24 de Julio de 2020
Noticia

“Santa Inés”: un emprendimiento ejemplar, de trabajo y dedicación

Compartimos la historia de Nicolás y María Inés, sansalvadoreños que llevan adelante un exitoso emprendimiento hortícola, acompañados por la Agencia de Extensión Rural del INTA San Salvador y el Programa ProHuerta (MDS/INTA)

María Inés y Nicolás, en la huerta
Compartir
+A -A

Nicolás González tiene 74 años, y junto a su esposa María Inés Casse, de 65 años, llevan adelante su emprendimiento familiar dedicado a la horticultura, llamado “Santa Inés”, emplazado en la ciudad de San Salvador, Entre Ríos.

Nicolás y su esposa comenzaron a trabajar en la huerta en el año 2008, en aquel entonces en Colonia Baylina, un paraje ubicado a 30 km de la ciudad de San Salvador. En ese mismo año se acercaron a la Agencia de Extensión Rural del INTA San Salvador, en busca de asesoramiento técnico, y desde entonces han permanecido siempre en relación con la institución.

En el 2017, Nicolás se unió al Grupo de Abastecimiento Local; espacio donde comenzó un proceso “novedoso” según sus palabras, de gran crecimiento y de aprendizaje con otros; “formar parte del grupo ha sido un gran acierto, junto a ellos evacúo mis dudas y aprendo todo el tiempo”, nos cuenta.

Por cuestiones de distancia, y para evitar los viajes diarios que requería el cuidado de su huerta en Colonia Baylina, en noviembre del 2019 decidieron mudarla a la zona periurbana de San Salvador. Ahora, más de cerca, Fernando Sosa (el promotor facilitador del GAL) junto a los técnicos y técnica de la AER, continúan acompañándolo y asesorándolo para que pueda llevar adelante su huerta de la mejor manera posible, ya que la misma abarca un área de 8.000 m2, de los cuales 300 m2  son de producción bajo superficie cubierta y 1.800 m2 destinados a diversas plantaciones que van desde verduras de hoja como lechuga, repollo, acelga, rúcula, perejil, albahaca, hasta verduras de estación como repollo, rabanitos, habas, porotos, cebolla, remolacha y zapallo, entre otras.

El trabajo que realizan es enorme, así como el tiempo que le dedican a su cuidado. Pero la huerta da sus frutos, pudiendo comercializar todos los alimentos de múltiples maneras. Venden en distintos mercados de la localidad, toman pedidos y reparten puerta a puerta a sus clientes; también venden desde su propio hogar y participan en ferias. ¡La pareja es, sin dudas, un ejemplo de trabajo y dedicación!

Nicolás, finaliza la charla con palabras de agradecimiento para con el GAL y con la Agencia del INTA, ya que siempre le han brindado apoyo, y le han dado la oportunidad de crecer y aprender.

 Feliz, nos comparte una imagen donde él y María Inés estan en su huerta.

Para más información:

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Oro Verde