Del productor al consumidor: El Almacén Campesino de Termas de Rio Hondo

El Almacén Campesino es un emprendimiento conjunto, donde participan siete organizaciones de agricultores familiares del Oeste Santiagueño. Uno de sus objetivos es lograr la venta directa, del productor al consumidor de modo permanente y sin intermediarios. En este artículo Julio Sabagh, técnico del equipo de Extensión del Proyecto Regional Oeste, nos cuenta los detalles de la experiencia.

¿Qué es el Almacén Campesino?

El Almacén Campesino es un emprendimiento de siete organizaciones de agricultores familiares del Oeste Santiagueño para lograr la venta directa (productor-consumidor), de modo permanente y de manera conjunta de productos de la agricultura campesina local en la ciudad turística de Las Termas de Río Hondo, Santiago del Estero. 

Este proceso llevado adelante por las organizaciones, es acompañado por el INTA y la Subsecretaría de Agricultura Familiar desde hace años, con el objetivo de promover la innovación tecnológica para la seguridad alimentaria y la economía social de los sistemas productivos de los agricultores familiares del territorio. Para lograr este objetivo, el INTA, desde el Proyecto Regional Contribuciones al Desarrollo del Oeste de Santiago del Estero, vino innovando y capacitando en el agregado de valor y en las estrategias de comercialización de productos cuyo origen es ancestral.

¿Quiénes hacen el Almacén Campesino?

Las organizaciones que forman parte del emprendimiento son: 

  • Asociación Civil Pequeños Productores de Rio Hondo, Dpto. Rio Hondo, con sede en Villa Rio Hondo (a 16 km de Termas de Rio Hondo) y parajes vecinos.
  • Asociación Civil Comisión de Fomento de Pozo Huascho, Dpto. Río Hondo (a 27 km de Termas de Rio Hondo)
  • Cooperativa Huellas de San Francisco, Dpto. Rio Hondo, con sede en Pozo del Arbolito (a 30 km de Termas de Rio Hondo) y 3 parajes vecinos.
  • Asociación Civil Luna Creciente, del Dpto. Río Hondo, con sede en Abrita Grande (a 42 km de Termas de Rio Hondo), con socios en 6 parajes vecinos.
  • Asociación Civil Abriendo Caminos, de Villa Guasayán (a 52 km de Termas de Rio Hondo) con socios en 3 parajes vecinos.
  • Asociación Civil La Esperanza, de San José, Dpto. Guasayán, (a 82 km de Termas de Rio Hondo) 
  • y AZCAM, Asociación Civil Zonal Campesina del Departamento Jimenez, con sede en Pozo Hondo  (a 150 km de Termas de Rio Hondo).

La mayoría de estas organizaciones campesinas nacieron como estrategia comunal de autodefensa del derecho posesorio de las tierras. Con el acompañamiento del INTA y otras instituciones y, como estrategia de fortalecimiento de sus posesiones, fueron profundizando su identidad de productores familiares. El trabajo constante del Pro-Huerta desde hace más de 20 años con las huertas familiares, en la cría de gallinas ponedoras, el mejoramiento de las majadas y las pasturas, la elaboración de quesos, la introducción de la apicultura, la elaboración de conservas con carnes y frutos del monte, la elaboración de chacinados de cerdo y el aprovechamiento de la cabra adulta, la provisión de módulos o cisternas de agua para consumo humano y riego de huertas, las capacitaciones en marroquinería, cestería y tejido, la preparación y el fomento del turismo rural más el acompañamiento socio-organizativo en la conformación y consolidación de organizaciones, fortalecieron el perfil productivo de estas familias del Oeste santiagueño.

¿Cómo se concretó el Almacén Campesino?

Numerosas participaciones en ferias locales, provinciales y nacionales fueron fortaleciendo el perfil feriante de las familias. Sin embargo, el sueño de lograr un local que pudiese brindar una oferta permanente era el objetivo a cumplir. La construcción del nuevo Mercado Municipal de Termas de Rio Hondo brindó la oportunidad. Como contraprestación a un crédito recibido por la Ley Ovina, gestionado por la Unidad para el Cambio Rural, la Municipalidad de Termas de Rio Hondo se comprometió a garantizar un puesto de venta permanente para los agricultores familiares de la zona. El contacto con las organizaciones se dio a través del INTA y la Subsecretaría de Agricultura Familiar. Desde fines del año 2016 comenzó a tomar forma el emprendimiento: quiénes participarían, qué productos tenían para ofrecer, cómo se atendería el lugar, que disponía cada organización en mobiliario, etc., fueron algunos de los temas que se trataron en varias reuniones, donde también se eligió el nombre del emprendimiento y la fecha para su inauguración. Así, El Almacén Campesino comenzó a trabajar el día 4 de abril de 2016.

¿Qué ofrece el Almacén Campesino?

