09 de Septiembre de 2016
Artículo de divulgación

Nuevos alimentos ancestrales: el caso de la quinua en la pre puna y puna catamarqueña

Compartir
+A -A
Puna catamarqueña

Este trabajo surge con el objetivo de investigar los efectos de las actuales políticas de reinserción de cultivos locales y de un mercado internacional en auge desde la perspectiva de los pobladores. Constituye un diagnóstico inicial que pretende aportar elementos a un posible proceso de valorización localizado. 


Resumen técnico

Los procesos de modernización que se han dado a nivel mundial han implicado un creciente distanciamiento entre los consumidores y los alimentos a partir del incremento en la industrialización de los mismos (Bricaset et al., 2013). Simultáneamente a dicho “alejamiento” se observa un importante movimiento de consumidores interesados en conocer el origen y las condiciones de producción de lo que se consume. Progresivamente comienzan a ampliarse los mercados con sellos de tipo “orgánicos, locales, de comercio justo”, etc. en los cuales la quinua se encuentra inserta. Este fenómeno se acentúa en poblaciones urbanas verificándose una “distancia” entre la gente y los alimentos, en sus dimensiones geográfica, económica y cognitiva. En áreas rurales marginales, en las que predomina una cultura local ancestral, este distanciamiento podría ser considerado bajo. Sin embargo, el análisis de la trayectoria de las prácticas productivas y las prácticas alimentarias en áreas como la Puna catamarqueña, en torno a un producto local como la quinua, nos invita a mirar más de cerca la relación entre ambas trayectorias. A partir del enfoque de Sistemas Agroalimentarios Localizados (Muchnik, Sautier, 1998) partimos de la hipótesis de que la quinua constituye un producto patrimonial emblemático del sistema agroalimentario local y más ampliamente del sistema andino aunque su producción actual es escasa. Movilizamos a su vez los aportes de Poulain (2007) sobre los comportamientos del turismo en torno a la alimentación. Para el diseño de la recopilación de datos se consideró principalmente la metodología etnográfica propuesta por Olivier de Sardan (1995). A partir de analizar las prácticas productivas y las prácticas alimentarias, observamos que el cultivo y consumo de la quinua en la pre puna y puna catamarqueña se reintroducen por parte de organismos de intervención en los últimos diez años. Podemos constatar que forma parte de la cultura ancestral local y que está presente en la memoria de los pobladores más ancianos de esta región. Sin embargo, estas prácticas de cultivo y de consumo aparentemente no han sido transmitidas a los más jóvenes. Por su parte el rol de los organismos de intervención de los últimos 10 años es central en la re-introducción del cultivo. El turismo, las ferias, las fiestas locales y la gastronomía se presentan como los elementos que definirán el futuro de este cultivo. La región es portadora de una imagen andina que puede ser utilizada en el proceso de valorización. Ya sea por el rol de la intervención o por propia motivación, en ambos casos la movilización en torno a la valorización de estos productos se percibe como algo positivo. La quinua se presenta ante una posibilidad de valorización que permita movilizar, transmitir y proteger genuinamente la historia de un cultivo o mejor aún de una cultura. El desafío sigue siendo encontrar un mercado para este producto en un contexto internacional de creciente competencia productiva y comercial (Lang et al., 2004).

 

New ancestral foods: the case of quinua in the pre puna and puna catamarqueña  

Modernization processes that have occurred worldwide have involved a growing gap between consumers and food (Bricaset et al., 2013). Simultaneously with this "distance" appears an important consumer movement interested in the origin and production conditions of what is consumed. In this sense, label markets such as "organic, local, fair trade" can be mentioned and also are where quinoa is inserted. This phenomenon is accentuated in urban populations verifying a 'distance' between people and food in their geographic, economic and cognitive dimensions. In marginal rural areas, where predominates an ancient local culture, this distance could be considered low. However, analysis of the trajectory of productive practices and feeding practices in areas such as Puna catamarqueña, around a local product such as quinoa invites us to look more closely at the relationship between the two paths. From the approach of Localized Agrifood Systems (Muchnik, Sautier, 1998) we hypothesized that quinoa is a flagship product of the patrimonial local food system and more broadly the Andean system, yet its current production is low. We mobilize contributions on tourism behaviors around food (Poulain, 2007). For the design of data collection, it is mainly considered ethnographic methodology proposed by Olivier de Sardan (1995). We observe that it is part of the local ancestral culture and it is present in the memory of the older inhabitants of this region. However, these practices and consumption culture apparently have not been transmitted to the younger ones. Meanwhile the role of intervention agencies in the last 10 years is central to the re-introduction of the crop. Tourism, fairs, local festivals and gastronomy are presented as the elements that define the future of this crop. The region carries an Andean image that can be used in the process of recovery. Whether for the role of intervention or self-motivation, in both cases the mobilization around the valorization of these products is perceived as something positive. Quinoa is faced to a possibility of recovery and valorization which could allow its transmission and protection. The challenge remains in finding a market for this product in an international context of increasing production and trade competition (Lang et al., 2004).

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina