29 de Agosto de 2019
Boletín

Análisis de las temperaturas invernales sobre el desarrollo fenológico de los frutales

Boletín Agrometeorológico Nº 46, temporada 2019-2020, área de Agrometeorología de la EEA Alto Valle.

Compartir
+A -A

El requerimiento de frío invernal, como se mencionó en el boletín anterior se dio dentro de los valores normales. Los frutales difieren en el requerimiento de unidades de frío según especie y variedad. Como parámetros de referencia podemos contemplar a los almendros con 500 unidades, duraznos, nectarines y ciruelas con 800 unidades y pepitas, cerezas y nogales con 1000 unidades. El proceso fisiológico necesario para el estímulo de desarrollo fenológico requiere luego del periodo de reposo de temperaturas efectivas de crecimiento (periodo de acumulación de calor) cuantificado a través de las unidades de calor.

En función de ello decimos que los almendros a partir del 20 de junio comenzaron con la acumulación de calor. Se registraron temperaturas de 8º a 14 ºC en la última semana de junio y entre la última de julio y primera de agosto (figura 1). Esta situación climática provoco un adelanto aproximado de 4 días con respecto a las fechas medias de las principales variedades tales como Guara.

En cuanto a los ciruelos y duraznos la acumulación de calor comenzó a partir del 10 de julio, por lo cual las temperaturas de fines de julio y principios de agosto estimularon el desarrollo fenológico (una diferencia de 400 unidades por encima del año anterior). Actualmente en términos generales los ciruelos están en floración y los duraznos y nectarines en inicio de floración. En estas variedades la fecha de plena floración está dentro de lo normal.

Para los frutales de pepita y cerezos la acumulación de calor comenzó el 27 de julio con un estímulo importante de las altas temperaturas de esos días que luego se detuvo por la presencia de un período frío del 10 al 23 de agosto. El requerimiento de calor se ha cubierto tan solo en un 30%. Según los pronósticos locales del 2 de septiembre al 7 prevalecen las bajas temperaturas, luego del 8 de septiembre tendríamos un periodo cálido de importancia. Esta situación agroclimática indica un buen desarrollo fenológico manifestándose la plena floración de peras y manzanas dentro de las fechas medias (23 al 29 de septiembre).

 

Figura 1. Temperaturas medias de junio-agosto y acumulación de unidades de calor. EEA Alto Valle-INTA


La información meteorológica de la región y los productos agrometeorológicos asociados pueden consultarse en nuestro sitio web: http://sipan.inta.gob.ar/agrometeorologia/met/met/clima.htm


Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Río Negro
    • Allen