INTA La Consulta “abrió sus puertas” y la gente se sintió como en casa

Más de 2000 personas acudieron a la EEA La Consulta INTA, en el Valle de Uco mendocino. Los esperaba un variado programa para conocer en detalle el trabajo de esa unidad en los territorios y un espacio clave para los productores locales, que pudieron mostrar sus productos.

Viernes, 21 Octubre, 2016

La EEA La Consulta INTA convocó, con buenos resultados, a la comunidad provincial a un encuentro socioproductivo y cultural. Se llamó “Puertas Abiertas” y tuvo lugar el viernes 14 de octubre, con muestras a campo y en laboratorio.

“La iniciativa de este evento fue de los Consejos Locales Asesores del INTA en la zona, que a principio de año ya plantearon la inquietud”, aclara Laura Costella, Jefa de la Agencia de Extensión Rural La Consulta INTA y una de las organizadoras del encuentro. “La idea era hacer visibilizar las acciones del INTA, su potencialidad y la articulación con otras instituciones y organizaciones, en pos del desarrollo territorial”.

Al predio del INTA La Consulta concurrieron numerosos contingentes de estudiantes, productores y público general. Allí se encontraron con cuatro tipos de actividades a visitar:

“Actividades generales”: consistió en exponer los trabajos que se desarrollan cotidianamente en el campo y en laboratorios de la Estación  Experimental. Los visitantes pudieron ver una calicata en viñedo, aprender sobre la degustación de vinos, recorrer el laboratorio donde se analizan las hortalizas y aromáticas, ver un ensayo de variedades de lechuga, conocer cómo se guardan las semillas en un banco de germoplasma, presenciar el proceso de limpieza de semillas de zanahoria, aprender a multiplicar aromáticas y hortalizas, saber cómo se realizan los análisis de semillas y las consecuencias en el campo, recorrer una huerta experimental, visitar una estación meteorológica, ver cultivos de cebollas y una parcela de frutos de secos (nueces, almendros y avellanos).

“Jornada anual de ensayos de cultivo de ajo”: los actores vinculados a la cadena de este cultivo pudieron ver todos los ensayos que se han realizado durante esta temporada, previos a la cosecha. También conocer la colección de variedades de ajo de INTA, el proceso de poscosecha y una curiosidad: “los ajos negros”.

Encuentro final de “Huerta Orgánica en una Escuela Saludable”: este programa, desarrollado entre la Dirección General de Escuelas, el Departamento General de Irrigación y el Prohuerta, desde hace tres años realiza capacitaciones para docentes. En el encuentro final cada escuela participante mostró los trabajos realizados, con ideas muy innovadoras como huertas aéreas (sin suelo), huertas con sistemas de riegos que aprovechan mejor el agua, el uso de energías alternativas y muchas ideas más surgidas desde el trabajo en el aula. En este sector también los niños pudieron visitar la Vaquinta, una vaca de gran dimensión que permite aprender cómo el pasto se transforma en carne.


“Feria de instituciones y organizaciones”: fue el espacio para dar a conocer  las articulaciones del INTA La Consulta con instituciones educativas del Valle de Uco. Institutos de nivel medio y superior expusieron sus trabajos y productos y los mismos alumnos explicaron a los visitantes las innovaciones realizadas, además de colaborar algunos en la recepción y guía de los visitantes. En este sector también se pudo disfrutar del patio de comidas que ofrecieron las organizaciones de productores que trabajan junto a INTA.

Promediando el desarrollo de la jornada, el Director de INTA La Consulta, Daniel Pizzolato, dijo sentirse “orgulloso de lo que ha podido mostrar nuestra gente y nuestros Consejos Asesores, las empresas, municipios  y escuelas con que nos vinculamos. Uno de nuestros objetivos como unidad es que queremos más técnicos del INTA en fincas de productores y más productores, estudiantes y profesionales del agro dentro del INTA. La jornada de hoy sin duda suma para lograr tal objetivo.”  

El horticultor y miembro de la Asociación Feria Franca de Tunuyán, José Janco valoró que el INTA lo hubiera invitado a mostrar lo que hace. “Este último año me he volcado más a producir plantines orgánicos de hortalizas, porque veo que a la gente le interesa más; esto lo he notado también acá en el Puertas Abiertas. La gente se acerca mucho al stand a averiguar cómo produzco”, se entusiasmó.

Según una visitante de la muestra “el recorrido fue hermoso, nunca me imaginé que había tanto para ver y aprender”.   

Esta primera edición deja un saldo muy positivo y el desafío de continuar estrechando vínculos con la comunidad, ya que, como lo expresó el Director Nacional del INTA, Héctor Espina, “la comunidad es nuestro sentido”.