18 de Abril de 2018
Noticia

Valles Calchaquíes, un territorio de implementación de proyectos especiales

En el marco del Proyecto Regional Valles Intermontanos, técnicos del INTA Famaillá realizaron un recorrido por la zona para analizar los avances realizados en los proyectos especiales que el programa Pro Huerta tiene en las comunidades de Los Zazos, El Tío y Ampimpa.

Compartir
+A -A

La visita a los productores y comunidades beneficiados por las actividades del proyecto se realizó el 28 de marzo. En este recorrido a los Valles Calchaquíes se conversó con usuarios y pobladores, comentando el proceso de construcción y mantenimiento de los sistemas de riego y planteando propuestas para un mejor funcionamiento. También, se analizó el manejo de riego, con foco en la calidad del agua, los dispositivos de almacenamiento y los sistemas de distribución.

En la comunidad de Los Zazos, algunos de sus beneficiarios como Jorge Alberto Serafini comentó el vínculo y la producción que se realiza en la finca. “Yo trabajo en varias actividades productivas. En lo que hago trato de tener, conservar y difundir mi impronta naturalista, costumbres y métodos ancestrales de producción. Trato de darle un toque de distinción a lo que hago, a lo que produzco. Me refiero a lo que produzco y cómo lo hago. Los Zazos, a 2200 msnm a los pies de los Cerros Calchaquíes, la tierra, el ambiente, todo tiene mucha fuerza, mucha energía. Hay una fuerza telúrica que nos incentiva. Fomentamos una cultura alimentaria sana, una medicina natural. Producimos, entre otras cosas, café de algarrobo, tostados de charqui, aceites y cremas naturales. Son productos únicos, muy nuestros”.

Tengo un paquete naturalista, una cultura alimentaria, una medicina natural. La relación con el INTA surge a través de un trabajo conjunto que empezamos en el tema de riego por goteo. En estas tierras de los Valles, sin riego no podemos producir y el agua de riego es muy escasa. Por lo tanto, tenemos que cuidarla, utilizarla muy bien. En esta zona hace tiempo había más disponibilidad de agua, no había tantos usuarios, podíamos sembrar maíz pero, desde hace muchos años, sembramos cada vez menos por falta del recurso. Pero si al agua la entubamos y la distribuimos por cañerías, disminuimos las perdidas por evaporación de la tierra. El hecho de tomar esta iniciativa es un beneficio importante en lo productivo”, destacó.

Los hermanos Antonio y Telmo Nieva de la localidad de Los Zazos son otros beneficiarios de las actividades de estos proyectos especiales. Ambos coincidieron y manifiestaron que “en la zona, el agua de riego es muy escasa por su bajo volumen, los muchos usuarios y las malas prácticas de manejo del riego que se hace de modo muy ineficiente. Con este proyecto esperamos hacer un mejor uso del agua, conservarla y distribuirla mejor”.

Por su parte, Antonio resaltó que “estamos actualmente en la última etapa de este proyecto, en lo que se refiere a enterrar los caños, y en un par de días ya vamos a inaugurar probando como resultó el trabajo. Tenemos una parcela destinada a la siembra de alfalfa y cebada, que nos servirá como forraje para algunos animales que tenemos. Estamos agradecidos con el INTA por el asesoramiento continuo, la capacitación permanente y el acompañamiento en cada una de las etapas que tuvo este proyecto”.

Telmo, también, agregó que “con ayuda de Recursos Hídricos de la provincia estamos implementando una parcela de riego por goteo. Ya hicimos las excavaciones para instalar las cañerías en unas parcelas con unas plantas de duraznero y viña. En el futuro quiero incorporar otros frutales como peras y manzanas. Se está cumpliendo un sueño postergado hace años. Vamos a seguir necesitando el apoyo de INTA para que nos asesoren en cuestiones de uso de fertilizantes, injertos, poda, control de plagas”.

