Homepage

1
1
1

Investigadores de INTA trabajan para identificar aquellos que tienen importancia en procesos biológicos y vías metabólicas. Esto permite comprender los mecanismos de respuesta al estrés hídrico y rendimiento, lo que se traducirá en una mejora del cultivo.

Investigadores, junto con productores y asociaciones civiles, buscan el equilibrio entre la producción y la conservación de una especie única. Realizaron una encuesta para conocer el daño que causan los ciervos en las plantaciones de sauces y álamos.

De la mano del proyecto “Tierra Sana”, el INTA impulsa alternativas como la solarización, el vapor de agua y la biofumigación para reemplazar el uso de bromuro de metilo en los cultivos de frutilla, flores de corte y hortalizas.