En la mayoría de los casos, las familias de agricultores del Oeste Santiagueño tienen estrategias pluriactivas para sostener sus economías y sus ingresos principales provienen de actividades extra-prediales. Sin embargo, muchos de ellos en especial, los que forman parte del Almacén Campesino, lograron una amplia variedad de productos que pueden ofrecer a la venta: miel de diversas floraciones, polen, y tinturas o cremas con propóleos, arropes de tuna, chañar, algarroba y mistol; mermeladas y jaleas de diversos frutos; quesos de cabra y de vaca, frescos o pasteurizados, naturales, con ají o saborizados con hierbas; dulce de leche de cabra o de vaca; escabeches de pollo, conejos, vizcachas; panificados tradicionales, con miel, con harina de algarroba, con frutas; harina de algarroba, de maíz tostado; bolanchao y patay; mistol; encurtidos en vinagre de ají o verduras; carnes de cabrito, conejo o cerdo, por pieza o trozado; huevos caseros; una enorme diversidad de hierbas del monte disecadas; jabones medicinales de hierbas, tinturas y pomadas que recuperan saberes ancestrales. En el caso de las artesanías, es variado el trabajo en marroquinería: cintos, bolsos, llaveros, alfombras, mates forrados, cueros curtidos; en tejido con lana de oveja y en cestería de palma de la zona. El requisito puesto por las mismas organizaciones es que todo lo ofrecido en el Almacén Campesino sea elaborado con materia prima de su propia producción o del Oeste Santiagueño.

¿Qué tiene de novedoso como estrategia el Almacén Campesino?

En primer lugar, el mayor logro es la visibilización de la producción de los agricultores familiares, riquísima en diversidad y de óptima calidad.

En segundo lugar, el Almacén Campesino no es un espacio donde cada familia vende, sino que lo que se ofrece y vende se hace en forma conjunta. El Almacén abre de lunes a sábado. Cada organización atiende un día por turno. Esto conlleva el esfuerzo de conocer el origen y el modo de producción de cada producto ofrecido para poder brindar al comprador la información necesaria para valorar la preparación y la calidad de lo que se le está ofreciendo.

En tercer lugar, la administración es compartida y está en manos de las organizaciones. Cada producto ofrecido es registrado por organización y por productor. El precio es fijado por las organizaciones con acuerdo del productor para tener uniformidad en los mismos. Cada venta queda registrada y el dinero guardado hasta la reunión de evaluación y rendición que se realiza cada quince días. Allí, cada organización recibe lo vendido y es la encargada de entregarlo a los productores. 

Otra novedad es la variedad de productos y de distintos productores ofrecidos al mismo tiempo (por ejemplo, hay miel de diez productores distintos de toda la región oeste). Lo perecedero (panificados, verduras) se ofrece en el día o por encargo. El stock es garantizado por las organizaciones, y al ser atendido alternativamente, se garantiza la reposición en uno o dos días.

Otra característica es que el Almacén Campesino trabaja con una gran parte de productos estacionales, por lo que la oferta varía a lo largo del año, pero esto es una característica a potenciar como valor en la relación productor-consumidor. Lo que se ofrece es lo que el campo nos da en esta época del año.

Otra novedad es la diversidad de compradores: al funcionar en una ciudad turística, lo conecta con un público que valora los productos regionales (llamativamente, la oferta de productos regionales que existía en Termas proviene de Catamarca o La Rioja, las artesanías de Jujuy o Bolivia) Esto ya lo puso en contacto y valoración con el Ente de Turismo Municipal y Provincial que están promocionando el valor autóctono del Almacén Campesino, incluyéndolo en su recorrido turístico. El emprendimiento se relacionó también con hoteles que desean ofrecer sus productos como parte de su cocina gourmet. Asimismo, al estar en el Mercado, se conecta a todos los habitantes de Termas y las poblaciones vecinas. Muchos de los compradores que se llegan al Almacén Campesino son familias locales, lo que garantizaría su funcionamiento aún en temporada baja.

Entre las dificultades que los productores participantes del emprendimiento discuten, se destaca la distancia desde las que tienen que trasladarse para la atención diaria y el costo que ello implica. También les preocupa que en estos tiempos de crisis económica el bajo poder adquisitivo de la población dificulta la consolidación de las ventas. Son conscientes además de que aún es necesario un tiempo de fortalecimiento de la marca, para que los consumidores los conozcan y se establezca una relación permanente entre ambos. 

Un objetivo, un primer paso

A pesar de ser una experiencia muy incipiente, las organizaciones conciben el espacio como un lugar de aprendizaje permanente, que costó mucho conseguir y que hay que fortalecer con participación, con recursos, con mejora constante de calidad y de diversidad de oferta, con perseverancia, entendiéndolo como parte de un proceso mucho más amplio e integral que colabore con el buen vivir de las comunidades. 

El Almacén Campesino queda en Avellaneda 155 (CP 4220) Termas de Rio Hondo y se atiende al público de lunes a sábados de 8:30 a 13:00 horas. 

Descargar archivos de este documento