25 de Abril de 2016
Noticia

Sin tregua. El niño pone en jaque los sistemas productivos santafesinos

Las intensas lluvias de las últimas semanas y la altura de los ríos Paraná y Salado agravaron la situación productiva de la provincia de Santa Fe. Dentro de un panorama desalentador, por los problemas que la situación actual generará a largo plazo y porque desde Instituto de Clima y Agua aseguran la extensión de estos fenómenos climáticos, las pérdidas alcanzarían el 50% en las principales actividades productivas de la región.

Foto: Fernando Martinez
Compartir
+A -A

Problemas de acceso en caminos, producciones pérdidas sin ser cosechadas, animales caídos en el barro, campos anegados, parecen ser las postales de una provincia arrasada por El Niño.

De acuerdo a una nota publicada por INTA INFORMA, desde el Instituto de Clima y Agua se espera que el río Paraná aumente su caudal un 84%, y que las condiciones climáticas ocasionadas por este fenómeno se prolonguen hasta el mes de junio. En Santa Fe la situación es aún más compleja. A los problemas por creciente de sus dos principales ríos se añade la gran cantidad de milímetros precipitados en mes de abril. En algunas  localidades como Sastre, San Cristóbal y el cordón hortícola de Santa Fe se registraron en ese lapso el 60% del promedio anual de lluvias.

En la mayor parte del territorio la cantidad de lluvia acumulada anual alcanzó promedios de entre 700 a 900 mm, concentrándose principalmente en febrero y abril,  meses donde se registraron los principales problemas climáticos.

Informes realizados por las agencias de extensión rural del Centro Regional Santa Fe, detallan caídas en rindes de cultivos (en cantidad y calidad) de soja, maíz, algodón y pasturas; problemas en la actividad ganadera por falta de alimentación y enfermedades debido a las malas condiciones de sanidad. 

La cosecha de soja de primera, en los campos menos comprometidos se realizó hasta en un 60% de la superficie. Interrumpido los trabajos, el principal inconveniente surgió por la germinación generalizada de la mayoría de las semillas dentro de su propia vaina con posterior rotura de la misma, la consiguiente abertura y la caída al suelo de la semilla pregerminada.

En el caso de la soja de segunda, de acuerdo a la información suministrada por la agencia Carlos Pellegrini, las lluvias y el ascenso de la napa freática limitó el llenado de los granos por lo cual estiman pérdidas de hasta un 40% del potencial rendimiento.

Una situación similar sufrió el maíz, aunque la cosecha alcanzó el 90% de la superficie con rendimientos superiores a los 9000 kg/ha. Sin embargo,  "se espera merma en los rendimientos atribuibles a quebrado y vuelco de plantas. La calidad del grano también se encuentra comprometida, ya que las condiciones actuales de frecuentes lluvias y alta humedad relativa aumentan el porcentaje de granos brotados, y son propicias para la aparición de enfermedades de espiga por Fusarium spp y Aspergillus sp.

El maíz tardío y de segunda se encuentra en la segunda mitad o ya finalizando el llenado de granos según la fecha de siembra. La baja oferta de radiación actual impone una moderación a las expectativas de rendimiento. El panorama fitosanitario es variable según fecha de siembra y localidad, pero en todos los casos es una campaña que evidenció diferencias en comportamiento de híbridos frente a roya, tizón y carbón de la espiga", aseguraron técnicos de INTA Oliveros.

Desde INTA Rafaela estimaron que las mermas en los lotes de pasturas es en muchos casos del 100%, sumando la imposibilidad de sembrar nuevas. "la gran mayoría de las praderas de alfalfa o base de alfalfa tienen y tendrán un gran cantidad de pérdidas de plantas por efecto del anegamiento con muerte por asfixia y pisoteo debido a la necesidad de pastoreo". Esta situación comprometería la producción en el mediano y largo plazo de los sistemas ganaderos.

