06 de Septiembre de 2018
Noticia

Una relación sustentable entre Japón y el Instituto de Floricultura

El INTA recibe a empresarios del Flower Auction Japan (FAJ), del Mitsubishi UFJ Research & Consulting, para establecer lineamientos para un futuro proyecto financiado por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), con el objetivo de desarrollar variedades comerciales ornamentales a partir de especies nativas en cooperación con productores de Argentina y Japón como posibles mejoradores de plantas.

Compartir
+A -A

Los integrantes de la delegación perteneciente al Flower Auction Japan, fueron: Motomu Nagaoka y Manami Seki. Por Mitsubishi UFJ Research & Consulting, participaron Shoji Kita, Hiromitsu Moriguchi y Ryoko Taguchi y por la JICA, estuvieron presente el Lic. Tatsuhiro Mitamura y Juan Carlos Yamamoto.

Las autoridades del INTA que asistieron a la reunión fueron: el presidente, Juan Balbín; el director nacional, Héctor Espina; el director nacional Asistente de Vinculación Tecnológica y Relaciones Institucionales, Adolfo Cerioni; el gerente de Relaciones Internacionales, Guillermo Sánchez y Cristina Arakaki; el director del Instituto de Floricultura, Daniel Enrique Morisigue y por el Centro de Investigaciones en Recursos Naturales (CIRN), su director, Pablo Mercuri.

Yamamoto, haciendo honores a la cooperación de ambos países, expresó: "Quiero presentar esta nueva etapa de INTA y JICA, tenemos 40 años trabajando en el área de cooperación técnica, y agradecemos esta colaboración. En la actualidad tratamos de facilitar vínculos con las Pymes y con los productores argentinos para hacer este intercambio con empresas privadas".

JICA financiará el proyecto con el Flower Auction, todas las actividades que están planificando en las distintas Fases y los proyectos específicos que pudiesen surgir.

El Proyecto JICA se realiza a través de dos fases. La primera fase involucra un Estudio de Factibilidad, realizado por investigadores organizados con FAJ e INTA. Los investigadores entrevistarán a los productores, estudiarán el mercado local y los antecedentes y los recursos potenciales de plantas nativas en Argentina mediante el viaje de observación al campo. La segunda fase, incluye la exploración y evaluación conjunta en Argentina y la transferencia de recursos los productores de Argentina y Japón para la cría de nuevas variedades de plantas ornamentales.

El proyecto se basará en la legislación vigente sobre propiedad intelectual y derechos de obtentor, los acuerdos de acceso a recursos genéticos nativos y el estándar de Argentina. La comercialización de la variedad desarrollada bajo el proyecto reconoce futuras compensaciones monetarias al INTA como reconocimiento a la fuente de germoplasma argentino.

Yamamoto expresó: "Estamos en el proceso de estudio de factibilidad para ver en qué temas podemos trabajar en forma conjunta y poder armar el lineamiento de un futuro convenio con INTA y la empresa. La segunda fase va a constituir en verificar el proyecto y acordar con el Instituto de Floricultura del INTA, que vamos a hacer concretamente en esa segunda etapa".

 "Desde el punto de vista técnico es un gran desafío, la comercialización genera regalías compartidas", señaló Daniel Morisigue. El Flower Aution es un mercado mayorista, el más grande a nivel mundial, incluso importan y exportan a otros mercados, trabajan con los productores, los orientan y asisten.

Morisigue aclaró: "La principal fortaleza que tiene FAJ, es, que sus variedades se pueden plantar en Argentina. Desde el punto de vista técnico es un gran desafío, porque se trabaja con los productores privados o las cooperativas de productores".

En la actualidad, Japón registra en su Ministerio de Agricultura, 1000 variedades vegetales por año, 800 de esos registros son flores ornamentales. El Estado financia 10 investigaciones completas de especies por año, con una inversión de aprox. de 30 mil dólares por cada especie a obtener. También está trabajando con la Unión Europea para compartir toda la información de patentes.

Pablo Mercuri, señaló: "Este instituto es el más joven del INTA Castelar, queremos agradecer la cooperación brindada por la JICA y por el apoyo de toda la comunidad japonesa para formarlo" y agregó: "Tenemos este instituto como un estudio de caso, donde se desarrollan acciones de extensión, formación, transferencia e investigación en el ámbito del sector florícola".

Este instituto logró destacarse con el trabajo realizado en la producción de Mercadonia donde lograron obtener una variedad, un mercado, concatenarlo, ordenarlo, aplicar los protocolos internacionales de biodiversidad y de Nagoya, además de trabajar con las provincias través de la FAO y generando recursos a través del Instituto de Floricultura.

En relación a la cooperación, Mitamura sostuvo: "Con la JICA estamos trabajando otra modalidad de cooperación con el sector privado, exportación, importación. Estamos fortaleciendo nuestros brazos del sector privado en este caso con Argentina para lograr la transferencia de tecnología".

Espina expresó: "Es un honor que hayan elegido al instituto que más investigaciones desarrolla con el sector privado, en el marco de la integración florícola en el clúster. El clúster florícola es un ejemplo que queremos que se extienda a otros institutos".

Juan Balbín explicó que en el marco del G20, se reunió con el Ministro de Agricultura de Japón y se planteó la posibilidad de desarrollar el Instituto de Horticultura con la misma estructura de trabajo y modalidad de cooperación que el Instituto de Floricultura y con el apoyo de la JICA.

 "Queremos ayudar a resolver desafíos que tiene el sector en argentina, hasta ahora cuenta con un "know how" suficiente en tema de desarrollo de productos, a través de los proyectos de la JICA. Y ese "know how" también está compartido con el nivel privado, es por eso, que en esta segunda fase de proyectos buscamos definir los negocios", aclaró Mitamura.

En Japón, los productores hacen el mejoramiento de especies que les provee FAJ y el objetivo es crear un mecanismo similar en Argentina. Generalmente los productores locales tienen dificultad para acceder a los recursos genéticos, entonces FAJ es el intermediario de esa relación y brinda información general, transferencia, evaluación, colecta y mejoramiento de los productos para los productores más pequeños y medianos, desde la base de su conocimiento en el mercado.

Balbín: "Estamos muy tranquilos por la estrecha relación que tienen con los productores y con las provincias. Estamos en buenas manos", concluyó.

 

Lineamientos establecidos

Para iniciar el convenio, las instituciones buscan crear una relación de cooperación entre los productores de ambos países, también detectar las 4 variedades sobre las cuales se va a y trabajar y preparar un plan de negocios, desde la colecta, la evaluación y el mejoramiento hasta llegar al desarrollo del nuevo producto. Ese plan se va a ejecutar en la segunda fase.

"Este plan va a ser propuesto para que sea aprobado por las instituciones, con la finalidad que se transforme en una relación sustentable. Esta es la primera visita que hacemos, en la segunda invitaremos a investigadores de Universidades Japonesas para visitar los campos y ver la factibilidad de las variedades elegidas", Yamamoto.

En la segunda jornada al INTA Castelar, la delegación se reunió con los coordinadores de las diferentes áreas del instituto, con los representantes de algunas organizaciones y visitaron productores para conocer la cadena productiva florícola.

Para más información:

Guillermo Sánchez – sanchez.guillermo@inta.gob.ar

Gerencia de Relaciones Internacionales

DNA Vinculación Tecnológica y Relaciones Institucionales

INTA Central

Referencias

Localización geográfica:
Personas mencionadas: Juan BALBIN, Héctor Mario ESPINA