01 de Diciembre de 2011
Artículo sin referato

Recuperación del vínculo a través del auto-reconocimiento y constitución del equipo investigador, y de la escucha profunda del otro en el caso de un proyecto de I+D

Un problema da origen a un proyecto, y en torno a él se teje una matriz donde se cruzan lógicas programáticas, objetivos institucionales, disciplinas y posiciones epistemológicas. Esto se rastrea en proyectos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), donde el abordaje profesional de la comunicación ha sumado en los últimos tres lustros otra perspectiva de análisis. El caso de este trabajo corresponde a un proyecto cuyo objetivo es “contribuir al desarrollo de una fruticultura regional consolidada sobre la base de un mejoramiento de su competitividad y sostenibilidad”, que incluye líneas de investigación, extensión y comunicación. Esta última propone una alternativa para definir qué tipo de estrategias se pusieron en juego para la adopción de tecnología. Se constituyó un equipo integrado por ingenieros agrónomos especialistas en extensión y comunicadores que revisó teorías, la propia historia, y en su reconocimiento concluyó que antes de abordar el tema directo debía recuperar la cosmovisión del productor y dimensionar el lugar que ocupaba la tecnología en su vida. Aquí se recupera la construcción de la metodología que primero se centró en la explicitación y auto-reconocimiento del grupo en su rol de investigador, luego el contacto y apropiación de técnicas cualitativas -entrevistas en profundidad- como alternativa a la extendida encuesta; y con el fin del abordaje de un problema complejo en un territorio donde se ponen en juego destinos productivos, historia y cultura, en un momento cuya crisis puede ser definitoria para el cambio de paisajes.

Compartir
+A -A
Descargar
Autores
Unidades

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Provincia De Buenos Aires
    • San Pedro