12 de Septiembre de 2018
Informe

Calidad comercial e inocuidad de maíces de fecha tardía. Determinación del momento óptimo de cosecha

Hace más de una década la inclusión de maíces de siembra tardía en la rotación ha ido en aumento en toda la región maicera argentina.

Compartir
+A -A
Las siembras de fecha tardía permiten reducir los riesgos climáticos del cultivo de maíz, ya que tienen más probabilidad de tener un balance de agua favorable y menores chances de sufrir golpes de calor durante el período crítico y llenado de granos (Maddoni, 2012). Si bien desde la oferta ambiental las fechas tardías tienen un menor potencial de rendimiento, el piso de rendimiento es mayor y en muchas regiones el rendimiento obtenido iguala o supera el de fechas tempranas.

Las siembras tardías exponen al cultivo a mayor presión de insectos y en algunos casos coinciden estadíos susceptibles con picos poblacionales de la plaga. Tal es el caso de la “oruga cogollera” (Spodoptera frugiperda) y la “isoca de la espiga” (Helicoverpa zea) (Gamundi y Perotti, 2014). En el caso de Spodoptera, existe preocupación por una mayor frecuencia de cultivos que necesitaron aplicaciones y un aumento del número de aplicaciones aún en cultivos con eventos transgénicos en los que se esperaba menor nivel de daño. En el caso de Helicoverpa, el control químico tiene una eficiencia errática y muchas veces el daño ocasionado a la espiga no justifica su implementación, por lo que la elección del híbrido es un aspecto crucial para minimizar el impacto de la plaga (Balbi y Flores 2015).

No obstante, las galerías generadas en el ápice de la espiga son una fuente de ingreso de humedad y propicia la proliferación de hongos micotoxigénicos como Fusarium spp. (Munkvold et al., 1997).

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Oliveros