29 de Septiembre de 2021
Noticia

El INTA junto a más 15 distritos del centro y norte bonaerense comenzaron a articular esfuerzos para mejorar la gestión en el uso de fitosanitarios

El sistema agrícola actual genera una gran presión en la demanda de insumos y nuevos desafíos para el sector productivo y para la sociedad en general. La aplicación de fitosanitarios conlleva una serie de riesgos que llaman convoca a los gobiernos locales a la creación de normativas, y el INTA acompaña con asesoramiento, información técnica y capacitaciones, promoviendo un proceso participativo para el armado y puesta en funcionamiento de las ordenanzas.

Compartir
+A -A

Con el foco puesto en los distritos del centro norte de la Provincia de Buenos Aires, comienza a delinearse una estrategia de trabajo en la promoción de las buenas prácticas agrícolas, asegurar una mayor eficacia en el empleo de agroquímicos, minimizar los riesgos ambientales y en la salud, la revisión de la maquinaria agrícola, la capacitación de aplicadores, productores y profesionales, y el uso de la información meteorológica.

Para avanzar en estos temas, el INTA organizó un encuentro de trabajo con más de 15 municipios de la región, junto a los equipos técnicos y de extensión, bajo el título “Jornada de Intercambio entre Municipios para acompañar la gestión de las buenas prácticas en el uso de fitosanitarios”, en el que se analizaron los principales temas de agenda de los municipios.

Las realidades en cada distrito de la provincia difieren, ya sea en relación a las ordenanzas, estrategias de gobernanza, niveles de tensión entre actores sociales o las prácticas agropecuarias. El caso de Chascomús es reconocido como un ejemplo en el que se logró articular la demanda social, con las necesidades productivas en un proceso participativo de política pública de gestión del uso de agroquímicos, la creación de zonas de amortiguación y exclusión, mesas de transición hacia la agroecología y sistemas de gestión pública inteligentes.

El análisis de la gestión de Chascomús es un disparador para detectar puntos críticos en las diferentes situaciones de los municipios, entre los que se destacan la escasez de recursos humanos y económicos para la gestión de las normativas, la falta de capacitación en aspectos técnicos y un bajo uso de las recetas agronómicas. En una encuesta realizada con los municipios de Chascomús, Chacabuco, Carlos Casares, 9 de Julio, Chivilcoy, Mercedes, Bragado, Ramallo, Arrecifes, Junín, General Paz, Suipacha, General Viamonte, General Arenales, 25 de Mayo y Leandro N. Alem, consultados por las normativas, indicaron que el 80% cuentan con algún tipo de reglamentación, aunque dos tercios aclaran que deberían revisarse o actualizarse. Si bien la temática suele estar relacionada a tensiones y conflictos entre distintos actores, se evalúa que en todos los casos se cuenta con escenarios posibles para la construcción de consensos.

Sobre estas bases, entonces, el INTA pone en funcionamiento una linea de trabajo, en respuesta a una demanda de los territorios.

Para más información:

Cristian Zuchini: zuchini.cristian@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
Personas mencionadas: