23 de Octubre de 2018
Noticia

Los chicos conectan con el INTA

La edición 17 de la Vidriera Tecnológica concluyó con la visita de más de 700 asistentes provenientes de instituciones del partido de San Pedro, la zona, y otras de la provincia de Buenos Aires y Santa Fe. Pensada para el sector educativo, se presentaron siete estaciones adaptadas a los motivaciones de las escuelas. Los testimonios destacan la visita como una experiencia enriquecedora que se renueva cada año.

El gallinero móvil, una de las estaciones que movilizó y generó inquietudes en los más pequeños
Compartir
+A -A

 

Cada grupo recorrió entre 3 y 5 estaciones de acuerdo a sus intereses, nivel de conocimiento y disponibilidad de tiempo en tres jornadas con dos días esplendorosos y un tercero más fresco y con algunas lloviznas que desalentaron la participación de algunas escuelas en la que se esperaba sería la jornada más concurrida. Fueron casi 650 alumnos de niveles primario, secundario, terciario y educación no formal junto a más de 70 acompañantes entre docentes y padres que pasaron por la Experimental del INTA. Las instituciones llegaron de San Pedro, Baradero, Ramallo y Villa General Savio; de otras partes de la Provincia como Escobar, Junín, Rojas y Carmen de Areco; así como de la provincia de Santa Fe: Bigand, Villa Constitución, Godoy, y Rosario. “Lo que me generó más relación con respecto a lo que podemos trabajar es que los chicos vean que lo que se produce lo pueden hacer ellos... nos hemos vuelto consumidores muy pasivos”, expresa Ariel Bassi de la Escuela Secundaria N°5 de Villa General Savio... “En Investigación del Medio se aprende a valorar el contexto socioproductivo en el que está inserta la escuela, y el INTA como generador de tecnología y de innovación hace que los chicos conozcan y apliquen en la escuela algunas de las tecnologías que ven en INTA”, dice Adriana Fascie, de la Escuela Agraria N°1 de Río Tala... “Lo que se ve en la visita se retoma en el aula en la parte conceptual”, rescata Mauro Grassi de la Escuela Agraria 327 de Bigand, quienes nos visitan todos los años con los alumnos de tercer año.

Durante los días del evento toda la Estación Experimental Agropecuaria junto a sus tres Agencias de Extensión de San Nicolás, San Pedro, Zárate y la Oficina de Baradero, participaron en la atención de estaciones, guiada de los visitantes y armado del evento. Como es costumbre hace ya 17 años se realizó la foto grupal al inicio de la visita como recuerdo de su paso por el INTA, iniciando luego las recorridas junto a los guías asignados, pendientes de cualquier inquietud que pudiera presentarse. Al final se entregó una postal que los alumnos completarían rescatando parte de la experiencia vivida, y conectando con las redes sociales.

Las estaciones en detalle
Frutos comestibles nativos: En ese encuentro se repasó la vasta variedad de frutales o plantas nativas que producen frutos comestibles, separando los de clima húmedo en el corredor ríos Paraná y Uruguay, así como límite con Brasil y Misiones; mencionando también las de clima seco como Tala, Chañar, Algarrobo y  Piquillín. Se habló de distintos géneros como Psirium (Arazá rojo y amarillo,  Guayaba), Eugenia, Myrciaria y Myrcianthes, Plinias (Jaboticaba), Garcinia, Crisofilum, Campomanesia; y se identificaron las ubicaciones en los ecosistemas, yunga, selva valdiviana, selva misionera. El mercado tiene posibilidades en el mundo gourmet como delicatessen, algo muy desarrollado en Uruguay y Brasil, tal el caso del Araza y Guayaba. Incluso, consumir el té de Pitanga que se encuentra entre Santa Fe y norte de la provincia de Buenos Aires, siendo una fruta roja, ondulada, muy rica.

