02 de Julio de 2021
Noticia

Un día de trabajo en el Laboratorio de Bacteriología Aviar

Un día de trabajo en los sectores de bacteriología y micología del Departamento Avicultura de la EEA Concepción del Uruguay del INTA.

Compartir
+A -A

Esta vez, el recorrido se hizo en la Estación Experimental Agropecuaria Concepción del Uruguay, en los sectores de Bacteriología y Micología del Departamento Avicultura.
Desde hace un año, los integrantes de la parte de Bacteriología y Micología trabajan arduamente en un nuevo  y moderno inmueble. El mismo cuenta con ciertas restricciones para su ingreso por los tipos de bacterias y hongos que allí se trabajan y, una vez dentro, se observan los lugares de trabajo a través de paredes de doble vidriado. Los análisis y estudios que de estos sectores del edificio están a cargo del Méd. Vet., Dr. Dante Javier Bueno, científico referente en la temática, quien a modo de guía, presentó a sus integrantes, ambientes y responsabilidades.
En un día de trabajo común, se aíslan cultivos de distintas bacterias y hongos de importancia para la avicultura. Algunos de estos organismos están relacionadas con la inocuidad alimentaria. “Mediante distintas técnicas, se busca la separación de bacterias, aislarlas, ya sea que estén presentes en una muestra, monitoreo o, en algún brote de alguna enfermedad que produce mortandad. Casos en que los productores se contactan con el INTA para poder diagnosticarla y llegar a un tratamiento”, informa Dante Bueno.

Dante J. BuenoPlacas de Petri, con medios de cultivo con microorganismos ya crecidos. “Desde allí, se toman muestras para poder ver de qué se trata, definir un nombre, y conocer qué hay en esa muestra. Qué es lo que, en un primer análisis, pudo haber causado la muerte, en tal producción del productor que se acerca a nosotros”, aclara el Dr. Bueno.

“También hacemos pruebas de sensibilidad a productos, como antibióticos o desinfectantes, para poder acercar al conocimiento de una posible mejor estrategia para el tratamiento a fin de bajar el impacto de la enfermedad que afecta a una producción avícola”, cuenta el responsable de estos sectores.
Trabaja sobre una de las mesadas de acero inoxidable, Teresa Magalí Hoffmann (ingeniera agrónoma abocada a una beca doctoral de CONICET con lugar de trabajo en la EEA INTA Concepción del Uruguay).
“Ahora estoy realizando estudios de sensibilidad antimicrobiana de algunas cepas que aislé de ambientes avícolas. Tanto de muestreos que hicimos como de cepas que nos han traído. Aislé, y así caracterizar y probar en ensayos como parte de mi tesis”, narra T. Magalí Hoffmann. “Específicamente, hoy estoy haciendo sensibilidad al antibiótico colistina de algunas cepas seleccionadas de Salmonella serovar Enteritis y Salmonella serovar Typhimurium.Magalí Hoffmann“Aquí tengo unas placas de Petri que contienen colistina, en donde se siembran las cepas en una concentración conocida y, si vemos crecimiento o no, vemos si son sensibles o no”, muestra sus objetos T. M. Hoffman.

“Otro método que estamos probando, es una micro dilución en tubos, donde se siembran también las cepas en una concentración conocida con diferentes concentraciones de colistina. Allí se observa el crecimiento o no, y eso nos dice si las cepas son sensibles o resistentes a colistina. Estamos evaluando estos métodos porque recientemente hubo unos cambios sobre los criterios de los organismos nacionales en sensibilidad antimicrobiana. Así que, estamos por incorporar métodos nuevos para tener mejores resultados”, concluye y sonríe la becaria doctoral del CONICET.
Hacia el centro del salón de trabajo del Lab. de Bacteriología  Aviar, con vistas al campo, se encuentra Mario A. Soria, bioquímico de profesión y a pasos de la defensa de su tesis doctoral. Abocado en un gabinete  de seguridad biológica, con sus manos ágiles “peina cajas de Petri” realizando conservación de microorganismos de importancia en avicultura.
“Estos microorganismos que estoy conservando hoy en día son cepas de Salmonella, de diferentes serovariedades que han sido aisladas de diferentes ambientes avícolas. A partir de la cepa aislada y tipificada, hago una conservación a corto plazo, sobre agar nutritivo (que me permite la reutilización de la cepa en menos de uno o dos meses)”, cuenta el mismo Mario Soria. “También hago otro método de conservación: por congelación a menos 20 °C o, - 80 °C, que es una conservación a largo plazo, que me sirve para tener esta cepa guardada y poder reutilizarla años después de haberla conservado, para nuevos estudios”.

Mario Soria

“Siembro en placas de un medio selectivo y diferencial, hago siembra en césped y, una vez que obtengo el crecimiento de esta cepa: lo que hago es conservarlo y colocarlo en un medio de cultivo que contiene glicerol como crío-preservante de manera de que, una vez que se descongele, ese glicerol evita que se formen los cristales de agua y pueda romper la bacteria” (Bioq. Mario Soria).

La primera persona que uno se encuentra al ingresar a este sector, es cuando se pasa por el área de preparación de medios de cultivos y lavado de material de laboratorio. Es aquí, donde Federico Germanier se encuentra con las tareas específicas de realizar la preparción de medios de cultivos, cálculos, pesados, hidratación, lectura de PH y esterilización. Además, es el encargado de realizar el mantenimiento del material sucio de laboratorio: con la eliminación de residuos y el lavado de materiales.

Federico GermanierEn la actualidad, este sector cuenta con  dos técnicas que son pagadas con fondos de Fundación ArgenINTA: Yamila Cimino Marclay y Johanna Makaruk. Por otro lado, participan dos estudiantes de la Tecnicatura en Granja y Producción Avícola (Facultad de Ciencia y Tecnología de la sede Basavilbaso de la UADER), que asisten por capacitación en servicio: Quimey Alba y Lucas Clapier. Este ultimo, está desarrollando su trabajo final de la carrera en el Laboratorio.

Para más información:

Dante Javier Bueno: bueno.dante@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Concepción del Uruguay
    • Argentina
    • Entre Ríos
Personas mencionadas: Dante Javier BUENO, Mario SORIA Teresa Magalí Hoffmann, Ing. Agr. CONICET, Yamila Cimino Marclay, Johanna Makaru, Quimey Alba y Lucas Clapier.