17 de Junio de 2021
Noticia

Primer conversatorio sobre comunicación accesible e inclusiva dentro del INTA

En el marco de la Red de Comunicación, Divulgación y Educación ambiental, Red de comunicación y educación para la innovación tecnológica organizacional y el Proyecto Nacional evaluación, monitoreo y manejo de la biodiversidad en sistemas agropecuarios y forestales, se dio comienzo a una serie de conversatorios a lo largo de este 2021, como espacio de diálogo entre integrantes con tareas diversas dentro de INTA.

Flyer de difusión del conversatorio
Compartir
+A -A

En este primer encuentro junto a la Lic. Gabriela Chávez (EEA La Rioja) se recorrieron conceptos y experiencias preguntándose cómo desde nuestras prácticas podemos contribuir a una comunicación accesible e inclusiva en nuestros territorios. En el mismo participaron más de 50 profesionales del INTA.

Foto de los participantes por zoom

Durante el conversatorio se esbozaron conceptos de la comunicación accesible e inclusiva bajo la mirada de la comunicación como un derecho humano sin censura previa, por cualquier medio sea este oral, escrito, cultural o artístico, y sin fronteras.

Desde esta mirada comunicacional, las normativas vigentes en términos de accesibilidad a la comunicación se encuentran enmarcadas por la Convención de los derechos de las personas con discapacidad, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y la Ley de Accesibilidad Web.

Al respecto, en la Convención de los derechos de las Personas con Discapacidad, los artículos 2 y 9 plantean que las personas con discapacidad pueden acceder a los entornos físicos y virtuales, accediendo a los diferentes apoyos que les posibilitan acceder a los contenidos sin barreras de ningún tipo. Este tratado internacional garantiza el goce de los derechos de las personas que históricamente estuvieron excluidas de la sociedad.

El Art. 66 de la Ley de Servicios de comunicación audiovisual plantea como criterios de accesibilidad la LSA, el subtitulado, el lenguaje simplificado y la audio descripción  al mencionar que “Las emisiones de televisión abierta, la señal local de producción propia en los sistemas por suscripción y los programas informativos, educativos, culturales y de interés general de producción nacional, deben incorporar medios de comunicación  visual adicional en el que se utilice subtitulado oculto (closed caption), lengua de señas y audio descripción, para la recepción por personas con discapacidades sensoriales, adultos mayores y otras personas que puedan tener dificultades para acceder a los contenidos”.

Además, se enfatizó en la necesidad de usar los términos adecuados para referirse a las personas con discapacidad, planteados por la Convención. Por esto, la discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y el entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

Gabriela comentó que hay que garantizar el derecho a la comunicación para que llegue a todas las personas, respetando las diferencias y valorizando la diversidad humana. Expresó además que, una comunicación es accesible e inclusiva si garantiza las oportunidades de acceso a los contenidos por todas las personas. También, si se plantea un diseño universal de las producciones con los criterios de accesibilidad en la diversidad; el conocimiento, la comunicación y la educación permiten el progreso de las personas y sus comunidades.

Estas acciones generan en quienes la llevan adelante nuevos procesos de transformación en los territorios.

Cuando se habla de accesibilidad, se hace referencia a los criterios tales como lengua de señas, subtitulado, audiodescripción, lenguaje simplificado, sistema braille, macrotipos y otros dispositivos de fácil lectura; que posibilitan acceder a espacios físicos como virtuales en igualdad de oportunidades.

Por ejemplo, el intérprete de lenguaje de señas va en un recuadro que representa el 35% de la pantalla del audiovisual con fondo blanco y vestimenta negra. Cada seña en cada país es diferente porque tiene distintos códigos. Cuando se habla de lenguaje simplificado se hacer referencia a aquellas personas con discapacidad intelectual que requieren información sencilla para su comprensión.

En Argentina el 16% tiene alguna discapacidad, tanto adquirida, congénita o producto de un accidente. Siendo auditiva, visual, intelectual, motriz y visceral.

En el INTA se puede mejorar esta brecha de accesibilidad generando espacios de discusión en la temática, en la producción de material accesible, consultando a las personas con discapacidad y a las instituciones afines y contando con el apoyo institucional dentro de los proyectos.

En el año 2016, en la EEA La Rioja se realizaron varios encuentros y algunos técnicos dieron sus puntos de vista de estas capacitaciones. Lisandro Blanco comentó que “hay que humanizar las investigaciones”, mientras que Diego Pereyra enfatizó como adaptó su lenguaje en sus charlas usando términos más sencillos.

Algunas de las recomendaciones que brindó Gabriela fue, crear y facilitar entornos accesibles y nuevos modos de comunicación. En los materiales gráficos pensar en incorporar el sistema braille y los macrotipos. Haciendo videos con subtítulos, con interpretes en Lengua de Señas de Argentina (LSA), y el uso de la voz en off o la audiodescrpción en el caso de ser necesaria.  Además, emplear en las publicaciones lenguaje claro, concreto y sencillo.

En redes y web incorporar descripciones de imágenes, etiquetado de botones y colores de contraste para que la lectura sea más fácil para los usuarios de lectores de pantalla.  En Radio sintetizar los audios compartidos en sitio web y en las transmisiones en vivo de las radios por Facebook, se puede elegir la opción de subtitulado automático o en su defecto la interpretación en LSA en vivo por streeminig.

En entornos físicos accesibles se recomienda: señalética en braille, carteles visibles, personal capacitado en LSA, alarmas sonoras y con luces, aros magnéticos, baños adaptados, rampas, ascensores, modulación normal de la voz, respeto por las diferencias, hablarle a la persona con discapacidad, no a su acompañante, entre otras.

Para cerrar este primer encuentro, podemos decir que “Si no existe algo lo inventamos y creamos. Somos sujetos de ocurrencias y todo es posible si existe la voluntad individual, colectiva e institucional de llevarlo adelante”.

Link a la charla: https://www.youtube.com/watch?v=UJsH9s8KEIQ&feature=youtu.be

 

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • La Rioja
    • Chamical