24 de Mayo de 2018
Noticia

Pasturas base alfalfa en 25 de Mayo

Estamos fuera del período óptimo de siembra de pasturas. Sin embargo, atribuido a la falta de precipitaciones entre fines de verano e inicio de otoño, y el exceso de las mismas en pleno otoño, algunos productores intentan sembrar en estos días.

Productores y estudiantes recorriendo lote de alfalfa en Escuela Salesiana de Del Valle -25 de Mayo
Compartir
+A -A

Las ventajas de implantar una pastura base alfalfa en vez de una alfalfa pura, son i) Mayor estabilidad de producción de forraje en el tiempo y en el espacio. En el tiempo, porque las mezclas producen más pasto en los meses de invierno, y en el espacio, porque en sectores encharcables la alfalfa desaparece quedando las gramíneas. ii) Reducción del riesgo de empaste y iii) Aporte de nitrógeno a las gramíneas vía fijación biológica de la alfalfa. Como desventaja, las mezclas poseen menor digestibilidad que la alfalfa pura y son más complejas de manejar al momento de pastorear, usar herbicidas, entre otros.

Dentro del costo de implantación, aproximadamente el 45 % corresponde a la semilla. Por ello, al momento de comprarla se sugiere considerar el potencial de rendimiento de la variedad, el grado de reposo, la resistencia a enfermedades, la persistencia y el potencial de calidad de forraje.

La corrección de la acidez edáfica mediante el encalado y la fertilización, son estratégicas para alcanzar altas producciones de forraje y prolongar la persistencia de la pastura. La alfalfa requiere altos niveles de fósforo en el suelo, siendo su umbral de 25 mg/kg de fósforo extractable. Este nutriente mejora la implantación del cultivo, incrementa la producción y contribuye a la tolerancia de estreses. La alfalfa también responde al agregado de azufre. Un aporte balanceado de ambos nutrientes permite que se potencien mutuamente, y se incremente aún más la producción forrajera.

En cuanto al manejo del pastoreo, hay que considerar que a medida que aumenta la producción, se reduce la calidad y viceversa. El pastoreo se debería efectuar en el momento de equilibrio entre ambos factores, siendo en otoño-invierno cuando los rebrotes basales tiene 4 cm, mientras que en primavera-verano a inicios de la floración. La intensidad de pastoreo puede ser alta si es una alfalfa pura, pero media si hay presencia de festuca.

Fuente: Capacitación organizada el 17-05-2018 por el grupo El Cencerro de Cambio Rural  donde disertó el Ing. Agr. Juan Mattera (INTA Pergamino).

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Veinticinco de Mayo
Personas mencionadas: