03 de Enero de 2016
Noticia

Una vida en INTA: Medallas para personal del CNIA

Ante una nutrida audiencia y con la presencia de las máximas autoridades del INTA, se llevó a cabo el acto de la entrega de medallas en reconocimiento a los años de servicio en la institución.

Compartir
+A -A

 

El salón auditorio del Instituto de Tecnología de Alimentos fue la sede donde en una breve y emotiva ceremonia, treinta agentes recibieron las medallas por los 20, 30, 40 y 50 años en la institución, de la mano del director nacional Héctor Espina, presidente y vicepresidente de INTA Amadeo Nicora y Mariano Bosch.

Héctor Espina felicitó a los homenajeados y destacó que “el INTA es un lugar entrañable e imagino la emoción que sienten”. La institución agradece y reconoce el esfuerzo, el amor por el INTA y el trabajo de cada agente que hoy recibe esta medalla”, enfatizó. También hizo referencia al rol que tiene el CNIA como generador de conocimientos donde “todo el sistema de ciencia e investigación debe estar puesto al servicio del agregado de valor”.

“Los valores del INTA se mantienen vigentes a lo largo del tiempo; es un organismo de excelencia y transparencia” expresó el vicepresidente Mariano Bosch.

Finalizado el acto de entrega de medallas Amadeo Nicora hizo referencia a nuestra institución destacando que “El INTA es lo que es para la sociedad, porque tiene un profundo control y aporte social”, y enfatizó el vínculo y articulación con los productores agropecuarios, las universidades y las entidades del sector, empoderando al sector que nos legitima como organismo oficial al servicio de la sociedad” 

El presidente rescató el clima de trabajo de la gente que respeta y quiere al INTA. Resaltó que “lo importante son las actitudes que como personas tenemos, y me siento un deudor comprometido, ya que sin esa visión ni actitud deudora no podemos construir ni aportar, cualquiera sea el rol que nos toque”

 

 

50 años… toda una vida en el INTA

Ana María García, del CIRN, recibió con emoción la medalla por sus 50 años en la institución.  

Ingresó en el año 1965 y explicó “Toda una vida llevo aquí... también es mi casa”, expresó Ana y agregó “me siento muy orgullosa del INTA y de mis compañeros”

Su destino laboral fue el Jardín Maternal, que se había creado recientemente para que los agentes puedan dejar a sus hijos bajo el cuidado de expertas manos docentes. Allí se desempeñó hasta mediados de los ochenta. Luego pasó al sector de Intendencia (hoy Complejo CNIA) y actualmente forma parte del área de administración del Centro de Investigación en Recursos Naturales. “Mi paso por el Jardín fue la etapa que me marcó, porque era muy gratificante la tarea de estar con los chicos y a mí me gustaba muchísimo”.

La vida en la institución, su calidez personal y compañerismo se reflejaron en un caluroso y largo aplauso, al momento de recibir la medalla por los 50 años en INTA. “quiero agradecer a todos mis compañeros el tiempo que compartimos; el INTA es un lugar especial que hay que querer y cuidar” reflexionó y agregó “es un orgullo pertenecer a una institución de tanto prestigio”

 

 

ver fotos de la entrega de medallas a los agentes de INTA

 

 listado de homenajeados con las medallas

 

Referencias

Palabras clave