21 de Noviembre de 2014
Noticia

Primer taller de Abejas Nativas sin aguijón (ANSA) en la EEA Colonia Benítez

Objetivo de generar un espacio de intercambio de saberes y promover la revalorización y la producción de las abejas nativas, como herramienta de desarrollo territorial.

Compartir
+A -A

Con el objetivo de generar un espacio de intercambio de saberes y promover la revalorización y la producción de las abejas nativas, como herramienta de desarrollo territorial; más de 50 participantes, entre ellos apicultores, productores, técnicos, estudiantes y público en general, participaron del Primer Taller de Abejas Nativas sin Aguijón (ANSA), realizado durante los días 21 y 22 de octubre de 2014 en la Estación Experimental Agropecuaria del INTA de Colonia Benítez, en la provincia del Chaco.

La organización estuvo a cargo de la Oficina de extensión de INTA Colonia Benítez, en el marco del Programa Nacional de Apicultura (PNAPI) y con apoyo del programa Cambio Rural II del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

En una primera instancia, el taller consistió en un trabajo de diagnóstico con metodología grupal, a fin de identificar el nivel de conocimientos que los participantes tienen sobre la actividad y a analizar si la misma, puede ser encarada como una alternativa productiva y económica válida para las familias de la zona, en un marco de sostenibilidad ambiental.

En este sentido, y en plenario, se identificó que el conocimiento en el manejo es solo práctico o de la experiencia, que la actividad debe ser encarada desde la perspectiva de la soberanía alimentaria y la economía social, que se debe tener en cuenta el aporte de las ANSA al medio ambiente, que la misma se debe revalorizar como un producto ancestral con propiedades medicinales, como un alimento (miel, polen, crías, etc.) y como atractivo turístico.

También, se resaltan como puntos positivos la docilidad de este tipo de abejas y el fácil manejo de las colmenas, el conocimiento presente de las especies en productores locales y pobladores originarios, la función que cumplen estas abejas como agente polinizador, que la zona dispone de importantes ambientes naturales que posibilitan la presencia de estas especies, y que existe interés en los jóvenes a de emprender la actividad. Se identificaron como debilidades, la existencia de un comercio informal, que el producto (miel) no está reconocido como alimento en el Código Alimentario Argentino, que falta una legislación acorde a la actividad, que hay escasa información técnica disponible, y que en algunas zonas hay disminución de población a causa de la deforestación.

Luego, se plantearon los desafíos a trabajar en el corto plazo, mediano y en el largo plazo. Respecto a lo primero, se plantea la necesidad de promover la articulación institucional mediante la formación de un equipo facilitador con participación activa de referentes de pueblos originarios, productores y organizaciones del sector, a fin de analizar y definir líneas de trabajo y estrategias para coordinar recursos del territorio.

En este sentido Víctor Rusas, técnico del INTA, subrayó la idea de “pensar en un equipo de referencia, un equipo técnico donde podamos interactuar entre todos y compartir experiencias, trabajos, sumando los interesados y referentes en la temática…”

Así mismo, y no menos importante, es revalorizar la abeja como recurso nativo estratégico, profundizar el conocimiento técnico (propiedades, usos, manejo, etc.), definir proyectos de investigación, generar información y difundirla; y promover espacios de formación y actualización técnica.

Para el mediano plazo, se debe trabajar fuertemente para que la miel sea incorporada como alimento en el Código Alimentario Argentino, protocolizar su producción, generar un manual de buenas prácticas, y disponer de una ley que regule la actividad.

Para el largo plazo, se plantea el desafío de incorporar las ANSA en el plan de educación formal y lograr el reconocimiento de la actividad a nivel de instituciones del sector por su contribución al medio ambiente y al desarrollo local.

El Lic. Javier Vagabculov del INTA, señala que la actividad puede desarrollarse en dos líneas no excluyentes: una orientada hacia la protección de la biodiversidad y cultura local y la otra con un fin netamente comercial. En caso de esta última, habría que definir una estrategia de agregado de valor a la actividad por medio de mecanismos de diferenciación del producto (denominación de origen, certificación de calidad, producción orgánica, etc.). Un punto crucial, es identificar atributos que permitan posicionar a la miel como un producto natural y sano, correspondiendo esto a las preferencias actuales de los consumidores. Es por ello, que primeramente, se debería avanzar en determinar parámetros de calidad, identificando las características organolépticas y propiedades químicas del producto, con el fin de su reconocimiento como alimento dentro del Código Alimentario Argentino.

Por la tarde, la jornada continuó a cargo del Dr. Gerardo Gennari, de la EEA Famaillá del INTA Tucumán, quien disertó sobre la introducción a la producción de las ANSA, su biología e importancia productiva, económica y medioambiental. Además de las características generales de la actividad y como introducirnos en un manejo racional de las mismas.

Gennari, destacó que “las abejas nativas sin aguijón, representan un recurso que viene siendo explotado desde antes de la conquista en el Continente Americano y se trata de especies de gran significación desde el punto de vista ambiental; y que pese a su alto potencial a nivel de la pequeña agricultura familiar, estas han sido escasamente estudiadas en la República Argentina y que falta desarrollar tecnologías propicias para su manejo en climas subtropicoles”.

En este sentido, planteó como desafío de los investigadores, el desarrollo de técnicas para intensificar la producción racional de abejas nativas, la selección y mejoramiento de colonias, la generación de protocolos de manejo y el análisis químico de la miel, con el fin de acceder a mercados formales para los productos obtenidos (polen, miel, etc.). Así mismo, se debe evaluar la importancia agronómica de las diversas especies existentes en el NEA haciendo hincapié en la polinización de plantas, flores nativas y cultivos.

En el segundo día de taller, se retomo el tema de las ANSA con un trabajo a campo en la Unidad Demostrativa de ANSA del INTA, donde se realizaron trasiegos desde troncos a distintos cajones, lo que permitiría un manejo racional de la actividad.

Como cierre, se realizó una evaluación general de los dos días de taller, acordando una próxima reunión técnica en la ciudad de Resistencia a fin de planificar acciones para el año 2015.

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Chaco
    • Colonia Benítez
Personas mencionadas: Gerardo Pablo GENNARI Víctor RUSAS