19 de Julio de 2016
Noticia

Presentación del INTA en AgroNEA

Engorde de vacunos en pastoreo de alfalfa con suplementación energética fue una de las temáticas presentadas del INTA Sáenz Peña en la AgroNEA, exposición anual realizada entre los días 24 al 26 de junio 2016 en Charata.

Suplementación
Compartir
+A -A

La alfalfa es una leguminosa, la misma familia que los algarrobos y la soja que, en comparación con las pasturas megatérmicas comúnmente utilizadas en nuestra región (Grama Rhodes, Gatton Panic y Brachiarias por poner algunos ejemplos), ofrece mayor volumen de forraje (10-12 tnMS/ha), con mejor calidad (Dig >60%; PB>18%) y mejor distribución a lo largo del año ya que ofrece algo de forraje de alta calidad durante el invierno.

En la provincia de Chaco se cultivan más de 11 mil hectáreas, las cuales se hallan principalmente en el domo agrícola-algodonero hasta las zonas de 800 mm anuales. La mayoría de estas alfalfa son utilizadas bajo corte mecánico, para henificación o en algunos casos para suministro en fresco, pero es muy poco utilizada en pastoreo directo a pesar de representar una opción más económica, con menor requerimiento de insumos e inversión en maquinaria.

En AGRONEA con el objetivo de mostrar el pastoreo de alfalfa como una alternativa de aprovechamiento viable, el INTA, representados por las Unidades Experimentales de Sáenz Peña y Las Breñas, montaron un plot demostrativo para tal fin. En el mismo se diagramaron parcelas con cercos eléctrico, sobre una alfalfa cultivar Supersequel implantada en otoño por la empresa Peman Semillas, donde se realizaron dinámicas de pastoreos con vaquillas Brangus coloradas pertenecientes a la Cabaña La Lucia de Eduardo Carrara.

Durante las sucesivas jornadas de la muestra el Ing. José Chiossone en dos turnos diarios, y también a forma particular a los productores que se acercaron al stand, comentó las potencialidades y precauciones a tener en este sistema, de las cuales las más relevantes se mencionan a continuación.

suplementación energética INTA Sáenz PeñaEn primer lugar, se destacó que nutricionalmente la alfalfa en pastoreo aporta gran cantidad de proteína, que no es acompañada de suficiente energía. Así, cuando se la ofrece como único alimento las ganancias esperables están en un rango de 350 a 750 gramos por animal por días según la época del año, manejo y crecimiento de la pastura. Si para balancear las dieta se le adiciona una suplementación energética a razón de 0,7 a 1,0 % del PV, se podrán alcanzar ganancias cercanas a 1 kg/cab.d, y paralelamente incrementar la carga animal en los potreros (+50%) lo que lleva a aumentar sustancialmente la producción por unidad de superficie (+100%).

Respecto al manejo de esta pasturas, se explicó, que está ampliamente estudiado que no tolera el pastoreo continuo y necesita después de cada aprovechamiento un período de descanso adecuado a la época, para rebrotar y reponer reservas. Por lo tanto, es indispensable utilizar un sistema de pastoreo rotativo el cual es muy sencillo de implementar a través de un callejón en el medio del lote que lleve a la zona de aguadas y comederos, y a partir de este callejón se delimitan las franjas de pastoreo con hilo electroplástico y varillas móviles, teniendo la precaución que los animales no permanezcan más de 3 o 4 días en cada franja, para evitar el consumo del rebrote.

Por el lado, respecto de las precauciones, se destacó que el principal inconveniente del pastoreo de alfalfa es la ocurrencia de muertes por empaste. Esta pastura cuando esta tierna antes de floración, principalmente en periodos donde las condiciones ambientales son favorables para un rápido crecimiento, posee alta digestibilidad y gran contenido de proteína. Cuando los animales la consumen rápidamente en este estado, se produce, por un lado, una gran cantidad de gases merced a la rápida fermentación, y por otro, con la proteína y otros compuestos, se genera una espuma estable que impide la eliminación de esos gases a través del eructo. Esto lleva a un hinchamiento de la cavidad ruminal que termina provocando la muerte por asfixia del animal en pocos minutos, proceso que es conocido comúnmente como “empaste”. Esta es, probablemente, la principal causa de que se utilice poco el pastoreo en Chaco.

Empaste INTA Sáenz Peña

Para disminuir el riesgo de empaste se pueden tomar múltiples medidas, las que principalmente apuntan a evitar que el animal entre con demasiado hambre en alfalfas tiernas.

Una opción, que ha dado excelentes resultados en el INTA Sáenz Peña y en otros centros experimentales, es el suministro a diario de Monensina en forma de polvo con el suplemento. Este antibiótico, muy utilizado en engordes a corral, modifica la fermentación ruminal, reduciendo la incidencia de casos de empaste y mejora la ganancia individual de los animales. El costo es muy accesible, pero su dosificación es de cuidado, por eso se sugiere ante la intensión de probar este sistema ponerse en contacto con los técnicos para una correcta implementación.

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Chaco
    • Presidencia Roque Sáenz Peña
Personas mencionadas: José Luciano CHIOSSONE