22 de Noviembre de 2019
Noticia

Para la huerta no hay edad

Esta es la historia de Domingo Barreto, un abuelo entrerriano que, junto a sus compañeros del Hogar de ancianos Isidoro Redruello, comparten el trabajo en la huerta, actividad que además de aportar alimentos sanos y frescos para su dieta diaria, los mantiene activos y dinámicos.

Compartir
+A -A

Domingo Barreto es un abuelo oriundo de Mojones Norte, una localidad rural de la ciudad de Villaguay. Durante toda su vida se dedicó al trabajo en la construcción, y a su vez, por una cuestión cultural y de tradición familiar, tenía una huerta que cuidaba junto a sus hermanos.

Hace poco más de un año, vive en el Hogar de Ancianos Isidoro Redruello de dicha ciudad, donde le pareció fundamental continuar con la actividad hortícola para mantenerse activo. “Hablé con el director y le pregunté si podía hacer un tabloncito para sembrar unas plantas, me dijo que sí, así que hice uno primero y empecé con almácigos de remolacha, lechuga y acelga, pero ahora me estaba quedando chico”, nos cuenta con alegría Domingo, que desde entonces trabaja en ella y está a cargo de la misma.

La huerta del hogar cuenta con diferentes especies hortícolas, además de frutillas y una variedad de aromáticas. Además, un pequeño monte frutal de plantas de naranja, mandarina, ciruela, durazno e higo, entregadas por el programa ProHuerta, que les aporta las frutas que forman parte de la dieta diaria del hogar. “A los frutales los utilizamos mucho, el otro día comimos compota que se elaboró desde nuestra producción… estaba muy rica”, nos cuenta como ejemplo de cómo consumen los alimentos que ellos mismos producen en la huerta.

En cuanto al cuidado diario de la huerta nos describe cómo son sus días, “luego del desayuno y también a la tardecita, cuando no calienta tanto el sol, vengo a la huerta, carpo, riego, cuido las plantas… después me siento y pongo la manguera en los árboles para regarlos, me gusta hacer estas cosas, y me encanta cuando vienen a visitarme desde el INTA, siempre me asesoran y nos traen insumos para la huerta” aporta Domingo al finalizar la visita.

Desde el Programa Prohuerta del MSyDS y el INTA acompañamos y apoyamos los procesos que se llevan adelante en estos espacios, en tanto posibilitan a las personas producir y consumir alimentos sanos, y generar una actividad, más bien un trabajo, que las mantiene activas, las reconforta y las dignifica.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Villaguay