24 de Noviembre de 2016
Noticia

Sistema de telemetría para el monitoreo del proceso de compostaje

Permite el seguimiento de los principales parámetros y realizar las recomendaciones de manejo a campo para optimizar el proceso biológico.

Compartir
+A -A

La problemática de los desechos generados en las producciones agropecuarias y agroindustriales se aborda desde el tratamiento de residuos orgánicos mediante la técnica de compostaje para asegurar un uso sostenible de la fertilidad edáfica mediante el agregado de enmiendas de alto valor agronómico en los sistemas de producción bajo manejo agroecológico.

Seguimiento de la temperatura y humedad en el proceso de compostaje

La diferencia entre aplicar e incorporar directamente los residuos orgánicos sin procesar y los residuos tratados en relación a la respuesta nutritiva de un cultivo está dada en la cantidad y en la época en que los nutrientes mineralizables estarán disponibles para las plantas. Con el caso de los estiércoles que se han aplicado durante siglos para suministrar nutrientes a los cultivos, existe en la actualidad una preocupación creciente debido al riesgo de contaminación de los recursos hídricos con nitratos, fosfatos y patógenos, además del riesgo de contaminación del aire por la emisión de gases que contribuyen al efecto invernadero.

El proceso de compostaje ha sido propuesto para obtener un producto estable de lenta liberación de nitrógeno que minimiza el riesgo de pérdidas por lixiviación. Es una técnica para reciclar los residuos sólidos orgánicos y convertirlos en abonos aptos para ser utilizados sin restricciones en cultivos agrícolas. Es un proceso biológico, bio oxidativo en el que los microorganismos, descomponen y trasforman la materia orgánica.

El sistema de compostaje mediante las “pilas con volteo a campo” es una alternativa que los productores pueden adoptar y modificar de acuerdo a su escala productiva y a su ámbito territorial. En la actualidad las normativas vigentes y la demanda del mercado de compost de mayor calidad, hacen que la reutilización y disposición final de residuos orgánicos sean cada vez más exigentes, es por eso que tiene que estar bien controlado y de esta forma poder minimizar aspectos negativos como son la aparición de olores y de plagas sinantrópicas no deseadas.

En nuestro país, los proceso bioquímicos que afectan al proceso de compostaje están bien estudiados pero las soluciones tecnológicas disponibles para su seguimiento y control son escasas (casi siempre adaptadas para otros fines). La eficiencia del proceso depende de las características de la forma y tamaño de las pilas, la cantidad de oxígeno, la temperatura, la humedad de los residuos utilizados, el tamaño de partículas, la actividad y el tipo de las poblaciones microrganismos involucrados. Los indicadores de madurez que se miden comúnmente son la temperatura y la humedad, por ser sencillos y económicos.

En los módulos experimentales y demostrativos de plantas de compostaje del proyecto nacional del INTA, Tecnologías y estrategias de gestión de residuos y efluentes en sistemas agropecuarios y agroindustriales, la temperatura se mide mediante la inserción de sondas con termómetros incorporados. Con respecto a la humedad, se estima mediante la extracción de muestras destructivas llevando a estufa a peso constante en laboratorio (humedad gravimétrica).

Automatizar estos sensores es una solución viable ante la necesidad periódica de programar los riegos y la aireación mediante el volteo de las pilas de material ya sea de forma manual o mecánica. En respuesta a esto desde el INTA se desarrollo y se puso en funcionamiento una red de estaciones de telemetría en INTA San Juan, Mendoza, Marcos Juarez, Hilario Ascasubi y en Castelar, que mide de forma continua temperatura y humedad de las pilas de compost desde el interior durante todo el proceso de compostaje.

Se realizó una adaptación específica a las condiciones de utilización, temperaturas superiores a 50 °C,  humedad del 60 % y cambios de pH y además de la resistencia y practicidad para su utilización a campo. Los datos se comunican mediante GSM/GPRS a un servidor que interpreta los datos y genera un salida gráfica en la web, en la que cada usuario con su contraseña puede acceder a sus datos de monitoreo. Para garantizar la preservación del sistema electrónico ante las condiciones medioambientales, no hace falta abrir la caja estanca sino que las baterías son recargadas de forma automática mediante un panel de energía solar.

El bajo costo y la fabricación local hacen que se puede adaptar a las necesidades y requerimientos de los usuarios, pudiendo llegar a concretarse una red con instituciones públicas científico- tecnológicas, empresas privadas y entes reguladores de las normativas con un número mayor de estaciones de sensores que permitan monitorear la gran diversidad de residuos en las pilas de compost.

 Entrevista emitida en el programa SutentAR TV de Canal 7 de Bahía Blanca:

Ver entrevista del Ing. Agr. Luciano Orden y el Téc. Santiago Crocioni, Analista en Sistemas del INTA H. Ascasubi, realizada en mayo de 2017 en el Vivero de Argerich, partido de Villarino.


 


Para más información:

Ing. Agr. Luciano Orden

orden.luciano@inta.gob.ar

Téc. Santiago Crocioni

crocioni.santiago@inta.gob.ar

 

INTA Hilario Ascasubi

Tel. (02928) 491 011 /141

Cel. (0291) 155065560

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
Personas mencionadas: