INTA y AACREA, un encuentro para acrecentar el vínculo

Productores de AACREA visitaron el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias del INTA de Hurlingham

Martes, 22 Noviembre, 2016

 Jorge Carrillo, director del Centro de Investigación de Agroindustria y Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación en Recursos Naturales de CNIA, recibieron a la comitiva que llegó acompañada por el coordinador nacional de Investigación y Desarrollo del INTA Fernando Fernández. “A lo largo de la historia de INTA hemos mantenido un fluido contacto con los grupos CREA y la política actual de desde las más altas autoridades es acrecentar los lazos entre ambos”, destacó Fernández.

Tras las palabras de bienvenida, Carrillo y Mércuri realizaron la presentación de las actividades que realiza el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias, en reemplazo de la coordinadora de CNIA Andrea Maggio.

Pablo Corradi, coordinador por AACREA de la Región Sudeste de la provincia de Buenos Aires,   expuso brevemente sobre la agrupación y su alcance en el país, con énfasis en la zona que coordina.  “Nuestro vínculo más cercano es con la EEA Balcarce, y esta es una excelente oportunidad para conocernos y poder proyectar acciones”, afirmó Corradi, quien mencionó que la agrupación la componen alrededor de 160 miembros que son productores agropecuarios en su mayoría y conformados en grupos. Corradi explicó “la región sudeste cuenta con 180 mil vientres en producción ganadera con una media de producción de carne de 130 kg en la cría y 450 kg en terminación, aproximadamente”.

AACREA está compuesto por 18 regiones que están representadas por un vocal zonal (miembro CREA) -se renueva cada dos años- y un Coordinador regional, que es un técnico rentado que organiza a los asesores de la zona y su plan de trabajo.

La jornada estuvo programada para que investigadores del INTA brinden información sobre sus desarrollos, avances y resultados. En este sentido, tras la presentación de Corradi, Ana Zamit investigadora y asistente de vinculación tecnológica del Centro de Investigación de Agroindustria, dio un pantallazo acerca de la nanotecnología, alcances y aplicaciones en el contexto nacional e internacional para explorar los desafíos del sector agropecuario y agroindustrial, con demandas de aplicaciones nano. “La nanotecnología estudia la materia en escala nanométrica y esto permite trabajar propiedades en escalas diminutas” dijo Zamit. Hoy la Nanotecnología comprende un campo de investigación en constante desarrollo y evolución, debido a sus múltiples aplicaciones en áreas tan diversas como biología, física, química, informática para defensa, estudios aeroespaciales, medicina humana, agroindustria, etc.

 

A continuación Eduardo Favret, investigador del instituto de Suelos  habló sobre biomimética, una disciplina que marca un camino para la innovación. Mostró ejemplos de tecnologías inspiradas en la naturaleza, es decir, nuevos desarrollos inspirados en los sistemas biológicos, como la tecnología de engranaje de un pequeño insecto, el vuelo de los pájaros que inspiró la aviación, los sensores anticolisión de las langostas, los sensores anti-incendios de los escarabajos, y la superficie antireflectante del ojo de polilla, entre otros. “La naturaleza es una fuente de inspiración”, afirmó Favret. También, el investigador hizo referencia a las superficies autolimpiantes, y en relación a ello comentó sobre la patente que obtuvieron en Estados Unidos por el diseño de una herramienta de laboreo del suelo que imita la superficie del bicho toro y permite reducir la demanda de energía.

La biotecnología aplicada al mejoramiento agrícola fue presentada por Esteban Hopp, investigador de INTA CONICET, quien hizo referencia a los desafíos que enfrenta la agricultura. Explicó las técnicas de ingeniería genética, cruzamiento y mutación. “El mejoramiento es más un arte que una ciencia, pero que con la biotecnología se fue volviendo cada vez más científico”, subrayó. Además, Hopp aseguró que “hoy en día la biología está basada en datos”. Hizo un repaso por la trayectoria del INTA en lo que respecta al mejoramiento genético del cultivo de girasol, ejemplificando los métodos de genotipificación. Por último, dio un detalle del impacto de la genómica en las ciencias agronómicas básicas y aplicadas, centrándose especialmente en “favorecer el uso de la información genética en lugar de la fenotípica” y “acelerar los procesos de mejora genética”. Se comentaron los resultados de caracterización de QTLs para resistencia a podredumbre húmeda del capítulo, Verticillium, senescencia y estrés hídrico, la utilización de genotipificación por secuenciación, mutagénesis asistida por genómica (TILLING) y edición genómica. "Los técnicos de AACREA del sur de la Provincia de Buenos se mostraron interesados y actualizaron sus conocimientos en esta temática de gran interés para la región", afirmó Hopp.

 

 

Viviana Parreño, investigadora del Instituto de Virología presentó la plataforma Incuinta, como plataforma tecnológica aplicada a salud animal y el modelo cobayo utilizado para el desarrollo de vacunas, que provee un volumen suficiente para hacer la serología con alto grado de homogeneidad y eficiencia. Además presentó a BIOINNOVO, una empresa público-privada deBase Tecnológica (EBT), situada en el predio de CNIA, formada por el laboratorio veterinario Vetanco y el IncuINTA, para realizar el escalado industrial de productos veterinarios en base a tecnologíaIgYs (inmunoglobulinas de yema de huevo) que “son un desarrollo del INTA apto para numerosas aplicaciones tales como terapias específicas para enfermedades veterinarias (e incluso humanas) y también kits de diagnóstico”, destacó Parreño. Son anticuerpos que se forman como respuesta a la inoculación de antígenos seleccionados, que pueden ser bacterias, virus, parásitos o proteínas. Se producen en gallinas hiperinmunizadas que transfieren en forma activa las Ig séricas a las yemas de los huevos donde se acumulan en gran cantidad –hasta 100 mg por huevo– y son de fácil extracción y purificación

Por último realizaron una recorrida por las instalaciones de Bioinnovo, visitando con la investigadora Celina Vega, los laboratorios y galpones de cría de pollos. Explicó Vega “BIOINNOVO cuenta con una Planta de producción y secado deIgYscon Laboratorios de Calidad y de I+D y un Bioterio de experimentación con posibilidad de brindar servicios a terceros” y agregó que  “las IgYs producidas son utilizadas para el tratamiento y control de las enfermedades transmitidas por alimentos tales como Salmonella, Campylobacter, que afectan la calidad exportable de las carnes, así como también para el control de otros agentes etiológicos como Escherichia coli, Rotavirus, etc”

 

  ver más fotos en galería