30 de Abril de 2020
Noticia

Sin parar: módulo avícola continúa produciendo y distribuyendo

A pesar del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y siguiendo todas las recomendaciones del caso, el módulo avícola del ProHuerta en Concepción del Uruguay no ha cesado su trabajo, continuando con la producción y distribución de pollitos bebé, ponedoras y camperos en toda la provincia.

Compartir
+A -A

El programa ProHuerta incluye dentro de sus objetivos mejorar y diversificar la alimentación de las familias, escuelas, instituciones y organizaciones de la comunidad, promover la participación comunitaria en la producción de alimentos, multiplicar las alternativas de comercialización a fin de mejorar el ingreso familiar, entre otros. Para lograrlo, apuesta a la producción y distribución de aves como una política pública que asegure un aporte de proteínas de origen animal a través de la producción, consumo y comercialización (como venta de excedentes) de huevo y carne.

En este marco, el Programa Pro Huerta (INTA-MDS) modernizó el Centro de Multiplicación de Aves del INTA Concepción del Uruguay, con el fin de concretar un centro modelo (con un circuito de producción que individualice las instancias de nacimiento e incubación), y cumplir con las normativas del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria).

Según informes del responsable técnico del Módulo Avícola del ProHuerta Concepción del Uruguay, el Méd. Vet. Federico Vera, semanalmente se producen entre 1200 y 1500 ponedoras de una estirpe propia de INTA denominadas Rubia INTA y Negra INTA; además, se produce una línea de pollos camperos INTA, para carne. Es decir que, anualmente, alrededor de 56 mil ponedoras y 25 mil pollos camperos son distribuidos a miles de familias de la provincia a través de las Agencias de Extensión Rural.

 

¿Cómo es el proceso?

El Módulo Avícola trabaja en base a dos líneas de aves, con genética propia: ponedoras INTA (producción de huevos) y camperos INTA (producción de carne).

El trabajo diario consiste en alimentar las aves y recolectar los huevos, labor que se hace tres veces al día, en turnos rotativos. Semanalmente se hace una selección de los mejores huevos para incubar y se descartan los defectuosos (sucios, rotos, cachados o deformes). Una vez que nacen, los pollitos son divididos y colocados en cajas de a 100 y, posteriormente llevados a la sala de vacunación. Cumplido este circuito, son enviados a las Agencias de Extensión Rural de INTA para su distribución. Una vez entregados los pollitos a las familias, los técnicos de las agencias se encargan de realizar la trazabilidad de las aves, lo que es un monitoreo permanente para estar al tanto de cualquier problema sanitario que surja.

A pesar del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud y las recomendaciones para los centros de multiplicación y distribución de pollitos bebe, ponedoras y camperos INTA-MDS, vertidas por las autoridades nacionales ante la emergencia sanitaria, el módulo avícola del ProHuerta en Concepción del Uruguay no ha cesado su trabajo, continuando con la producción y distribución en toda la provincia, ya que se considera una actividad prioritaria y esencial en el marco de la emergencia alimentaria del país.

De esta manera, el Programa ProHuerta cumple una función crucial, ya que promueve el acceso a una alimentación saludable y soberana a través de la producción agroecológica. En el marco de la producción de aves, asegura a los ciudadanos el pleno conocimiento del origen y trazabilidad sanitaria de las mismas, cuestión que, además, impacta en el control de la salud pública provincial.

 

Para más información:

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Concordia
Personas mencionadas: