Uso de Lotus tenuis en pastizales naturales: ¿Contribuye a la mitigación y adaptación?

El área agroecológica conocida como Cuenca del Salado, en la provincia de Buenos Aires, Argentina, abarca una extensión de aproximadamente 9 millones de hectáreas. Esta región es la principal zona ganadera y productora de terneros del país, con un stock de vacunos cercano a 8-9 millones de cabezas (17-18% de las existencias nacionales) y donde se registra la más alta concentración de animales por hectárea.

La actividad tradicional es la cría, basada en el aprovechamiento de los pastizales naturales. El proceso de agriculturización que se dio en el país condujo a la reducción de la superficie destinada a la ganadería, aumentando la carga y desplazándose animales hacia zonas más frágiles y menos productivas. En la Cuenca del Salado, los suelos salinos-alcalinos presentan una oferta de forraje pobre en cantidad y calidad, sobre todo en verano, afectada, además, por las variaciones climáticas interanuales, ocasionando una gran inestabilidad en los índices productivos de los sistemas de cría.

Descargar archivos de este documento