01 de Julio de 2020
Noticia

Sanidad animal, salud pública y ambiente

Un equipo interdisciplinario de la provincia de Jujuy investiga el manejo de vicuñas en silvestría con la perspectiva “Una sola salud”. Este enfoque permite explicar la interrelación entre el ser humano, los animales y las condiciones ambientales.

Compartir
+A -A

Según la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) un 60% de las enfermedades infecciosas humanas y un 75% de las enfermedades emergentes proceden de los animales. Estos elevados porcentajes explican por qué diversas organizaciones mundiales defienden el concepto “Onehealth - Una sola salud”.

Con este enfoque, un equipo de Investigadoras del Instituto de Investigación y Desarrollo tecnológico para la Agricultura Familiar Región NOA (IPAF-NOA), junto a técnicos de organismos nacionales y provinciales y las Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuñas (CAMVI) pertenecientes a la puna jujeña, aúnan esfuerzos para supervisar la salud de especies animales involucradas en proyectos de desarrollo local.

Una sola salud” es una perspectiva integradora que intenta proteger la salud pública a través de programas, investigaciones, leyes y políticas que reconozcan la interconexión entre personas, animales y medio ambiente.

Este paradigma reconoce que ecosistemas ricos en especies nos protegen frente al paso de diversos patógenos desde la naturaleza hacia ecosistemas urbanos, lo que implica que debemos garantizar la conservación de la misma y de la biodiversidad que posee.

Bajo este concepto, el trabajo debe ser multidisciplinario y cobra relevancia la medicina veterinaria, interviniendo por ejemplo en situaciones donde se deba vigilar la salud de la fauna silvestre y del ganado doméstico. Lo que se busca es evitar la transmisión de enfermedades zoonóticas a partir de la interacción entre animales y el hombre. También se realizan aportes que sirvan tanto en aspectos productivos, como en la conservación de los recursos zoogenéticos locales.

El manejo de vicuñas en silvestría (“chaccu”) para el aprovechamiento de su fibra –una de las más valiosas del mundo-, es un evento que involucra en el presente a 12 comunidades aborígenes de la puna jujeña. Es en esta instancia donde se pone de manifiesto la interfaz ecosistema - humano - animal. Según datos obtenidos por técnicos de la Secretaría  de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable de la provincia, el número de vicuñas capturadas ronda los 170 individuos, con una cantidad promedio de vellón por animal de 225 gramos.

En estos sitios es necesario monitorear posibles focos infecciosos que puedan afectar la salud y conservación de esta especie silvestre que estuvo al borde de la extinción, como así también la salud de las comunidades rurales manejadoras, la de su ganado doméstico y del territorio que habitan.

En este marco, se desarrolla una beca doctoral INTA-CONICET dirigida por la Dra. Mónica Jacobsen –Inst. de Patobiología INTA Castelar- y Dra. Sandra Romero –IPAF NOA-, con la finalidad de investigar sobre el estado sanitario de camélidos sudamericanos manejados por agricultores familiares en la puna jujeña. La becaria Médica Veterinaria Fabiana Sosa, con la participación de distintas unidades de INTA (IPAF NOA; EEA Abra Pampa), la Subsecretaría de Agricultura Familiar,  la Administración de Parque Nacionales y la colaboración de instituciones de la provincia de Jujuy, como el Ministerio de Ambiente y Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, realiza muestreos sanitarios coordinados con productores de la región en el marco de los chaccus de vicuñas y el manejo de su ganado doméstico. Las muestras son analizadas con el equipo del Laboratorio de Salud Animal del INTA-IIACS Leales y laboratorios del Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas –CICVyA-,  y aporta información que será útil para la toma de decisiones ante eventuales problemáticas sanitarias.

Es así que en un caso como este, la investigación desde el enfoque de “un mundo - una salud” se compromete en proyectos de desarrollo para comunidades de productores familiares y con la conservación de la biodiversidad de sus territorios. Hoy más que nunca, es preponderante realizar el monitoreo continuo del estado sanitario de los animales domésticos y silvestres que habitan el territorio donde se asientan poblaciones humanas. Así, el conocimiento generado es la primera condición para entender e interpretar los fenómenos epidemiológicos y tomar decisiones adecuadas.

Para más información:

INTA IPAF NOA ipafnoa@inta.gob.ar

Dra. Sandra Romero

MV Fabiana Sosa

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Jujuy
Personas mencionadas: