Muestreo de suelos

Antes de decidir qué uso dar al suelo, es necesario conocer sus características. Por ello, el análisis de suelo es la mejor guía para el diagnóstico de sus condiciones, lo que permitirá una mejor planificación de las actividades y manejos, ajustando los insumos de producción. Pero el análisis no será satisfactorio, si el muestreo no ha sido adecuado y representativo del sitio del que se desea la información.

¿Qué hacer antes de tomar la muestra?

Es necesario delimitar las áreas de muestreo lo más homogénea posible. Para identificarlas, es necesario observar los diferentes tipos de suelos en la finca y los límites que estos suelos tienen dentro del paisaje.

Usualmente los límites del suelo coinciden con el cambio en la pendiente del terreno (plano vs. inclinado), uso (pastura vs. campo natural), posición en el terreno (zona alta, media y baja), años de cultivo, manejos, diferencias en la vegetación natural, etc.

croquis del terreno relacionado con el muestreo del suelo

¿Quién realizará el muestreo?

Es conveniente la participación del técnico y del productor para la diagramación del croquis y extracción de las muestras.

¿Qué elementos se necesitan?

Elementos utilizados en el muestreo de suelo

¿Cómo muestrear?

Definidas las áreas de muestreo en la finca se procede al muestreo, evitando los sectores con influencias de caminos, alambrados, construcciones, deyecciones, aguadas, manchones, sendas etc.

El muestreo consistirá en realizar un recorrido en zig-zag tomando en cada punto una muestra simple (submuestra). Posteriormente se mezclará con las muestras de los puntos sucesivos a cada profundidad, formando una muestra compuesta la cual se llevará para su análisis.

En el caso de plantaciones frutales o forestales, la muestra se tomará a la mitad de la proyección de la copa.

Para la extracción de cada submuestra se debe comenzar eliminando la cobertura vegetal u hojarasca de cada punto elegido evitando eliminar la capa superficial de suelo.

Recorrido en zig - zag para realizar muestreo de suelo

En caso de usar pala de punta, cada muestra simple se obtendrá cavando y vaciando un pozo de profundidad definida, procediendo a sacar una rebanada de 3 cm de espesor aproximadamente y de esta rebanada seleccionar el tercio medio colocándola en una bolsa.

Visualización de la profundidad recomendada para realizar un muestreo de suelo

¿Cuántos puntos del terreno se necesitan muestrear para componer una muestra representativa?

Cada muestra compuesta está constituida por un número de submuestras según el siguiente criterio.

-       Cultivo extensivo: se tomará 1 submuestra cada 2-3 ha. Entre 10-30 submuestras por cada muestra.

-       Cultivo intensivo: 10-30 submuestras por ha., parcela o cuadro.

En suelos con gran variablilidad espacial cuando mayor es el número de submuestras en un área de muestreo mayor será la representatividad.

¿Cuándo muestrear y a que profundidad?

En general se recomienda muestrear 2-3 meses antes de la siembra o transplante para obtener los resultados, interpretarlos, establecer las recomendaciones y adquirir los fertilizantes, cal o abonos orgánicos a aplicar según el análisis de suelo. En cultivos perennes esto puede hacerse cada 2 años, alrededor de 1-2 meses antes de la cosecha, en la época de floración. En pasturas se puede muestrear cada 2 años, luego del pastoreo. La frecuencia de muestreo puede ser más intensa para cultivos altamente tecnificados (flores, hortalizas, etc.).

Se recomienda dejar pasar 48 h. después de lluvia o riego intenso.

La profundidad deberá ser uniforme, la cual dependerá del objetivo del análisis, de la profundidad de los horizontes, del tipo de labranza, de la zona de mayores raíces y de la naturaleza del cultivo (anual o perenne).

Una propuesta es: 0-30 cm; 30-60 cm; 60-90 cm y en el caso que fuera necesario de 90-120 cm.

En el caso de cultivos con raíces profundas, plantaciones forestales y frutales, es neceseario extraer muestras profundas (> a 0-30 cm).

¿Qué es el cuarteo?

Cuando la cantidad muestreada supera la cantidad solicitada por el laboratorio (2 kg), se procederá al cuarteo. Éste consiste en mezclar la muestra compuesta, luego se divide en cruz, eliminando dos partes opuestas.

Cuando en el muestreo la cantidad muestreada supera la cantidad solicitada por el laboratorio (2 kg), se procederá al cuarteo.

Finalmente se identifica la muestra compuesta mediante una tarjeta donde consigne: fecha del muestreo, nombre del solicitante, nombre de la finca, localidad, profundidad, nº de muestra, identificación del sector (en lo posible coordenadas). También se recomienda que se entregue un plano con la/s área/s de muestreo identificada/s, el nº y un breve historial de esta/s.

Recomendaciones

  • Programar y realizar el muestreo con anticipación y tiempo.
  • Disponer del material necesario: barreno o pala, bolsas plásticas, tarjetas, lápiz, piolín, croquis del terreno y si fuese posible GPS.
  • No utilizar bolsas que hayan contenido fertilizantes, o sustancias que puedan contaminar la muestra.
  • No muestrear después de un riego o lluvia, esperar por lo menos dos días.
  • Identificar correctamente sin mezclar áreas y profundidades y no colocar la tarjeta en contacto directo con la muestra húmeda.
  • Entregar al laboratorio un plano con la/s área/s de muestreo identificada/s, el n° y una breve historia de esta/s.