Homepage

1
1
1

El INTA junto con la Universidad Nacional de La Plata y agricultores familiares avanzan en el desarrollo de bolsones para el transporte y comercialización de verduras frescas. Se busca preservar la calidad del alimento y reducir su desperdicio.

En los últimos años la temperatura global subió y, según los expertos, hay una altísima probabilidad de que eso se deba a las actividades humanas. En la Argentina, lluvias y olas de calor cada vez más intensas tienen efectos directos en la agricultura.

Investigadores de INTA trabajan para identificar aquellos que tienen importancia en procesos biológicos y vías metabólicas. Esto permite comprender los mecanismos de respuesta al estrés hídrico y rendimiento, lo que se traducirá en una mejora del cultivo.