19 de Septiembre de 2018
Noticia

Semana de la Ciencia en el CNIA, un clásico que crece año tras año

En el marco de la tercera edición de la Semana de la Ciencia, el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CNIA), más conocido como INTA Castelar, recibió la visita de más de 1500 alumnos de nivel inicial, primario, secundario y de escuelas de educación especial y agrotécnicas del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Compartir
+A -A

En el marco de la tercera edición de la Semana de la Ciencia, el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CNIA), más conocido como INTA Castelar, recibió la visita de más de 1500 alumnos de nivel inicial, primario y secundario de escuelas técnicas del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Docentes de la Escuela Primaria 29 de Hurlingham destacaron  la dedicación de cada investigador para que cada estudiante se lleve un concepto en claro. “ La adrenalina de tocar las larvas, poder manipular la arcilla en la calicata, trabajar y experimentar con el almidón, ver agentes patógenos hicieron que los chicos pudieran significar lo aprendido- agradecemos infinitamente al INTA”.

Desde la EES 14 de San Miguel agradecieron que el INTA haya abierto sus puertas a la comunidad educativa y manifestaron “ Excelente la experiencia vivida hoy por nuestros alumnos. Aparte de la transferencia de contenidos científicos, la calidad humana fué óptima”.

Entre los grupos, se pudo escuchar el comentario de un joven estudiante de la EP 27 de Hurlingham que le comentaba a su docente "Están buscando de hacer un mundo mejor".

Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) y actual coordinador del Consejo Técnico del CNIA, valoró la realización de esta iniciativa que, organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, consiste en la "apertura de todos los organismos de ciencia y técnica del país a la comunidad".

"Buscamos imprimir en los chicos el interés por investigar todo lo referido a las Ciencias Agropecuarias", afirmó Mercuri, quien detalló: "Mostrarles el significado de trabajar con el suelo, el clima, las huellas hídricas, que conozcan qué se entiende cuando hablamos sobre ADN y genómica, cómo interactúan los distintos seres vivos, etc.".

En este sentido, destacó que "fueron dos días donde mostramos el potencial de muchas de las investigaciones que se realizan en el instituto".

Para Mercuri, esta actividad permitió "acercar la ciencia del INTA a la comunidad educativa, socializar las capacidades del desarrollo científico y tecnológico, compartir metodologías y procedimientos técnicos y científicos de los diferentes grupos de trabajo y, sobre todo, promover la vocación agropecuaria".

Además de los cientos de estudiantes, el predio del INTA Castelar recibió la visita de las familias vecinas, que disfrutaron de dos jornadas en las que expusieron más de 40 grupos de trabajo del instituto con la participación de 150 investigadores.

Tras recorrer la muestra , vecinos de San Miguel expresaron “Nos encantó haber podido acceder a conocer más del INTA. Muy rica experiencia para la comunidad. Los felicitamos por el excelente trabajo!”

Este año, la muestra contó con el apoyo de la empresa Dielo, fabricante pionera de productos alimenticios Fantoche, que donó alfajores para todos los chicos que vinieron con sus escuelas a ver la propuesta “Vení a investigar con el INTA”.  “Celebramos el compromiso del INTA y de sus investigadores, para que los estudiantes aprendan sobre la ciencia y qué hace el INTA por el país”,  comentó Daniel Dieguez director de la reconocida empresa. 

 

Comunicación de la ciencia

La Semana de la Ciencia es una acción de divulgación científica diseñada para conocer, debatir y preguntar acerca de la producción del conocimiento científico en el país. Museos, centros de investigación, bibliotecas, academias de ciencia, jardines botánicos, universidades, clubes de ciencia, escuelas, cines y teatros de todo el país forman parte de la iniciativa.

De la mano de los investigadores del INTA, los alumnos pudieron descubrir el fascinante mundo de la ciencia, el desarrollo tecnológico, el reino animal y vegetal, su relación con el ambiente, la ecología, la producción de alimentos, los proyectos que se llevan adelante y la importancia que tienen para el desarrollo del país.

Durante las jornadas, hubo stands temáticos sobre polímeros biodegradables, mejoramiento vegetal, control biológico de plagas, abejas, hormigas, organismos genéticamente modificados, estación meteorológica automática, tratamiento de residuos, cómo combatir los virus, plantas medicinales y bancos de germoplasma.

Asimismo, se abordaron otros temas como servicios ecosistémicos que provee la biodiversidad, identificación de plantas mediante código QR, insectos, hongos, eficiencia del uso del agua, huella hídrica, floricultura, superficies bioinspiradas, uso de minerales en la producción agropecuaria, entre otros. También pudieron evaluar un alimento tipo snack saludable sobre la base de manzana con actividades vinculadas a la inocuidad de alimentos y la calidad sensorial.  

Los estudiantes también asistieron a una charla sobre satélites que brindó el Instituto de Clima y Agua, visitaron una calicata para conocer los perfiles del suelo y recorrieron los senderos del Jardín Botánico Arturo E. Ragonese del INTA.

A las actividades, se sumó el espacio de INTA Chicos con un taller de huerta y la Estación Experimental del AMBA con la presencia de la feria de productores ITU AMBA que se presentó junto con el Municipio de Ituzaingó.

La Universidad de Hurlingham también estuvo presente con stands sobre estudios ambientales y de contaminación, eficiencia energética, observatorio robótico antártico y matemática con los dedos. Adriana Fernández Souto de la Universidad Nacional de Hurlingham aseguró que "estos eventos sirven para divulgar la actividad científica al público en general. Hacer más accesible que para nosotros, los que trabajamos en algo relacionado con la ciencia, es tan apasionante y muchas veces estamos aislados de la sociedad en nuestro quehacer científico. Entonces poder vincularnos a la sociedad mostrando lo que hacemos".

María Carolina Martínez, del Instituto de Biotecnología subrayó que estas actividades son muy interesantes por el intercambio con los chicos, uno transmite lo que conoce y ellos también transmiten sus experiencias "El desafío es que les llegue la información a los chicos y puedan replicar las actividades que hacemos en el stand, en el aula". De acuerdo con la investigadora, "estos eventos sirven para difundir las actividades que uno hace, para rescatar el interés de los chicos por la ciencia, cómo puede llegar la ciencia a la sociedad" .

“Me resultó una gran experiencia poder contarles a los visitantes lo que hacemos, lo qué es la ciencia y lo qué significa para el desarrollo del país. Es gratificante ver las caras de asombro y curiosidad propias de las distintas edades y saber que quizás, estamos ayudando a despertar la vocación de investigación en los chicos que nos visitan”, expresó Mariana Viscarret del IMYZA y concluyó, “Se percibían varios futuros científicos apasionados”.

Referencias

Localización geográfica:
Personas mencionadas:
Palabras clave