Estación gallinero móvil: Se presentó un prototipo desarrollado por Prohuerta como parte de la propuesta tecnológica para las granjas familiares, que permite tener entre 8 y 10 gallinas, y mientras están resguardadas, hacer un pastoreo rotativo y controlado. Entre sus beneficios, se destaca la posibilidad de asociar el sistema productivo animal con el vegetal, principalmente a través de la inclusión de legumbres y verduras en la dieta de las aves. Este modelo busca combinar el bienestar animal con un sistema de producción sustentable de alimento. 

Apicultura: Se mostró una colmena y su composición; y se realizó una introducción a la apicultura. Se mostraron mieles a partir de los distintos colores y los análisis que se hacen en la EEA (color, humedad y HMF); dado que las mieles varían en relación con la fuente floral que provienen, generando diferentes colores, olores y aromas. Los análisis que se realizan en el laboratorio de INTA San Pedro permiten definir su valor comercial (color), la maduración (humedad) y el deterioro (HMF).

Biolaberinto: se presentó una recreación de la huerta de Floriana, una nena que disfruta mucho de ver crecer a sus productos y le inquieta ver cómo manejar las plagas, enfermedades y malezas que surgen alrededor. En su trayecto, los estudiantes pudieron visualizar distintos aspectos a tener en cuenta como los polinizadores que aportan al incremento de producción sin necesidad de utilizar hormonas, o los enemigos naturales que son responsables de controlar insectos que provocan enfermedades. También se encontraron con la parte oscura del control vinculada al uso incorrecto de los fitosanitarios. Cada estación fue pensada sobre las principales consultas que se reciben sobre problemas en horticultura, floricultura y fruticultura de la región pampeana, hasta llegar a un espacio que permita repasar y repensar lo vivido. 

Cultivo sin suelo: El objetivo de esta estación fue mostrar a los alumnos que es posible realizar cultivos sustentables sin el uso del suelo, con tecnologías apropiadas. El cultivo en hidroponia se basa en el desarrollo de la planta en un medio acuoso que contiene disolución de sustancias nutritivas. Si bien se desarrolló con fines netamente científicos,  con posterioridad se lo empezó a utilizar en situaciones con falta de suelo adecuado, ya sea por estar contaminado, o porque a través del tiempo de utilización intensiva (debajo de invernáculos) se fue erosionando. Los estudiantes pudieron observar cómo se erige un cultivo de estas características, en un reciente ensayo que combina más de 10 especies y se constituye en una verdadera “huerta hidropónica”, entre otros: acelga, kale, y kale rizado, y gerberas

Fruticultura: Se realizó en la colección de frutales de carozo, con el objetivo de mostrar in situ un árbol frutal como parte de la producción de nuestra zona. Se comparte el concepto del sistema frutícola, desde la generación de la planta hasta su llegada al monte de producción comercial, incluyendo  aspectos como calidad y factores como el ambiente, el suelo y todas aquellas herramientas técnicas que hacen a la producción de frutales.

Higiene y seguridad en la empresa agraria: En esta estación se hizo foco en el riesgo de accidentes y de ocurrencia de enfermedades en la horticultura, la fruticultura, la floricultura o los viveros. Los alumnos reconocieron algunos de estos elementos de protección personal como trajes, guantes, máscaras, que se utilizan durante la aplicación de fitosanitarios y pudieron probarlos a fin de experimentar su utilización. 

 

Material Audiovisual - Fotografías 
Día 1

Arrancó la Vidriera - SADIV los primeros 
Bigand, otro año más 
Con tres escuelas más pasó la primera jornada

Día 2
Segunda Jornada de Vidriera, de mañana 
Ya están los últimos grupos del miércoles de la Vidriera

Día 3
Tercera jornada
Los últimos con sorpresa

Material Audiovisual  - Videos
Síntesis general
La mirada de los docentes
El grupo de Bigand

Para más información:

Lorena Peña - pena.lorena@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • San Pedro
Personas mencionadas: Mauro Grassi, Ariel Bassi, Adriana Fascie