21 de Diciembre de 2015
Noticia

EEA Delta contribuyendo a la sustentabilidad productiva y la conservación de la biodiversidad

Enriquecimiento con nativas en Arroyo Amargo
Compartir
+A -A

Desde 2009, la EEA Delta del Paraná (INTA) lleva adelante varios proyectos que tienen como objetivo evaluar el desarrollo de las producciones típicas de los humedales de Delta, sus impactos y con ello buscar alternativas y prácticas sustentables para la producción y el ambiente. En este sentido desde 2013, nuestra Estación Experimental posee una serie de proyectos financiados por INTA, así como externos a la institución, que apuntan a la rehabilitación de cursos de agua, el manejo integral de los mismos y la restauración del casi extinto bosque ribereño nativo o “Monte Blanco”.

Estos proyectos apuntan a mejorar el manejo de los cursos de agua a través de la rehabilitación de cauces que quedaron cegados dentro de atajarrepuntes o diques en establecimientos forestales y ganaderos (entre otros), y el uso de compuertas de doble vía y bombas que permiten la entrada y salida del agua en momentos determinados. Asimismo, contemplan la capacitación de los productores y el acompañamiento con fondos (especialmente para el movimientos de suelo en pequeños productores) y acompañamiento orientado a la instalación de producciones asociadas a la calidad del sitio y que incluyen la incorporación de criterios de buenas prácticas.

De esta manera se aporta a la sustentabilidad de las actividades productivas, debido a que dicho manejo evita o disminuye riesgos de pérdidas por déficit o exceso de agua en los campos. Asimismo, permite la ingresión de sedimentos con el agua del río que aportan nutrientes a los suelos de las islas. Por otra parte, la conectividad que se genera a partir de la entrada de agua entre estos cauces, y los canales con cursos de agua principales (ríos y arroyos), permite el libre flujo y dispersión de especies de interés tanto para la conservación (aves, mamíferos, anfibios y peces), como productivo (ej. semillas de especies forrajeras, apícolas, etc.).

Para complementar la rehabilitación de los cursos de agua, las actividades desarrolladas apuntan a restaurar el monte blanco, a través de la plantación de leñosas nativas en pequeños bosquetes (módulos o parches de 30x5m de unas 18 plantas y 6/7 especies) a lo largo de la ribera de los mismos (un bosquete cada 1500m aproximadamente), que servirán como fuente de semillas de árboles en sitios donde algunas de las especies están completamente desaparecidas (ej. palo amarillo, blanquillo, mata ojo, inga, etc.). Con el tiempo y el monte blanco en expansión, se espera generar corredores biológicos que aporten a la reaparición de especies típicas del Delta del Paraná (algunas aves y mamíferos del bosque ribereño) y la mejora en las condiciones de conectividad poblacionales de otras (ej pava de monte, carpincho, lobito de rio, entre otras).

Algunos de los arroyos en los que se está trabajando en este momento en colaboración con CONICET, la Reserva Natural Otamendi (APN), Reserva Natural Patrimonio Pilar y Ribera Norte, son: Las Papas y Las Piedritas (Consorcio Vecinal Las Piedras); Águila Negra y Las Piedras (Arauco Argentina); Las Cucarachas (Establecimiento La Ponderosa, Flia. Rodriguez); Arroyo Ricardito (Caaby S.A. e INTA Delta del Paraná); Arroyo amargo (Establecimiento Las Piedras, Flia. Lopez). También colaboran los estudiantes de la Escuela de Educación Secundaria Agraria Nº 2 "Ing. Fernando Mujica".

Seguimos adelante en el camino donde “la producción y la conservación pueden coexistir y aportar a la sustentabilidad”.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina