16 de Mayo de 2014
Noticia

Estado madurativo de los cañaverales tucumanos en mayo de 2014

Los datos surgen del muestreo realizado entre el 6 y 8 de mayo por el Grupo Caña de Azúcar del INTA EEA Famaillá, con el apoyo de las Agencias de Extensión Rural Monteros, Aguilares, Simoca y Banda del Río Salí. En un recorrido por 26 localidades representativas del área cañera de la provincia y considerando a las 4 variedades de mayor difusión a nivel comercial, se recolectaron 170 muestras. Los principales parámetros de calidad analizados fueron Pol % Caña, Pureza y Rendimiento Fabril Teórico (RFT %), agrupados por zonas geográficas.

Muestras de caña de azúcar de diferentes variedades y zonas geográficas
Compartir
+A -A

Entre los días 6 y 8 de mayo, el Grupo Caña de Azúcar del INTA EEA Famaillá -con el apoyo de las Agencias de Extensión Rural Monteros, Aguilares, Simoca y Banda del Río Salí- estimó la evolución de los rindes sacarinos en los cañaverales comerciales de Tucumán. El muestreo incluyo 26 localidades representativas del área cañera de la provincia, considerando a las 4 variedades de mayor difusión a nivel comercial.

Se recolectaron 170 muestras, que fueron acondicionadas para su molienda a partir de tallos limpios, pelados y despuntados correctamente. Éstos fueron procesados dentro de las 24 hs. en un trapiche experimental, con extracción cercana al 45% y presión constante de 150 kg./cm2. Por lo expresado, los valores obtenidos corresponden a niveles de azúcar potencialmente recuperable a partir de caña “limpia”, sin incidencia de materias extrañas.

Los principales parámetros de calidad analizados fueron Pol % Caña, Pureza y  Rendimiento Fabril Teórico (RFT %), agrupados por zonas geográficas.

En relación al mismo periodo de muestreo de la campaña anterior, este segundo monitoreo del 2014 registra valores de calidad de la materia prima inferiores en alrededor de 1,1 punto de rendimiento para los principales parámetros analizados.

Como es de esperarse, LCP 85-384, el cultivar más difundido en la provincia, experimenta una evolución favorable respecto del mes anterior, con un crecimiento de 1,4 puntos de rendimiento. Lo mismo ocurre en el resto de las variedades, manteniéndose RA 87-3 con valores superiores a “384” y quedando más retrasadas TucCP 77-42 y L 91-281.

La zona Centro presenta los mejores valores madurativos, donde hay que destacar cierta homogeneidad entre las localidades. Los valores más altos se registran en Simoca, Balderrama, Isla San José y Rio Colorado, quedando relegada Famaillá con los valores más bajos de la zona.

La zona Noreste continúa expresando el mayor atraso madurativo, con 1,1 puntos de diferencia por debajo de la Centro. Dentro de esta zona, los mejores valores se expresan en La Ramada de Arriba y Macomita, revirtiendo la tendencia de los últimos años.

La zona Sur también cuenta con valores inferiores a la central en cerca de medio punto. Las localidades muestran un poco más de variabilidad, destacándose con muy buenos valores Gastona, Atahona y Ciudacita en la región de la llanura central y Alto Verde en el pedemonte.

Cabe destacar que la evolución de abril a mayo, discriminando zonas y variedades, es de 1,45 puntos en promedio. Se trata de una mejoría uniforme entre zonas, donde se destaca el progreso de L 91-281 en cuanto a las variedades.

Comparando la evolución abril-mayo del último quinquenio, se observa que la de esta campaña, junto a la del 2012, es la de menor evolución intermensual con una cifra de 1,44 puntos de RFT% en el 2014.

Las variables climáticas en su conjunto no acompañaron para lograr una mayor evolución en los rindes durante abril. De acuerdo a información proporcionada por el Observatorio Agrometeorológico del INTA Famaillá, los factores de mayor incidencia fueron la heliofanía efectiva (presencia de brillo solar durante el día sin ausencia de nubosidad), que fue de 2 horas cuando el promedio histórico es de 4.4; la heliofanía relativa, expresada en 17%, mientras el promedio histórico es de 38%. Estos valores muestran la poca cantidad de luz que hubo durante el mes. Otro elemento fue la amplitud térmica, que alcanzó una diferencia promedio de 8,2 °C entre la máxima y la mínima, cuando el promedio histórico es de 9,7 °C.

Estas condiciones incidieron para una lenta evolución de la etapa de maduración del cañaveral en la provincia, que registró una tasa de acumulación intermensual baja, inferior al promedio de los últimos 5 años y, aún más, al año anterior. Por otro lado, se debe tener en cuenta que este año en particular presenta cañaverales con menor desarrollo debido a la falta de precipitaciones, especialmente entre fines de enero y principios de febrero. Recién a partir de las lluvias de marzo y abril se retomó la fase de crecimiento, lo cual explica en parte el retraso en el inicio firme de la etapa madurativa.

El Grupo Caña de Azúcar prevé continuar con un relevamiento detallado de la evolución del ciclo madurativo de los cañaverales próximos a molienda, destacando que los valores obtenidos son orientativos de la evolución madurativa en la provincia y tienen por finalidad ejercer una comparación con igual fecha de análisis de campañas anteriores.

Para acceder al trabajo completo con los datos por variedades y localidades de las diferentes zonas cañeras de la provincia ingrese en el siguiente link.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Tucumán
    • Famaillá
Personas mencionadas: Arturo FELIPE, Roberto Alfredo SOPENA