuanto menos repique se haga, menos variabilidad se pierde. En términos claros, mantenerlos tal cual son originalmente. Los microorganismos no son patentables. Pero sí, los productos que proceden de ellos.

Y en cuanto a la actividad de recursos genéticos en esta provincia, a curadora del Banco de Germoplasma de la EEA Salta, Lic. Mariana Ferreyra, compartió el funcionamiento de su área y los alcances de la misma.

Ferreyra destacó la necesidad, de interactuar con otras disciplinas científicas, para realizar una óptima conservación.

El Banco Activo de Germoplasma de la EEA Salta integra la Red Nacional de Fitogenética del INTA. Establece articulaciones con los PRETs de Valles Áridos, Valles de Altura, Puna, Yungas, Chaco Norte, Chaco Sur, el Programa Nacional de Legumbres y el Programa Nacional de Cultivos Industriales.

En la EEA Salta se conservan semillas de tabaco, aromáticas nativas, tomate árbol, quinoa y poroto. La colección más valorada es la de poroto que está constituida por poblaciones primitivas de poroto cultivado y poblaciones silvestres.

Estas colecciones se han materializado en diferentes provincias del NOA. Las semillas se conservan a mediano plazo en cámaras modulares que funcionan a temperaturas entre 0°- 5° C. Previo a su conservación, las semillas son secadas hasta un contenido de humedad entre 5° y 7°.

Es destacable mencionar que para la conservación de varietales de quinua, maíz, poroto, papa; que son variedades nativas, participa Salta, junto a Pergamino y Balcarce.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Salta