29 de Agosto de 2017
Noticia

Visita de funcionarios del BID: oportunidad trascedente para la institución

Rafael Anta, funcionario de Inter –American Development Bank (BID, sus siglas en español),mantuvo un nutrido diálogo con expertos del INTA

Compartir
+A -A

El pasado 24 de agosto el Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas recibió la visita del especialista principal de operaciones de la Vicepresidencia Ejecutiva del Banco, quien arribó al país  para realizar una serie de reuniones con el objetivo de identificar laboratorios de investigación, desarrollo e innovación (I&d+I) con énfasis en  biotecnología.

Héctor Espina, director nacional del INTA, recibió al funcionario y abrió la reunión.

Remarcó “en éstas 600 hectáreas encuadradas en el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias CNIA, funcionan 4 centros de investigación, con expertos de excelencia. Constituye el mayor centro dedicado a temas de investigación agropecuaria en Argentina y concentra una importante masa crítica de profesionales, tanto de INTA como CONICET y otros”, y agregó sobre el enfoque que “estamos yendo hacia unidades ejecutoras de doble dependencia”.

La directora del CICVyA Elisa Carrillo, actual coordinadora por CNIA, también dio la bienvenida y aclaró que “esta mesa de intercambio está representada por líderes de equipos de investigación que trabajan en la frontera del conocimiento y mostraremos algunos de los desarrollos relevantes, de los tantos que se llevan a cabo”.  Continuó, “en CNIA trabajan alrededor de 1300 personas de las cuales unas 650 son investigadores; cerca de 560 personas trabajan en CICVyA de los cuales 350 son profesionales, mayoritariamente posgraduados con doctorados y maestrías”.


Héctor Espina, Rafael Anta y Viviana Alva Hart durante las presentaciones de los investigadores del INTA


La mesa estuvo integrada por investigadores de CICVyA: Gabriela Soto, Dalia Lewi, Sebastián Asurmendi, Oscar Taboga, Marcelo Berreta, Diana Crespo y Mariano Pérez Filgueira, Andrés Wigdorovitz, y por investigadores la Estación Experimental de Balcarce: Germán Kaiser y Nicolás Mucci. También estuvieron presentes Germán Linzer de vinculación tecnológica y Viviana Alva Hart, especialista sectorial recursos naturales y medio ambiente del  Banco Interamericano de Desarrollo – BID.

“Somos más que un banco que financia; nos interesa promover y propulsar los desarrollos que realizan investigadores”, remarcó Anta y “no olvidemos que la Región sigue enfrentando desafíos desde hace 40 años, muchos no resueltos y es allí donde ponemos énfasis para aportar respuestas”. “Es así que buscamos fortalecer capacidades científicas de investigación e innovación, porque el Banco va a ir a los laboratorios a buscar soluciones”, aseveró.

La agenda para la reunión incluyó los temas  de investigación y desarrollo en edición genómica en el campo de agricultura, soluciones bio para tratamiento de agua y suelo; colaboración con otros laboratorios de nivel mundial; gestión de Propiedad Intelectual (IP); interacción con instituciones que enfrentan desafíos con posible resolución biotecnológica;  marcos regulatorios y transferencia tecnológica del laboratorio al mercado, entre otros ítems.

Cada uno de los expertos realizó sus presentaciones. De este modo Dalia Lewi y Gabriela Soto, ambas investigadoras del Instituto de Genética expusieron sobre la tolerancia a estrés abiótico en plantas, caracterización funcional de acuaporinas en  leguminosas y el desarrollo de cultivares transgénicos de alfalfa tolerantes a herbicidas y  el marco regulatorio de organismos genéticamente modificados (OGM).  Siguiendo con al área vegetal, Sebastián Asurmendi, investigador del Instituto de Biotecnología,  comentó los estudios de bases moleculares de la producción de estreses bióticos y abióticos en sistemas vegetales de interés agrícola y brindó un panorama general de las investigaciones en biotecnología que abordan investigaciones sobre los efectos de estos estreses desde varios ángulos simultáneos a través del uso tecnologías post-genómicas: proteómica, metabolómica y transcriptómica de forma integrada, por ejemplo: interacciones planta-virus (tabaco/TMV y maíz/MRCV), interacciones planta-hongos (girasol/esclerotinia, soja/roya asiática y papa/rizhoctonia o fusarium), senescencia y estrés hídrico en girasol. Luego, Oscar Taboga, del mismo instituto,  presentó investigaciones enfocadas al estudio de las bases moleculares de la interacción  hospedador/patógeno;  el desarrollo de inmunogenos basados en vectores virales  con capacidad de  presentación e inmunomodulación de antígenos recombinantes y estrategias antivirales empleando baculovirus o silenciamiento génico postranscripcional.

Más tarde, Marcelo Berreta investigador del IMYZA, explicó los avances en el desarrollo y producción de bioinsumos para control de plagas y fitopatógenos, promotores de crecimiento vegetal y enzimas de aplicación industrial. A continuación la investigadora Diana Crespo, del mismo instituto se refirió a las metodologías y alternativas de transformación de los residuos para minimizar los conflictos ambientales en sistemas de intensificados de producción.

Respecto a enfermedades animales que afectan a la producción, Mariano Pérez Filgueira, investigador del Instituto de Virología,  se refirió a los progresos de las investigaciones en epidemiología y desarrollo de estrategias para la prevención y control de enfermedades que afectan la salud pública, enfermedades exóticas y limitantes del comercio internacional.  Germán Kaiser y Nicolás Mucci expusieron sobre biotecnologías reproductivas con especial énfasis en la utilización de tecnología CRISPR para la generación animlaes productores de leche hipoalergénica knock out del gen de b-lactoglobulina. Tambien mencionaron avances en edición génica en porcinos.

Andrés Wigdorovitz contó acerca de la plataforma técnico-organizativa INCUINTA, con que cuenta INTA para la implementación de actividades de desarrollo pre-competitivo, como interface entre los resultados de investigación y la escala productiva. Encadenado al tema se refirió a la contribución de defensa de protección intelectual y comercialización de los productos obtenidos. Estas actividades son la base del proyecto y consolidan las plataformas biotecnológicas que permiten cerrar el circuito.

En este sentido Espina comentó que “aspiramos a concretar un polo de innovación agropecuaria en este predio con interacción público privada y con mirada hacia el concepto de bien público regional”

“Tenemos historia en investigación y logros como patentes, laboratorios de referencia internacional reconocidos por OIE”, concluyó Elisa Carrillo.

Anta manifestó gran entusiasmo por las temáticas del INTA y resaltó “la buena predisposición y pasión por la misión que llevan los investigadores del INTA”.  La visita se enriqueció con el intercambio que capturó el interés del funcionario del BID por continuar con acciones que fortalezcan el vínculo entre ambos organismos. “Cuando miramos al mundo, vemos capacidades de desarrollo mutuo y buscamos socios con laboratorios donde la invención y la innovación sean los motores para la producción y transferencia aplicada a la región”, expresó finalmente el funcionario del BID,


ver fotos de galeria