12 de Diciembre de 2017
Noticia

Recomendaciones para enfrentar las lluvias de verano en Tucumán

Especialistas de la Institución brindan consejos para los productores cañeros, frutihortícolas, forestales, apicultores y huerteros. También, para el sector pecuario.

Compartir
+A -A

 Llega el verano a la provincia y viene acompañado de las típicas lluvias de estación, por lo que es importante considerar algunas cuestiones que permitan evitar y/o disminuir posibles daños como pérdidas de rendimiento y calidad en la producción de cultivos y en el manejo animal.


 En este sentido, los referentes de las distintas temáticas que aborda el INTA Famaillá brindan algunas recomendaciones para que los productores estén mejor preparados para enfrentar el período estival.


 Para el sector de la agroindustria de la caña de azúcar, el Ing. Agr. Arturo Felipe recomienda:

  • Mantener en condiciones los canales de guarda o externos, linderos a las fincas.
  • Limpiar y mantener los desagües o canales en el interior del predio durante todo el ciclo de lluvias (noviembre- marzo).
  • En caso de necesidad, abrir nuevos cursos de evacuación de los excedentes de agua dentro del predio.
  • Ante periodos prolongados de estancamiento de agua en los lotes, y considerando las posibilidades de cada explotación, recurrir al auxilio de equipos de bombeo para facilitar la rápida evacuación de los excedentes.
  • En zonas de pendientes excesivas, conformar camellones o lomadas transversales al sentido de avance de los callejones para limitar la velocidad del agua de escorrentía y disminuir el potencial erosivo.

 En cuanto a las frutas y hortalizas, el especialista en la temática, Dr. Daniel Kirschbaum, propone:

  • Conservar los canales de guarda o externos a los lotes/fincas libres de malezas y obstáculos que impidan el normal flujo de agua.
  • Mantener limpios los canales internos de desagües de lotes y/o fincas. Examinar su estado en lugares más sensibles a desbordes.
  • En caso de necesidad, abrir nuevos cursos de evacuación de los excedentes de agua dentro del predio.
  • Monitorear las plagas y enfermedades, que se verán incrementadas por las lluvias.
  • Realizar controles sanitarios de plagas y enfermedades en tiempo y forma de acuerdo al protocolo.
  • Controlar malezas (mecánico y químico), cuya incidencia se verá incrementada por las lluvias.
  • Mantener con cobertura vegetal los suelos en descanso.
  • En invernaderos, revisar los plásticos de los techos, el estado general de la estructura y los desagües externos para evitar roturas y entrada de agua.

 En el caso de la apicultura, el manejo de los apiarios dependerá de la posibilidad de acceso vehicular a la zona donde estén instalados. Por eso, el Dr. Gerardo Gennari distingue lo siguiente:


Sin acceso vehicular

  • Agrupar todo el material inerte (alzas melarias y cámaras de cría) y apilarlo sobre terreno firme o en pallet en lugares altos. Separar cámaras de alzas en lo posible.
  • Exponer el material apilado a abundante luz solar para que se seque. Asegurar una buena ventilación para evitar polillas. Utilizar plástico tipo silo para evitar el ingreso de agua. Eliminar la cera de los cuadros que tuvieron cría para evitar la diseminación de enfermedades por pillaje.
  • En cuanto al manejo de las colmenas, reducir todos los espacios posibles y retirar alzas melarias vacías. En poblaciones menores a 5 cuadros (Categoría III), pasar a nucleros o EPS y utilizar plástico de silo como “poncho” para separar el espacio vacío del ocupado por las abejas. Utilizar entretapas o separadores de plástico tipo silo perforados entre cámara de cría y alzas.

Con acceso vehicular

  • Evaluar conveniencia de retirar las colmenas del apiario a otro lugar más seguro. Elevar las colmenas que estén en el piso y apartarlas de posibles cursos de agua (desagües). Retirar todo el material sin abejas. Reacondicionar los cuadros, ajustando o cambiando alambres para recuperar cera, y almacenarlos bajo techo o en galpón. Limpiar y desinfectar todo el material. Pintar externamente todo el material (alzas, pisos y techos) con aceite de lino para prolongar su vida útil.
  • En el manejo de las colmenas, llevar adelante las prácticas de rutina para la temporada como retiro de alzas melarias, pruebas diagnósticas, tratamiento para Varroa, reducción de espacios, bloqueo.

Estado nutricional de las colmenas: evaluar la situación particular y tomar decisiones en base a la disponibilidad y posibilidad de acceso: ¿Con o sin entrada de polen y néctar? ¿Con o sin reservas de polen (1 cuadro)? ¿Con o sin reservas de miel (2 cuadros)? ¿Con o sin alzas melarias?


Suplementación energética: utilizar jarabe de sacarosa al 66%; azúcar sólido; caramelo; candi.


Suplementación proteica: sin entrada de polen/sin reservas, menor a 1 cuadro de polen. Administrar sustitutos proteicos en base a la disponibilidad y recomendación del técnico asesor apícola.


Monitoreos sanitarios: tomar muestras para determinar Nosemosis y Varroasis.


 Para el manejo de las huertas agroecológicas, es importante considerar que el principal problema que ocasiona el exceso de humedad en los almácigos o la siembra directa es el “dumping off” o “mal de los almácigos”, una enfermedad producida por hongos que afecta el cuello de las plantas pequeñas generando su vuelco y muerte. Para evitar estos inconvenientes, el Ing. Edgardo Sánchez Tello, en el marco del Programa Pro Huerta, sugiere:

  • Sembrar en cajones u otros recipientes que tengan mayor superficie y menor profundidad.
  • Realizar el almácigo elevando el nivel del suelo para mejorar el escurrimiento del exceso de agua.
  • Si el almácigo está en el suelo o a la intemperie, utilizar plástico transparente para protegerlo de la lluvia y, a la vez, permitir el ingreso de luz. Recuerde destapar ante el cese de la lluvia.
  • Realizar drenajes que ayuden a evacuar el agua.
  • No ubicar los almácigos o tablones de siembra en lugares que puedan verse afectados por escurrimientos como desagües naturales o de techos.

 En lo que respecta a manejo animal, la Ing. Zoot. Silvina Saldaño recomienda algunas cuestiones para tener en cuenta cuando la acumulación de agua sea elevada:

  • Ubicar los animales en zonas elevadas.
  • Cercarlos o encerrarlos para evitar el contacto o consumo de animales muertos.
  • Mantener los corrales limpios y desinfectados con cal.
  • Asegurar la calidad y disponibilidad del agua de consumo animal. Evitar el consumo de agua estancada por las enfermedades. Se puede potabilizar con 2 gotas de lavandina por litro.
  • Mejorar la infraestructura para el acondicionamiento, acopio y suministro del alimento, evitando el humedecimiento por la presencia de toxinas producidas por hongos que pueden causar la muerte de los animales.
  • Realizar desparasitaciones previa consulta con el profesional más cercano.
  • En caso de heridas, desinfectarlas y aplicar curabichera.
  • Ante presencia de animales muertos, enterrarlos con cal viva.

 Por su parte, los Ings. Adrián Trapani y Norma Medrano del sector agroforestal de INTA Famaillá proponen lo siguiente:

  • Disponer y alistar todos los elementos e insumos necesarios para comenzar la plantación.
  • Controlar malezas en los lotes a plantar.
  • Verificar enredaderas en plantaciones en sistemas de enriquecimiento.
  • Realizar monitoreo y control de hormigas en los lotes a forestar y alrededores.
  • Suspender cualquier trabajo de poda o escamonda hasta el invierno de 2018.
  • Evitar extraer madera en sitios con pendientes excesivas hasta que culmine el período lluvioso.
Para más información:

Comunicaciones

INTA EEA Famaillá

eeafamailla.comunica@inta.gob.ar


Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Tucumán
Personas mencionadas: