El cultivo de olivo en nuevas áreas productivas de la Patagonia Norte

Artículo publicado en la Revista F&D Nº 79 - 1º semestre de 2017

En la provincia de Neuquén, en las localidades de Añelo, Rincón de los Sauces y Centenario, se instalaron emprendimientos olivareros en nuevas áreas de regadío sobre terrazas aluvionales de los valles de los ríos Neuquén y Colorado. Las primeras plantaciones se iniciaron en el año 2007, hoy ya se cuentan con más de 300 hectáreas en producción repartidas entre 4 establecimientos, dedicados a la obtención de aceite de alta calidad.

El sistema de conducción adoptado fue el “superintensivo”, que ofrece como ventaja mayor precocidad y se adecúa a la cosecha con máquinas cabalgantes, los árboles son conducidos con estructura de soporte en un marco plantación de 4 × 1,75 m. El riego se resolvió con la instalación de sistemas de goteo, abastecidos con el agua elevada con bombas eléctricas desde los canales del sistema Añelo y Rincón de los Sauces.

Desde un inicio los emprendimientos contaron con el apoyo del estado Provincial Neuquino a través del Programa de Fomento al Desarrollo de Cuenca de Frutos Secos y Olivos. Se dispuso una línea crediticia específica para la compra e instalación de sistema de riego por goteo y la implantación de los cultivos, la operatoria fue coordinada por Centro PyME–ADENEU Neuquén. También se sumó el estado nacional a partir de una solicitud gestionada por el entonces Ministerio de Desarrollo Territorial de Neuquén, integrándose el Consejo Federal de Inversiones, la Universidad Nacional de Buenos Aires y el INTA, que se abocaron a la realización de un estudio de factibilidad del cultivo de olivos que abarcó unas 4.000 hs de tierra ubicadas en el departamento de Añelo. En el año 2011, se terminaron los trabajos y se logró evaluar el régimen de adversidades agroclimáticas, elaborar un mapa de suelo de la zona, identificar los sectores con perfiles de suelo y el comportamiento de las heladas, sintetizados en un mapa de aptitud, que permite pronosticar el desarrollo y productividad del cultivo antes de decidir realizar una inversión. La aplicación de este estudio se pudo constatar en un olivar ya implantado, en un sitio con nivel “apto”, se logró un rendimiento de frutos a cosecha 10 veces superior a otro con nivel “moderadamente apto”, se demostró la importancia de predecir el comportamiento del cultivo de olivo como soporte para la toma de la decisión de realizar o no las inversiones.

Descargar archivos de este documento
Publicado en:
Revista Fruticultura & Diversificación Nº 79