11 de Octubre de 2017
Noticia

Prevención, monitoreo y control: aspectos clave para solucionar las enfermedades que afectan a las plantas ornamentales

Varios productores de Escobar se vieron afectados por la presencia del virus TSWV (Tomato spotted wilt virus) en plantas ornamentales. El diagnostico conjunto entre la Agencia Campana y el Instituto de Floricultura del INTA, permitió identificar las causas y trabajar en el mejoramiento de la producción.

Compartir
+A -A

Los productores de ornamentales de la zona de Loma Verde, partido de Escobar, se vieron afectados por la presencia de un virus en plantines de alegría del hogar. Junto con la asistencia técnica del INTA trabajaron en un diagnostico que les permitió identificar la causa y mejorar la producción a partir de un cambio en el manejo de los cultivos.

En la zona de Loma Verde, partido de Escobar, se encuentra un conjunto de 80 pequeños productores arrendatarios que pertenecen a la colectividad boliviana y se dedican al cultivo de plantas ornamentales.  La mayoría de ellos producen plantines florales de estación, herbáceas anuales, perennes y arbustos. En esta zona existen tres estratos socio-productivos: pequeños productores no capitalizados (40 emprendedores), capitalizados (20 emprendedores) y capitalizados con venta al público (20 emprendedores que venden sus producciones sobre el corredor comercial de la Ruta 9).  Solo unos pocos tienen varias parcelas de cultivos y son propietarios de algunas de ellas y contratan mano de obra.  

Alfonso Ottaviano, técnico de la Agencia Campana, comentó que los productores identificaron una dificultad en el cultivo de los plantines de alegría del hogar, y conjuntamente con la Agencia Campana se comenzó a trabajar para identificar la enfermedad que estaba afectando en las producciones.   En primer lugar se controló el PH y la conductividad eléctrica del sustrato, PH 6,0 y CE 0,56 ds/m normales. Esta información sirvió para descartar problemas de sustrato que generalmente es uno de los principales causales de síntomas de anormalidades y problemas de manejo.   Se observaron muestras de plantas de varios productores y todas presentaban hojas deformadas, amarillas y manchas en forma de círculos concéntricos. Luego de la observación de la sintomatología, se consideró pertinente realizar análisis de virus.

En sentido, se avanzó con el diagnóstico y se tomaron muestras de hojas con los síntomas descriptos a las que se aplicó la  técnica de serología para el virus INSV (Impatiens necrotic spot virus) que dio resultado negativo. Posteriormente se repitió el análisis para TSWV (Tomato spotted wilt virus). Este último análisis dio positivo y demostró la presencia del virus en las plantas afectadas.

El TSWV es un virus perteneciente al género Tospovirus. Puede infectar a un número muy extenso de plantas de distintas especies. En Argentina ha sido identificado sobre afelandra, aster, calibrachoa, crisantemo y también en hortalizas como pimiento, ají y alcaucil. En el exterior, entre las plantas ornamentales se la encontró sobre anemona, aster, begonia, calceolaria, caléndula, crisantemo, cineraria, dalia, gerbera, gipsofila, Lilium, petunia, verbena, vinca y zinnia, entre otras.

Este virus se trasmite desde las plantas enfermas a las sanas a través de picaduras de unos insectos pequeños denominados Trips. Se los suele encontrar en el follaje, entre los pétalos de las flores y en el interior de las mismas. Sus ciclos de vida son cortos y en pocos días, con condiciones favorables (especialmente temperaturas altas) generan nueva descendencia. Las larvas de estos insectos pueden adquirir las partículas del virus al alimentarse de las plantas e incluso el virus puede multiplicarse dentro de su interior. Los Trips que han adquirido el virus pueden trasmitirlo a plantas sanas durante toda su vida. Por su participación en la transmisión de los virus, se los denomina vectores. Es por ello de fundamental importancia el control de estos insectos para manejar esta enfermedad. Aunque la eliminación de los Trips en los invernáculos es muy difícil de lograr, es posible reducir su población. Las mejoras en las instalaciones (doble puerta, malla anti Trips) pueden colaborar para reducir la entrada de Trips portadores de virus del exterior.  

“Es necesario tener en cuenta que las infecciones por virus en las plantas no se pueden curar. En consecuencia, es necesario eliminar las plantas infectadas para disminuir el riesgo de nuevas infecciones. Es por eso que la clave para erradicar el virus y minimizar los riesgos en la producción es el buen manejo de la plantación, la prevención, el monitoreo y el control”, expresó Ottaviano

Este trabajo de asesoramiento técnico a los productores fue un trabajo conjunto entre la Agencia Campana y la Ing. Agr. Dra. Marta Rivera y la Bioq. MSc. Marisol Alderete pertenecientes al Instituto de Floricultura de Castelar. Desde la agencia se trabaja en el acompañamiento a los productores de la zona de Escobar y Campana. Se identifican los principales problemas que afectan a las plantaciones y se buscan de manera conjunta soluciones. En caso de ser necesario se realiza la vinculación con investigadores especialistas en la temática para realizar análisis de laboratorio y aportar a la mejora de los emprendimientos productivos.

.:Más imágenes:
Click Aquí

Para más información:

EEA AMBA - Comunicación
eeaamba.comunica@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Belén de Escobar