Los humedales desde la mirada del ambiente y la producción

La jornada que convoca a estudiantes secundarios de las escuelas rurales se realizó bajo el lema “humedales y Sitio Ramsar Jaaukanigás”. Se pusieron en valor aspectos históricos, culturales y productivos de este ambiente del norte de Santa Fe.

Jueves, 6 Julio, 2017

Un grupo de cerca de 200 estudiantes y docentes del ciclo superior de escuelas agrarias del norte de la provincia participaron de la 8va. Jornada de Ambiente y Producción, en la Estación Experimental Agropecuaria de INTA Reconquista. En esta edición, las actividades se organizaron en torno al humedal declarado de interés internacional.

Como cada año, la invitación es a participar de un espacio en el que se desplieguen diferentes aspectos de un problema particular. Una manera de incentivar la puesta en común y la búsqueda de conexiones  posibles entre el binomio: producción y ambiente. La jornada tiene como objetivo valorizar el patrimonio de la región y promover acciones sustentables desde las comunidades educativas rurales. En esta oportunidad, el eje fue la producción sustentable en ambientes de humedales, en particular el Sitio Ramsar Jaaukaigás, que abarca gran parte del norte de la provincia.

Múltiples propuestas

Charlas, muestras y producciones en vivo formaron parte del programa. Luis Luisoni, de INTA Reconquista es el representante de la institución en el “Comité Intersectorial de Manejo, que Juntos por la conservación y uso sostenible del Paraná”, dio cuenta de la riqueza de este ambiente que es el área de mayor diversidad natural de todo el norte de Santa Fe.

 “El Paraná, uno de los ríos más grandes de la tierra, contiene una diversidad biológica y cultural extraordinaria. Sus recursos y ciclos naturales están siendo afectados profundamente por el hombre actual, y como inevitablemente ocurre con los problemas ambientales, estos repercuten en toda la sociedad”, explica una publicación del Comité de Manejo y así lo destacó Luisoni en la charla.

“Puerto Reconquista como patrimonio histórico” fue abordado por Elina Cricco, directora del Museo Histórico de Reconquista. Sus primeros habitantes, las excavaciones arqueológicas, las fiestas populares dan cuenta del gran valor cultural del lugar. Antropóloga y docente, Elina resaltó su trascendencia “es el primer sitio Ramsar de la provincia de Santa Fe, humedal de importancia internacional”. Los rastros de los primeros habitantes perduran hasta la actualidad y se expresan en el nombre  “Jaaukanigás”, como se denomina al sitio y que significa ‘gente del agua’, en referencia a una de las tres parcialidades que habitan la región.

Lo estrictamente productivo formó parte de la charla de Fernando Aiello; investigador de la Universidad Nacional del Litoral. En su exposición compartió las claves para producir de manera sostenible. Es decir una propone una intervención productiva que contempla en su manejo la conservación del recurso natural paisajes productivos, esto incluye el conocimiento de las especies vegetales, mejoras ambientales y la preservación del paisaje.

Por otra parte, el Ing. Daniel Paiz, de la delegación norte del Ministerio de Medioambiente de Santa Fe, aprovechó la presencia de estudiantes para alertar sobre la situación que vive el “aguará guazú”. Este animal fue declarado como “monumento natural” por la Ley Provincial N° 12.182. Es una especie en peligro de extinción y por medio de la reglamentación se declara la “prohibición absoluta a su caza, captura, acosamiento, persecución, tenencia, tránsito, comercialización de especies vivas o muertas”. Sin embargo, casos recientes dan cuenta de que se siguen matando en accidentes o por captura en zonas rurales.

Lo que inspira el paisaje

Y como el ambiente ribereño es un lugar de inspiración de múltiples creaciones convocamos a artistas locales para que compartan sus producciones. Se expusieron dos muestras de fotos de artistas locales. “Lapsus Jaaukanigás”, de Javier Bolzán tiene como principal motivo la fauna del humedal. En diálogo con los estudiantes relató que cada captura requiere de un tiempo preciso de observación y sobre todo paciencia. Javier es un fotógrafo amateur, realiza travesías por los ríos y riachos de la región con su familia.

David Franco, se define como “avistador de aves”, detalles de diferentes especies son el centro de sus imágenes. Dedicado al turismo regional aprovechó la muestra para intercambiar con los estudiantes y compartir su pasión.

En otro espacio, el artista plástico Pablo Sánchez, realizó una obra en vivo. Se trata de un mural díptico al que le puso el título de “Jaaukanigás” y que está compuesto por elementos alusivos: el rostro de un abipón, 

un pez y un loro, rodeados de vegetación. Una de las piezas se sorteó entre las escuelas. Los estudiantes de la Escuela de la Familia Agrícola de La Sarita, se llevaron el premio.

Vicente “Nano” Cuevas vive en Puerto Reconquista y se dedica a la cocina ribereña. Participó  la jornada con un taller que incluyó varias recetas con pescados y verduras. El paté fue el preferido de los estudiantes. “Aprender a cocinar y consumir pescado es una de las maneras de apreciar lo que la naturaleza nos ofrece”, comenta Nano que concibe a la cocina como una manera más de cuidar y valorar la cultura región.

Para el cierre Gustavo Rey y Sebastián Del Frate, interpretaron una serie de canciones litoraleñas en guitarra y acordeón. Por último, el ritual que se repite desde hace 8 años convocó a los estudiantes a plantar el árbol de la “sustentabilidad ambiental” renovando el compromiso de cuidarlo cada uno desde su lugar, para volver a encontrarnos en la próxima vuelta al sol.

 












 

Para más información...: