TRIGO En busca de la calidad perdida

Todo lo que hay que saber antes del inicio de la siembra de la fina fue tratado en la VI Jornada de Cultivares de Invierno, organizada por el INTA Pergamino y la AIANBA.

Jueves, 5 Mayo, 2016
Buena presencia de asesores y productores interesados en el cultivo

El trigo, en los últimos meses ha estado en el centro de la escena, pues se vislumbra cierta recuperación de cultivo a partir de un nuevo panorama comercial. En ese sentido, el martes 3 de mayo INTA Pergamino y AIANBA han organizado la sexta edición de la Jornada de Cultivos Invernales, y a tono con el entorno se caracterizó por las expectativas puestas en la campaña próxima a iniciarse.

La jornada comenzó con una mirada a los mercados, pero ya desde ese momento quedó evidenciado el interés por la necesaria búsqueda de la calidad perdida y que tuvo su punto culmine en la cosecha del año anterior.

El comienzo de la campaña de los cultivos de fina ya está en marcha dentro de un mes todo será trabajo en el campo, pero ahora mientras se definen varias cuestiones, la jornada fue central para tener información al día para que el productor pueda tomar las decisiones más apropiadas.

Los números

Reinaldo Muñóz trajo el panorama de los mercados y las perspectivas económicas, con una visión favorable para el primer gran cultivo dentro de la nueva administración: “El trigo elevó fuertemente su cotización desde los 151 dólares de enero, a más de 160 dólares, y comienza a ser un modelo parecido al del maíz; con los vecinos de Brasil no tendríamos problemas de colocar saldo exportable y eso apuntaría a una reconsideración del mercado triguero argentino”, sentenció el economista.

Otro de los temas que abordó Muñóz estuvo vinculado a lo climático, destacando que la humedad inicial podría ser a mediano plazo favorable, pero en el corto arroja dudas ante la cantidad de lotes inundados.

Y también, el especialista del INTA Pergamino se refirió a la estrella de la campaña triguera: la calidad. “El gran tema es desarrollar calidad, que siempre es una materia pendiente y que ayuda tanto en la comercialización como en las perspectivas del cereal”.

Qué sembrar

El comportamiento de variedades en ensayos cobró para esta ocasión con un interés especial pues como bien lo había manifestado  Ignacio Terrile en la previamuchos productores dejaron de hacer el cultivo hace varias campañas y es necesario conocerlos nuevamente y saber cuáles tienen mejor desempeño en la zona”.

En esa línea, el profesional analizó las dos campañas que fueron más cálidas y húmedas respecto a los registros históricos existentes. En un marco de posible continuación del año Niño, “podemos utilizar esas campañas para el productor mostrándole  los resultados en los que vimos cuestiones interesantes que le servirán al comprar semillas”.

Terrile contó que los cultivares que tienen buena resistencia genética, han tenido una gran estabilidad de rendimientos. Y se han destacado frente a cultivares más susceptibles los cuales han tenido problemas sanitarios siendo los que tienen mayor potencial de rendimiento y están muy difundidos.

“Por esas dos características, si bien existen los fungicidas, no hay con qué darle a la resistencia genética, y eso quedó evidenciado en los resultados”.

Así lo hacen

Una idea interesante y que ya se va volviendo costumbre en las jornadas, es la de convocar a productores y asesores para que transmitan sus propias experiencias, su pensamiento y planificación sobre la campaña por venir.

En esta ocasión se hicieron presentes Ángel Juárez de la firma Agronort; el asesor privado Diego Pérez; y Julio Lieutier de CREA. Estos panelistas, coordinados por Fernando Mousegne y Gustavo Ferraris, posibilitaron que la audiencia tuviera una panorama técnico, pero que también fueran más allá y así poder contar con una visión  de quien va a tomar las decisiones.

“Quedó claro que quieren producir, pero que esos trigos tengan calidad. Se habló de cómo poner la calidad y hasta de qué manera es conveniente comercializarlo durante el año siguiente ya que tanto molinos como exportadores compran secuencialmente, entonces recomiendan guardar y la mejor calidad ir vendiéndola durante el año, son temas muy importantes que trascienden lo técnico” dijo Mousegne a la hora de referirse a las conclusiones del panel.

El Jefe de la AER San Antonio de Areco, concluyó en que “la audiencia se lleva un panorama más real, lo pueden ver y entender cómo otros pares resuelven con la idea de tener una mayor rentabilidad. Es evidente que para que el trigo haga un click, no sólo la quita de retenciones, uno de los puntos más importantes es vender calidad, Brasil nos compra y tiene exigencias determinadas, con lo cual ante la cercanía, con una buena producción y de calidad, sería un buen negocio para toda la cadena de trigo”.

Calidad… y rendimiento

El déficit de producción de los últimos dos años, pone a la nutrición de los cultivos, también como uno de los parámetros de relevancia ante la planificación de la campaña. Y allí Gustavo Ferraris tuvo la difícil tarea de lograr rendimiento y al mismo tiempo calidad.

Sobre el particular, Ferraris fue claro: “La última campaña ha sido la de peor calidad de trigo cosechado. Fundamentalmente en cuanto a contenido de proteína y gluten” y la recomendación fue que en una campaña que se inicia con una buena disponibilidad hídrica, se debe ajustar la nutrición para que no quede poco nitrógeno para acumular en esos granos.

En esa línea indicó también que “Partiendo de un buen ajuste inicial de suelo; debemos dividir la fertilización  en al menos dos momentos”, y exhortó usar indicadores  de lectura de nitrógeno en hoja, con uso de sensores, o imágenes satelitales para en función de ello hacer el ajuste final.

Brindando información vinculada, el especialista del INTA Pergamino dejó claro que producir un poco menos de volumen y algo más de calidad es muy bueno pensando también en el doble cultivo porque en general hace un menor consumo y deja mayor reserva para el cultivo de segunda. Y así obtener un trigo de calidad, al menos medio, “es un objetivo muy deseable de todo el sistema productivo. El trigo forrajero tiene muy bajo valor, destino lejano y con baja capacidad de pago. Brasil compra trigos de al menos calidad media y ahí es a donde hay que apuntar”.

La salud de los cultivos

La posibilidad que el niño tenga continuidad, tal como lo marcó más arriba Terrile, la sanidad de los cultivos tiene una trascendencia aún mayor y por ello se convocó a Fernando Jecke y Lucrecia Couretot, quienes llevan la voz cantante en el tema.

Jecke comentó que durante la campaña pasada la presencia estelar fue para la roya del tallo. “Causó grandes pérdidas de rendimiento, es una enfermedad ya presente en toda la región triguera desde 2012, está claro que llegó para quedarse y hay que saber cómo manejarla”.

De cara a lo que se viene, el profesional del INTA Pergamino dijo que la presencia de las enfermedades endémicas (roya de la hoja, mancha amarilla, roya del tallo) van a seguir y sobre ello recomendó “elegir variedades de buen comportamiento, ese es el primer paso para manejar enfermedades, y luego la opción que queda es la de utilizar fungicidas”.

También subrayó que ante la mayor superficie triguera que se espera, “la siembra de trigo sobre rastrojo de trigo, podría dar mayor nivel y más temprano la aparición de mancha amarilla. Entonces recomendamos no sembrar trigo sobre rastrojo de trigo, dejarlo descansar uno o dos años sería la mejor solución.

“Queremos que el productor esté confiado”

La agitada mañana llegaba a su epílogo con la presencia del Subsecretario de Agricultura Ganadería y Pesca de del Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires.

Miguel Tezanos Pinto, el funcionario llegó con la intención de dar a conocer las políticas trigueras del gobierno y la charla versó sobre las buenas gestiones realizadas en los últimos días con la industria brasilera, principal compradora del potencial producto que se logre en la campaña.

“Tenemos claro que una de las cosas que tenemos que hacer es preguntarle a los que nos van a comprar, qué, cuánto y cuándo van a adquirir lo que producimos. Por ello el ministro Sarquís, organizó una misión a Brasil y allí fuimos a hablar con la industria compradora; nos disculpamos por lo sucedido en los últimos años y de ahí en más comenzamos a generar confianza para que ellos mismos nos mostraran hacia dónde quieren ir en términos de exportación de trigo”, expresó Tezanos Pinto y reafirmó: “Con esto queremos que el productor esté confiado en que nuestro principal cliente, a quien hemos denostado por momentos, ha renovado su confianza y paulatinamente sus niveles de compra van a seguir”.

El subsecretario, detalló que Brasil demanda 6 millones de toneladas de trigo, que tiene como destino principal la molinería. “Con lo cual el trigo no debe ser sólo forrajero, necesitamos trigos de calidad. Argentina está preparada para abastecer esa demanda, pero hay que prepararse, estamos haciéndolo y bien para que el productor se concientice en todo lo que hay que cambiar de una año para el otro. Venimos de la peor campaña en 2015, con lo cual a lo largo de toda la cadena tenemos que tener mejoras”.

Así se cerraba una edición más de esta ya clásica reunión que a diferencia de años anteriores contó con una mayor cantidad de asistentes interesados en un cultivo que hoy ha generado grandes esperanzas y expectativas, ahora será el turno de ir al campo y que el clima acompañe.

 

Galería fotográfica


Entrevista con Reinaldo Muñóz

Entrevista con Ignacio Terrile

Entrevista con Fernando Jecke

Entrevista con Gustavo Ferraris

Entrevista con Fernando Mousegne

Entrevista con Miguel Tezanos Pinto


Entrevista previa

Datos del evento

 

Para más información...:
INTA Pergamino
Sector Trigo
eeapergamino.trigo@inta.gob.ar
Ing. Agr. Ignacio Terrile
terrile.ignacio@inta.gob.ar
(02477) 439033