Por la tarde se realizó un recorrido desde el paraje de El Tío hasta Ampimpa. En la localidad El Tío, Carlos Suárez, beneficiario de estos proyectos especiales, contó su experiencia. “Este proyecto va a beneficiar a 22 familias con el sistema de riego. Este sistema cuenta con tres partes de cañerías: 3 ramales de 450, 800 y 500 metros que hacen un total de 1.800 metros que serán provistos por una bomba que tenemos en la localidad del Tiu. Antes utilizábamos el agua de la Localidad de Ampimpa y, cada vez, estamos más cerca de contar con agua propia. Hay familias que quieren trabajar con cultivos de viña, toda clase de frutales, forrajes. Pero, ante todo, lo primero es trabajar y contar con una huerta familiar”, aclaró. Según Suárez, el proyecto es muy bueno para la población y está prácticamente en la última etapa, terminando la excavación para enterrar los caños y empezar a utilizarlos.

Desde la localidad de Ampimpa, se sumó la Ing. Agr. Eliana Ávalos, promotora asesora del grupo de Cambio Rural. “El grupo que integro está constituido por las 10 familias que cultivan nogales, aunque también cuentan con otros frutales. En general, estos frutales se usan para autoconsumo y algo de la producción para eventuales ventas. Uno de los primeros objetivos que se planteó el grupo fue eficientizar el uso del agua de riego, ya que el mayor volumen se escurría por la superficie y se desperdiciaba. Otra necesidad que surgió en lo inmediato fue mejorar las prácticas de manejo de cultivo. Temas como control de plagas y técnicas de poda aparecieron como cuestiones de interés grupal. A partir de allí, apareció un objetivo de recambio varietal. El grupo contaba sólo con el nogal criollo que, en general, es de plantas muy grandes y se dificulta el manejo y la cosecha. Entonces, se empezó a incursionar con otras variedades como la Argentina INTA, Trompito INTA, Yaco Tula INTA, que son recomendadas por la EEA Catamarca para la zona y tienen muy buena producción”.

Ávalos agregó que “con el asesoramiento y apoyo de técnicos del INTA diseñamos el sistema de riego para cada finca. Ahora, con la apertura de estos proyectos especiales 2018, vamos a incentivar estos temas de manejo de agua para mejorar su uso. Recién estamos empezando y esperamos llegar a 100 usuarios”.

Finalmente, Eduardo Pérez, productor del Valle de Amaicha y otro de los protagonistas de estos proyectos, comentó estar muy agradecido por la asistencia recibida. “Estamos cumpliendo un sueño. Acá, el agua es un recurso muy escaso, principalmente en el periodo octubre-diciembre, que es una época con alta necesidad de agua por los cultivos y alta cantidad de usuarios. Los turnos de riego se hacen muy largos, en algunos años son de hasta 60 días, por lo que es muy frecuente la perdida de algunos lotes por estrés hídrico. Por otro lado, estamos acostumbrados al riego por manto, donde desperdiciamos mucha agua, ya que la mayor parte no se queda en el lote y se pierde. Por eso, consideramos que el sistema de riego por aspersión que actualmente estamos instalando nos va a permitir producir más y con menor esfuerzo. Vamos a poder aumentar la frecuencia de los riegos. Es un sistema muy bueno para nosotros. Esperamos que se incorporen más productores”.

Y agregó que “el año pasado, los productores beneficiados por estos proyectos y la gente nucleada en Cambio Rural nos juntamos en una feria para ofrecer nuestros productos. Instalamos carpas, donde pudimos exhibir y vender nuestros productos. Hubo un crecimiento productivo. Trabajamos en forma coordinada. Considero que hay otras oportunidades para explorar y desarrollar en forma conjunta entre nosotros los productores”.

Para más información:

Ing. Agr. Luis Bravo

AER Trancas

INTA EEA Famaillá

bravo.luis@inta.gob.ar.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Tucumán
    • Amaichá del Valle