Profesional del INTA participó como jurado en concurso internacional

Se trata de María Sol Molina, responsable técnica del laboratorio de aceites y grasas del INTA Catamarca y jefa del Panel de Cata de aceites de oliva reconocido por el Consejo Oleícola Internacional (COI), quien participó como jurado experto en cata en el VII Concurso Internacional y Premio a la Calidad de los Mejores Aceites de Oliva Vírgenes Extra del Mundo, realizado en Lisboa, Portugal.

Martes, 2 Mayo, 2017
Jurado de Catadores Expertos en el VII Concurso Internacional y Premio a la Calidad de los Mejores Aceites de Oliva Vírgenes Extra del Mundo, realizado en Lisboa, Portugal

Molina formó parte, por sexta vez consecutiva, del jurado conformado por más de 40 personas de diferentes países del mundo provenientes de España, Italia, Portugal, Grecia, Alemania, Israel, Eslovenia, Túnez, Japón, Brasil y Chile, siendo ella la única por Argentina.

“Realizamos la evaluación de aceites de oliva vírgenes extra en 4 categorías, frutados maduro y verdes, ligeros, medios e intensos,  y se trabajó con más 150 muestras. Se realizó el proceso de selección de aquellos aceites que maximicen sus características sensoriales sobre una valoración de 100 puntos. Es decir, se busca aquel producto que logre el mayor puntaje tanto en sensaciones olfativas, gustativas, retronasales, y evaluando fundamentalmente la armonía, la complejidad y la persistencia. Se definieron los ganadores para el primer, segundo y tercer lugar y se entregaron menciones especiales para aquellos aceites que presentaron destacadas características”, explicó la profesional sobre el proceso de evaluación de aceites.

Además, remarcó que “participar de estos concursos es mostrar al mundo la calidad que se está produciendo, porque atrás de cada producto hay una dedicación especial. En Argentina tenemos aceites con muy buenas características, pero debemos promover esfuerzos para superar esos estándares. Además, estos espacios de encuentros son canales y vías para una futura comercialización”.

Por otra parte, lamentó la falta de participación de productos argentinos antes los rigurosos plazos para el envío de muestras que se oponen a los tiempos de la cosecha, pero consideró que “estos espacios de interacción son importantes para mostrar la calidad que tenemos y lograr el reconocimiento, lograr una distinción de calidad. Desde el INTA animamos a los productores a que formen parte de estos concursos y tenemos uno muy importante en San Juan. Además, acompañamos desde hace varias campañas asistiendo técnicamente para mejorar la calidad que se está produciendo para participar en estos espacios de excelencia”.

También destacó que “estos espacios son importantes para actualizarse ya que para realizar la cata del aceite se necesita mucha práctica y entrenamiento. Significa, además, un reencuentro con colegas y otros expertos para interiorizarse de determinadas problemáticas. Otra cuestión a resaltar es la vinculación institucional en la cual se comparten ciertos conocimientos, características de cada lugar y se intercambian muestras de aceites”. 

Para finalizar resaltó que “la participación en estos ámbitos es el resultado de un trabajo ininterrumpido, lo que es fundamental para alcanzar un buen nivel técnico, así como el trabajo realizado con Panel de cata cuyo reconocimiento por el COI se mantiene desde hace 9 años. Estamos trabajando con el sector productivo continuamente, con lo cual conocemos la calidad de nuestros aceites”.