22 de Marzo de 2022
Artículo de divulgación

Aguas subterráneas, hacer visible lo invisible.

Como parte de la conmemoración del día mundial del agua 2022, vamos a recordar la relevancia de este recurso, ya que alrededor del 40% de la población mundial vive en cuencas hidrográficas interjurisdiccionales y compartidas. En Sudamérica hay 38 cuencas internacionales cubriendo el 70% del territorio por lo que la gestión y administración del recurso es cada vez más urgente.

Compartir
+A -A

El cambio climático y el crecimiento demográfico, son dos de los principales componentes, que reclaman mayor demanda gestión eficiente, sostenible y equitativa del “agua”.

Este año bajo el lema “Aguas subterráneas, hacer visible lo invisible”, desde Naciones Unidas se dará notoriedad al agua subterránea, un tesoro que tiene la humanidad, aguas que se encuentran bajo tierra, en los acuíferos.

El territorio de la provincia de Formosa es parte de las cuencas de los ríos Pilcomayo, Bermejo y Paraguay, todos afluentes de la Cuenca del Plata. Pero no sólo compartimos los recursos superficiales sino también los subterráneos: sistemas capaces de proveer agua para satisfacer las demandas de los habitantes formoseños, como lo son El Acuífero Guaraní y principalmente el Acuífero Yrenda- Toba-Tarijeño. Cabe aclarar que los límites de las cuencas de los recursos superficiales no coinciden necesariamente con los recursos subterráneos y en algunos casos los sentidos de los escurrimientos son opuestos.

¿Qué es el agua subterránea?

El agua subterránea está contenida en un espacio que se llama “acuífero”. Esta agua cumple con la función ambiental de contribuir a los caudales de ríos, manantiales, lagos y humedales, y tiene participación en muchos procesos geológicos siendo un solvente activo, por lo que el flujo subterráneo actúa como vehículo en el transporte.

La mayor parte del agua subterránea se origina como agua meteórica (que cae en forma de lluvia o nieve), si no se pierde por evaporación, transpiración de las plantas o escorrentía, se infiltra en el terreno. Es el resultado de la percolación del agua en profundidad (por debajo de la zona donde se encuentra el agua capilar), una zona de saturación caracterizada por la presión hidrostática igual o superior a la presión atmosférica. El límite superior o de saturación (nivel freático) delimita si el agua es explotable. 

Parte del agua de lluvia quedará retenida en los primeros centímetros de humedad del suelo, una zona cercana a la superficie donde se encuentran las raíces de los árboles. El resto del agua que no es retenida como humedad percola hasta la zona de saturación donde se encuentran los acuíferos.

Los métodos más utilizados para su identificación son la fotografía infrarroja y la resonancia magnética, métodos de prospección que requieren de equipo especializado. En la resonancia magnética se utiliza una antena que se coloca sobre el terreno, la cual emite una señal capaz de excitar las moléculas del agua localizada por debajo del terreno natural (TN) y así detectarla. 

¿Qué es un acuífero?

Un acuífero es una formación geológica o una parte de ella que consta de un material permeable capaz de almacenar una cierta cantidad de agua. Formaciones de rocas, arenas y gravas que contienen cantidades importantes de agua. Su principal fuente de recarga es la lluvia que se infiltra en el suelo y puede extraerse a la superficie por medio de bombas y pozo.

La posibilidad de explotación o extracción está ligada tanto a condiciones técnicas como económicas. Los parámetros determinantes son profundidad de la capa, extensión, temperatura y calidad química del agua. 

El agua subterránea es uno de los recursos más utilizados por los pobladores ya que permite la provisión de agua potable, sin embargo, el mayor consumo se destina a la producción agropecuaria, principalmente en el riego. La gestión sustentable de ella debe ser expedita, para evitar la disminución acelerada de los volúmenes acelerados de agua subterránea y la reducción de los humedales. Parte de la tarea es mantener la vida útil de las perforaciones, asegurar su calidad, evitar acciones que modifiquen las áreas de recarga.

La mayor parte del territorio formoseño está enclavado sobre el acuífero Yrenda-Toba-Tarijeño y una pequeña porción sobre el limite Este provincial sobre el acuífero Guaraní.

¿Qué características tiene el acuífero Yrenda- Toba-Tarijeño?

El acuífero Yrenda-Toba- Tarijeño es uno de los más importantes del Chaco argentino-paraguayo, está constituido tanto por acuíferos poco profundos como profundos, donde se almacenan grandes volúmenes de agua de buena calidad, en varios niveles y a diferentes profundidades, constituyendo sistemas multicapas escala regional. Su potencia, aunque variable, puede llegar a 200 a 400 metros, según exploraciones.

Cercano a la Línea Barilari, límite interprovincial Salta-Formosa, existe un acuífero de agua dulce entre los 325 a los 385 metros de profundidad, debajo de una secuencia de intervalos de agua salada, hallazgo sumamente alentador como indicador de agua dulce en capas acuíferas profundas.

La calidad química de las aguas subterráneas es el factor clave para su utilización doméstica, ganadera y agrícola. La presencia en la mayor parte del área de aguas con elevados contenidos de sales se debe a que entre los sedimentos que rellenan la cuenca se encuentran sales evaporíticas (principalmente Yeso), que por su solubilidad dan origen a aguas salobres o saladas. 

El área de recarga más importante proviene de las serranías que constituyen las últimas estribaciones del Subandino (en el sector boliviano y argentino) y que es la zona donde se producen las precipitaciones más elevadas (alrededor de 1000 mm/año). Los cursos de agua superficiales tienen influencia básicamente en la zona de recarga, piedemonte y llanura. El río Pilcomayo, con agua permanente durante todo el año, aporta en forma continua a los acuíferos del abanico aluvial a partir de la localidad de Ibibobo y representa probablemente el curso de agua superficial más importante de recarga del acuífero Yrenda-Toba-Tarijeño.

El acuífero Guaraní es una reserva de agua subterránea transfronteriza compartida con Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, estimada en un millón de km2, donde se almacena alrededor de 2000 km3 explotables, un gigantesco reservorio natural de agua dulce que configura una de las mayores reservas de agua dulce conocidas del planeta Tierra.

Rafaelli, S y  Troadello, M (2012). La Gestión Integrada de los Acuíferos Transfronterizos de la Cuenca del Plata. CIC y el Programa Marco.

¿Quiénes aprovechan el agua subterránea?

El sector productivo de la provincia permanentemente realiza diversos intentos de búsqueda de fuentes subterráneas, en profundidades que rondan entre los 12 a los 25 m, lamentablemente con baja efectividad de encontrar una fuente que dote de agua en cantidad y calidad suficiente. En la mayoría de los casos la limitante es la calidad del agua por sus altos contenido de sales. 

En esta fecha conmemorativa, aunamos esfuerzos para inspirar a la sociedad a prestar atención a las aguas subterráneas. Entendemos como prioritario generar debates que pongan en relieve la importancia de este recurso, que a veces invisible, es una de las fuentes primordiales de agua líquida para el futuro. Técnicos, científicos, gobernantes y decisores, y la sociedad toda deberán trabajar en conjunto para la gestión sostenible de este recurso.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Formosa
    • Ciudad de Formosa