07 de Mayo de 2019
Noticia

Una comitiva técnica de Bolivia visitó el INTA en Mendoza para conocer su investigación y extensión vitivinícolas

Fue en el marco del proyecto de cooperación triangular entre Argentina, Bolivia y Alemania “Fortalecimiento al sector vitivinícola de Tarija”. El INTA brinda asistencia técnica, junto al DGI y ACOVI.

En la EEA Mendoza INTA pudieron apreciar investigaciones vitícolas a campo, en laboratorio y bodega.
Compartir
+A -A

Recientemente, un contingente público-privado visitó la provincia de Mendoza para conocer distintos aspectos del sector vitivinícola. El viaje se enmarcó en un proyecto de cooperación triangular del que participan Bolivia, Argentina y Alemania, mediante el cual se busca el “Fortalecimiento al sector vitivinícola de Tarija”, un departamento ubicado al sur de Bolivia. Este es conocido por su tradicional producción de singani, pero al día de hoy su actividad vitivinícola se encuentra en expansión; de hecho, representa su segunda fuente de ingresos después de los hidrocarburos. 

El intercambio comenzó, en realidad, a finales de 2018, cuando un contingente argentino se desplazó a Tarija para dar los primeros pasos en la cooperación. En esta ocasión, la comitiva que visitó Mendoza estuvo integrada por representantes de: área de vitivinicultura del organismo público INIAF; Centro Vitivinícola de Tarija; universidades con carreras de enología y agronomía; asociaciones de regantes, de productores y de bodegas y funcionarios públicos de Tarija vinculados a temas vitícolas y de recursos hídricos.

“Todas estas instituciones -explica el mendocino Cristian Correa, consultor para la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ)- han conformado una especie de COVIAR, en Bolivia, que se llama Fundación PEVI, destinada a la ejecución del plan estratégico. Es nueva, hace muy poco que hemos institucionalizado ese proceso y ahora estamos tratando de poner en marcha las acciones previstas en el plan. En esta ejecución, el INTA está haciendo la asistencia técnica, específicamente para los temas del observatorio vitivinícola, la extensión vitivinícola y algunos asuntos puntuales como el desarrollo de uvas de mesa, la postcosecha o sistemas de información geográfica”, señaló Correa.

Interés en la vitivinicultura argentina

En su visita a la Estación Experimental Agropecuaria Mendoza INTA, al contingente boliviano les fue explicado en detalle el trabajo realizado en el laboratorio de biotecnología de la vid; el banco de material para multiplicación clonal, la colección ampelográfica, el ensayo de variedades de vid minoritarias y algunas prácticas enológicas llevadas a cabo en la bodega de la EEA Mendoza. El recorrido lo culminaron con una degustación de los vinos del INTA.

Explican el trabajo vitícola de la EEA Mendoza al contingente bolivianoReciben al contingente en la planta piloto de vinos del INTA Mendoza

El director del Centro Vitivinícola Tarija (Cevita), Fernando Íñiguez López, quien integró la comitiva, ponderó el nivel de la investigación vitivinícola de la Argentina. En relación a lo observado en el INTA Mendoza, remarcó: “es sorprendente la investigación que hacen, que sin duda está entre las mejores del mundo. Nos resulta de gran interés ver sus desarrollos tecnológicos y sus adaptaciones porque le muestran un camino a seguir a nuestra vitivinicultura, que es más joven”. Al igual que el INTA en Mendoza, el Cevita, en Tarija, realiza investigación y transferencia tecnológica y cuenta con una bodega y laboratorios.

En cuanto a la cooperación, José Gudiño, director del Centro Regional Mendoza-San Juan INTA, expresó que, dentro de esta iniciativa, al INTA le corresponde “apoyar desde un punto de vista técnico-productivo al plan estratégico vitivinícola de Tarija.” Y destacó que con esta visita, más allá de conocer de cerca algunos desarrollos tecnológicos e investigaciones en su instancia de producción, el contingente también pudo observar cómo se trabaja la extensión vitivinícola, “a través de los Centros de Desarrollo Vitícola (CDV), que es un proyecto que desarrolla el INTA junto a la Corporación Vitivinícola Argentina. Pudieron comprobar cómo funcionan esos centros, interactuar con pequeños y medianos productores -que es la audiencia de los CDV- y conocer la tarea de los consejos asesores.”

La gira técnica también incluyó un componente de uso y gestión del agua, guiada por personal del Departamento General de Irrigación, de Mendoza. De este modo, visitaron la presa de Potrerillos, conocieron las inspecciones de cauce y cómo se administran los canales de riego. La última parte del cronograma se destinó a que tuvieran una visión de la rama gremial empresaria del sector, lo que los llevó a la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y a la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (ACOVI). Allí, respectivamente, los informaron sobre las políticas implementadas en el marco del Plan Estratégico Vitivinícola y sobre el funcionamiento del observatorio vitivinícola.

El apoyo de Argentina a Bolivia

Las mutuas visitas entre contingentes de Bolivia y Argentina así como los asesoramientos que de ellas derivan han sido posibles gracias al aporte económico de Alemania, a través de la GIZ (Cooperación Alemana al Desarrollo). El país teutón fomenta un tipo de cooperación técnica sur-sur, en este caso solicitada por Bolivia y en la que Argentina, por poseer un mayor desarrollo científico-técnico, asiste a su par latinoamericano. Los organismos de este último país que llevan a la práctica la cooperación son el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Departamento General de Irrigación y la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas.

Dos productos concretos, que ya están en marcha y se enriquecerán con esta cooperación, son un código de sustentabilidad para los vinos bolivianos y el Plan Estratégico Vitivinícola 2040.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Mendoza
Personas mencionadas: Jose Alberto GUDIÑO Fernando ÍÑIGUEZ LÓPEZ - CeViTa, Cristian CORREA - Cooperación GIZ