El anegamiento de los suelos y la alta nubosidad, generaron el rebrote de plantas y la germinación de las semillas del capullo abierto en lotes preparados para la cosecha de algodón. Por sus características, es uno de los cultivos que se adapta mejor a las situaciones con menor disponibilidad de agua. La extensión de las condiciones climáticas actuales afecta directamente el rendimiento en kg/ha y la calidad de la fibra.

En términos generales, en el Departamento General Obligado (Domo oriental) se logró cosechar el 50% de los campos, mientras en el Departamento 9 de Julio (Domo occidental) el porcentaje de cosecha es aún más bajo. La situación es crítica. El resto de las plantas continúan expuestas a las altas precipitaciones, humedad ambiental y escasa radiación solar.

En el cinturón hortícola, entre el mes de marzo y los 25 días de abril, las localidades de Santa Rosa de Calchines, Cayastá y Helvecia, principalmente, registraron 400 mm de precipitaciones. Recostadas en su mayoría sobre la costa del río Paraná, los campos bajos perdieron por saturación de los suelos superficies superiores al 25%. Las plantaciones de zapallitos están comprometidas y las de choclo con crecimiento detenido.

La zanahoria presenta muy mal estado en lotes altos y sin posibilidad de recuperación en las zonas bajas, por lo cual se prevé no llegar en buenas condiciones a la cosecha de primicia donde es mayor el precio en el mercado. 

Evaluar la situación de cada lote

Las lluvias parecen no dar tregua. A los altos registros pluviométricos se suman napas freáticas a nivel del suelo, generando anegamientos generalizados que prolongan el reinicio de los tiempos de cosecha.

De acuerdo al informe emitido por INTA Rafaela para mitigar los daños es necesario conocer la altura de la napa en nuestros lotes, identificar las áreas problemáticas, utilizar maquinaria adaptada, hacer un tránsito controlado de la misma y planificar labranzas futuras de descompactación de suelo.

Los tambos en jaque

Con respecto a los sistemas ganaderos y tambos, la producción bajó notablemente su rendimiento entre un 15 y un 40%. "Cuando el temporal pase la situación a recomponer será muy grande desde la oferta de pasto hasta sanidad. Los parámetros de calidad de leche se verán muy afectados por los problemas de mastitis.

Los efectos más notorios corresponden a las condiciones de los corrales, callejones y pasturas. La falta de buenos pisos hace que los animales deban caminar permanentemente en sustentos blandos con mucha agua y barro, provocando situaciones de estrés, dificultades para alimentarse y mortandad en guacheras", destacan los referentes lecheros.

A falta de lugares y las escasas condiciones de sanidad de los animales, debe sumarse los problemas para el transporte de la leche que provocan una disminución en la recepción del producto en las plantas de elaboración.  

En la producción ganadera en cría no se presentan mayores inconvenientes debido a que la etapa de servicio y destete está finalizada. En cambio, en los sistemas de invernada y encierre hubo mayor impacto por las condiciones de estrés y los problemas alimenticios. En el caso de la ganadería de isla, se agravó la situación de últimos meses. El ganado que había sido trasladado al continente debió ser reubicado. La escasez de lugares provocó la venta prematura de ganado que no tenía el peso adecuado.

La situación productiva en Santa Fe es compleja y su resolución no parece encontrarse en el corto plazo aunque se interrumpan las precipitaciones. El mal estado de los caminos y la saturación de los suelos  indica que las cosechas no se reanudarán y parte de la producción se perderá en los campos. No muy diferente será el futuro de la lechería y la ganadería donde se espera un aumento de las enfermedades y la falta de reservas para invierno, como consecuencia de la pérdida de pasturas.

Desde el Gobierno Provincial declararon la emergencia agropecuaria en 18 de los 19 Departamentos provinciales para la totalidad de las actividades productivas. Asimismo se plantearon medidas de intervención para paliar la situación a largo plazo, acompañados por sus pares nacionales.

 

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Ciudad de Santa Fe
Personas mencionadas: