25 de Junio de 2019
Noticia

Remolacha forrajera: un nuevo cultivo energético para los sistemas de producción de carne del Norte de la Patagonia

El cultivo de remolacha forrajera (Beta vulgaris L) aparece como una alternativa nutricional en la producción de ganado bovino. El crecimiento de la superficie cultivada con dicha especie en Nueva Zelanda, Chile y España alientan su utilización en las zonas templadas de Argentina.

Compartir
+A -A

El conocimiento de su comportamiento productivo y sanitario en los valle irrigados del norte de la Patagonia permitiría su incorporación en la producción de ganado bovino con mayores posibilidades de éxito.En los valles irrigados del norte de la Patagonia la producción de ganado vacuno terminado para faena se realiza, principalmente, sobre pasturas base alfalfa como principal fuente de alimentación en sistemas de invernada corta (primavera-verano-otoño) (Miñón et al., 2015). Las leguminosas y  gramíneas de ambientes templados de la región pampeana, que se utilizan en las mezclas forrajeras,  presentan una buena adaptación a los valles templado-fríos irrigados del norte de la Patagonia y son uno de los factores que determinan la estacionalidad de la producción de gordos para faena.

Desde mediados de la década 2000-2010 la utilización de silaje de maíz y sorgo para consumo otoño-invernal y el incremento de los corrales de engorde, han contribuido al aumento de la carga animal de los sistemas y a desestacionalizar la oferta de ganado gordo.

Los silajes de maíz y sorgo, especies C4 de alta eficiencia fotosintética, son un recurso de bajo costo por unidad de materia seca (MS) producida, pero requieren de una alta liquidez financiera para su confección. Por otro lado, los servicios de corta-picado y embolsado en los valles irrigados del norte de la Patagonia tienen escaso desarrollo y su gestión es poco previsible....

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Río Negro
    • Viedma