18 de Agosto de 2020
Informe

Informe Técnico COVID-19 y SARS-CoV-2

Informe Final - Red de Seguridad Alimentaria (RSA) Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) El presente informe fue realizado por investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que forman parte de la Red de Seguridad Alimentaria (RSA). Se recopiló la última información científica disponible sobre la COVID-19 y la transmisión de SARS-CoV-2.

Compartir
+A -A

-  La pandemia por COVID-19 no es una crisis de inocuidad alimentaria.

- No existe evidencia científica, hasta el presente, que demuestre que los virus que causan enfermedades respiratorias en humanos (como el SARS-CoV-2) se transmitan a través de los alimentos.

- No existe evidencia científica que demuestre que los animales de consumo (bovinos, porcinos, aves, peces) transmitan el virus, ni que puedan enfermarse.

- No existe evidencia científica que demuestre que SARS-CoV-2 se transmita a través de la carne de peces, cerdos, bovinos o aves.

-  La actividad agroindustrial se distribuye en todo el país y no se asocia a los grandes centros urbanos, donde se encuentra la mayor prelavencia de COVID-19 en Argentina.

- Es necesario minimizar las posibilidades de transmisión del virus SARS-CoV-2 entre personas. Para ello se deben implementar todas las medidas generales de seguridad, higiene, desinfección y cuidado personal de los trabajadores en las cadenas de producción.

- La mayoría de los patógenos, incluyendo los CoV, pueden inactivarse mediante los Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento (POES) que se utilizan con frecuencia en la industria alimentaria. SARS-CoV-2 es sensible a los principales desinfectantes utilizados a nivel industrial.

- El Estado Argentino lleva a cabo el control de la producción de alimentos y publicó lineamientos para diferentes sectores productivos en relación al COVID-19.

- El conocimiento acerca de la supervivencia de SARS-CoV-2 en superficies se basa en datos experimentales, con un máximo de sobrevida de 7 días en plásticos y en acero inoxidable. Sin embargo, no existe evidencia científica hasta el momento que demuestre que el virus pueda transmitirse por esta vía.

- El riesgo de presencia de material genético de SARS-CoV-2 en contenedores de alimentos sería de 4,38 x 10-6 (IC95% 1,06 x 10-6 – 2,44 x 10-5). El riesgo final de que una persona adquiera SARS-CoV-2 por manipular un alimento importado, podría considerarse insignificante (inferior a 10-12).

- Los kits para detección de SARS-CoV-2 a partir de muestras ambientales deben contar con controles internos de amplificación específicamente desarrollados para tal fin.

- La recolección de muestras de superficies para análisis de SARS-CoV-2 debe ser realizada por personal capacitado y bajo condiciones de bioseguridad. Se debe preservar la salud del analista y la bioseguridad de la muestra, evitando contaminaciones externas.

- Las técnicas de PCR pueden detectar material genético del virus, pero no permiten diferenciar entre SARS-CoV-2 viable y no viable, por lo que la detección de ARN viral no necesariamente implica infectividad.

Esta breve descripción se fundamenta en publicaciones científicas y documentos publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y agencias estadounidenses como el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA / FSIS), entre otros.

Referencias

Personas involucradas extra INTA
Barril Patricia (CIATI-CONICET), Durrieu María (RSA- CONICET), Leotta Gerardo (IGEVET-CONICET), Oteiza Juan (CIATI-CONICET), Van Gelderen Carlos (RSA CONICET), Volpedo Alejandra (INPA-CONICET)
Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Hurlingham
Temas
Palabras clave