19 de Diciembre de 2017
Noticia

Sanitizador de leche y calostro: Un proyecto que promete…

Investigadores del Instituto de Patobiología del INTA Castelar, están trabajando para obtener un novedoso dispositivo para el sector del tambo que, si bien se encuentra en una etapa preliminar, los resultados que se han obtenido hasta el momento son muy auspiciosos.

Compartir
+A -A

Winston Morris, Daniel Vilte, Sergio Garbaccio y Mariana Dunleavy son los jóvenes investigadores avocados a desarrollar el sanitizador de bajo costo para leche y calostro por ozonización. El ozono es una molécula altamente inestable que al descomponerse forma radicales libres. Al ozonizar la leche y el calostro, los radicales libres dañan las membranas y el ADN de los microorganismos, inactivándolos. En contraposición con los tratamientos térmicos como la pasteurización, el tratamiento por ozonización no daña los anticuerpos. Este tratamiento se usa frecuentemente en el proceso de potabilización del agua.” explica Winston Morris.

“La herramienta está dirigida a productores de tambos pequeños y medianos (que constituyen más del 80% del sector), debido a que es simple y de bajo costo, pero también pueden beneficiarse los establecimientos más grandes”, comenta Dunleavy. 

Este proyecto fue presentado en la tercera edición de la competencia de proyectos AllTec 2017, organizado por la Cámara Argentina de Biotecnología, la Comisión de Investigaciones Científicas y la oficina Bioloop del IIB-INTECH de la UNSAM y cuenta con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de Buenos Aires.  Dunleavy y Morris contaron que “Nos enteramos a través de un mail de difusión interna de esta convocatoria y ya que se trató de una iniciativa que contó con el apoyo de nuestra institución, nos pareció un desafío interesante y decidimos presentarnos al concurso”. Un jurado de especialistas compuesto por empresarios; investigadores de universidades; CONICET; INTA; INTI; INIDEP y responsables de unidades de vinculación tecnológica, incubadoras y aceleradoras de toda la Provincia, seleccionó 20 ideas para ser expuestas por sus autores en la final. “Nuestro proyecto resulto finalista entre más de 80 proyectos de toda la provincia de Bs. As., y quedamos entre los mejores 7”.

La leche que no puede comercializarse, por contener calostro o provenir de animales que están bajo tratamiento (aproximadamente 16 millones de litros) se deriva, en general, a la alimentación de los terneros. Es fundamental tratarla para eliminar los posibles agentes patógenos que contenga, que pueden enfermar a los terneros y esta situación se refleja en pérdidas económicas importantes para los productores. La pasteurización es el procedimiento más utilizado y, aunque es efectiva para eliminar microorganismos, presenta desventajas como la de tener un costo elevado por un lado y por otro la de producir pérdida de nutrientes, por acción de la temperatura. La ozonización, por el contrario, es accesible por ser de bajo costo y durante el proceso no afecta a los anticuerpos presentes en el calostro.

La utilidad del dispositivo apunta a eliminar microorganismos del calostro y leche no comercializable con que se suele alimentar a los terneros en las guacheras. “Cuando se administra este alimento sin tratar, puede ser una vía de transmisión de patógenos a los terneros, que causan principalmente diarreas y enfermedades respiratorias”, afirma Winston Morris.

 “En cuanto al impacto esperado, una vez que se pueda dar a conocer el Sanitizador, es que esta herramienta contribuya a disminuir las pérdidas por enfermedades y mortandad en las guacheras”, explica Dunleavy “ahora entramos en una nueva fase de trabajo que es la de profundizar los ensayos en laboratorio, cuyos resultados preliminares son más que satisfactorios y auspiciosos, y realizar el diseño de un prototipo a escala para tambo”.

El aporte que brinda esta idea al sector productivo lechero es valioso y “están abiertas las puertas al sector empresarial que quiera unirse al proyecto para poder continuar con la siguiente etapa de concreción”, manifestaron los investigadores.

Referencias