22 de Noviembre de 2016
Noticia

Se presentó el PN de Hortalizas, Flores y Aromáticas en Castelar

Claudio Galmarini brindó una exposición sobre el contexto, los problemas y oportunidades, las estrategias para la innovación, y la organización y gestión del PNHFA, destacando como ejes la innovación, interacción e integración.

Compartir
+A -A

En el SUM del Instituto de Floricultura del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) de INTA Castelar, tuvo lugar la presentación del Programa Nacional de Hortalizas, Flores y Aromáticas (PNHFA) a cargo de su coordinador, Claudio Galmarini.

Abrió la jornada el director del CIRN, Pablo Mercuri, mencionando la importancia de la interacción entre los Programas y los Centros de Investigación. Además, subrayó la relevancia de difundir los objetivos y actividades del programa, fortalecer interacciones y crear una visión estratégica común en las temáticas que desarrolla.

Galmarini comenzó su presentación destacando el carácter diverso del PNHFA, “ya que va desde las flores ornamentales hasta los cultivos extensivos y desde los sistemas convencionales a las producciones agroecológicas”.

En lo que respecta al contexto hortícola, el coordinador resaltó la producción diversificada,  preponderantemente dirigida al mercado interno (93%) y los 400 millones de dólares en exportaciones, centradas en ajo, cebolla, garbanzo y poroto seco. “Pero tenemos una alta dependencia de Brasil ya que es el principal destino exportador”, indicó.

El 85% de la producción la concentran especies como ajo, cebolla, papa, tomate, poroto seco, zanahoria, zapallo, batata, pimiento, lechuga, garbanzo y lenteja. El 10% de lo producido se industrializa, en especial industrias conserveras, deshidratadoras y de congelado.  De acuerdo con Galmariani, “hay una tendencia mundial de incremento del consumo de hortalizas por su asociación con efectos benéficos para la salud humana, pero el consumo es bajo en Argentina (140 gramos por habitante por día)”. En ocasiones, “importa más los aspectos cualitativos que la productividad”. También citó el aumento de fletes y mala infraestructura para la mecanización y labores de postcosecha.

Por otra parte, Galmarini señaló como aspectos ambientales, los problemas de trazabilidad e inocuidad, los rebrotes recurrentes de plagas y enfermedades, los problemas con registro de agroquímicos, el uso del agua, la salinización de suelos y el manejo de residuos tras la cosecha, entre otros.

En relación al contexto florícola, el coordinador del PNHFA ponderó la producción concentrada para el mercado interno, localizada preponderantemente en el Gran Buenos Aires, el incipiente desarrollo de otras regiones, la incipiente exportación, las oportunidades con germoplasma nativo de valor ornamental y la escasa organización sectorial. Estos últimos puntos, se repiten también en el contexto de plantas aromáticas y medicinales, sumando, en este caso, la producción diversificada. Por otra parte, a nivel nacional las importaciones de aromáticas y medicinales (13,2 millones de dólares) superan a las exportaciones (3,8 millones). “El consumo interno es de alrededor de 1500 toneladas al año de aromáticas y medicinales nativas de recolección en ambiente natural”, afirmó Galmarini.

Problemas y oportunidades

Los principales problemas y oportunidades recaen en la falta de diversificación, la inocuidad alimentaria, la preocupación por la alimentación saludable, las brechas tecnológicas, las pérdidas por las condiciones de cosecha, almacenaje, logística y transporte, el aprovechamiento de recursos genéticos nativos, las deficiencias en la organización del sector, el avance de lo urbano sobre lo rural, la falta de mano de obra para actividades intensivas y la falta de recursos humanos capacitados en el sector, entre otros.

Estrategias para la innovación

Galmarini citó como estrategias dentro del PNHAF, la diferenciación por calidad (tendientes a ganar mercados y valor agregado), lo que involucra aspectos nutracéuticos, aspectos formales visuales y nuevos usos industriales. También, la implementación de sistemas de calidad de producto y proceso: normas de buenas prácticas, implementación de protocolos de calidad, manejo integrado de plagas. Otras estrategias son la reducción de la brecha de productividad con los potenciales sostenibles, la formación de masas críticas, y la fuertes interacción intra e interinstitucional.

Organización y gestión

La charla finalizó con la organización y gestión del programa. “Los objetivos específicos del PNHAF consisten en la capacitación a capacitadores en horticultura en los territorios, la integración de las actividades de los PE con el sector productivo, y la creación/actualización de protocolos de buenas prácticas agrícolas en las cadenas hortícolas”, explicó Galmarini, quien a su vez rescató la organización del PNHFA a través de cadenas, “ya que es la mejor manera en que se visualizó al programa”,  y enumeró los logros recientes.

Citó los aportes  a la formación de recursos humanos a través de la Maestría en Horticultura (INTA-UNCUYO),  y Maestría en Floricultura (INTA-UNLZ). También hizo referencia a la articulación del PN con otros programas nacionales, como Apicultura, Biotecnología, Protección Vegetal, Agroindustria y Agregado de Valor, Agua, Recursos Naturales, Forestales y con la Red de Recursos Genéticos. 

Por último, citó los convenios de Vinculación Tecnológica, como por ejemplo el de cebolla, zanahoria y zapallo con Unilever Argentina, el de la papa con McCain, el del poroto con Porosem SRL, y el de ornamentales nativas con Suntory Flowers LTD. 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina