08 de Noviembre de 2017
Noticia

Visita a una planta de tratamiento de residuos

Integrantes del INTA Oliveros y Marcos Juárez , junto a representantes del municipio de Totoras, visitaron la planta de tratamiento de residuos, silobolsas y bidones de fitosanitarios, que la Asociación de Cooperativas Argentinas tiene en Cañada de Gómez (Santa Fe).

Visita a la planta de ACA en Cañada de Gómez.
Compartir
+A -A

Como parte de una solución ambiental sobre qué hacer con los residuos plásticos que se generan en los campos, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) lleva adelante una planta de procesamiento para la recuperación de residuos plásticos, principalmente silobolsas usados y envases de fitosanitarios. Este emprendimiento está situado en Cañada de Gómez debido a que, logísticamente, representa un punto equidistante entre los establecimientos de cooperativas de la zona; cabe destacar que la inversión de dicha obra es de más de 7 millones de dólares.

Este establecimiento cuenta con la habilitación provincial correspondiente para almacenar y procesar los materiales recibidos por parte de productores y aplicadores. Dichos materiales son pagados al productor a través de la cooperativa por un monto de $ 5 el kilo, en función de la calidad de limpieza al momento de su entrega. Para ello, las condiciones excluyentes bajo las cuales se reciben los envases plásticos son el triple lavado y el fondo perforado. En el caso del silobolsa, una vez vaciado, el productor deberá barrerlo, cortarlo y doblarlo. A futuro, la cooperativa pretende instalar centros de acopios en las sucursales de la región.

Capacidad operativa

La planta tiene una capacidad de procesar 7.000 toneladas de plástico al año, destacándose que el mayor porcentaje corresponde al ingreso de silobolsas. En cuanto a los envases plásticos se recicla el 90 % del material, en cambio solo se recupera del 60 al 80 % de los silobolsas.

La recuperación de los plásticos consiste, en primer lugar, en la recolección a campo y luego en su traslado a la planta de tratamiento. Esta planta cuenta con un sector destinado al almacenamiento de los productos recibidos, donde se realiza la separación específica de materiales por origen y color.

El ingreso del residuo al circuito de procesamiento se realiza mediante una cinta transportadora que desemboca en una trituradora que reduce el tamaño del plástico a 2 cm2, aproximadamente. Desde allí, el material es trasladado hasta piletas de lavado por presión, donde se separa la mayor parte de las impurezas por flotación y decantación. Para ello, se utilizan entre 5 y 7 m3 de agua; es importante destacar que el 90% del agua utilizada en la planta se recicla continuamente en las piletas de tratamiento de efluentes. Una vez culminado este tratamiento, estas operaciones de triturado y lavado se repiten una vez más.

En etapa las fracciones, perfectamente lavadas, son secadas en dos etapas: centrifugado y luego secado por flujo contracorriente. Una vez finalizados estos pasos, el material está en condiciones de ingresar en la fase de extrusado y cortado; siendo el extrusor de una capacidad instalada de 1.200 kg/hr. Por último, los pellets de plásticos son enfriados (mediante un sistema de agua), centrifugados y embolsados en big bag de 600 kg.

El destino final de estos materiales reciclados es muy variado. En el caso de los provenientes de los silobolsas (baja densidad) son: hilo de boyero, cañerías de riego por goteo, caños corrugados de electricidad, hilo enrollador, etc. Los provenientes de los envases de fitosanitarios (alta densidad): materiales de vialidad, tambores, piedras para construcción, cajones de gaseosas, púas de cabezal de cosechadora, etc. Es importante destacar, que en muchas aplicaciones no se utiliza el 100 % de estos plásticos, sino que forman parte de formulaciones y participan con porcentajes menores.