05 de Julio de 2016
Noticia

Los roles en la nueva ruralidad

Mujeres rurales de toda la provincia se juntaron en el Centro Regional Santa Fe para compartir los resultados de los talleres realizados en el Seminario de Mujeres Rurales del pasado 8 de abril. Construyeron una agenda de trabajo conjunta, como un modo de no frenar la sinergia y darle visibilidad a este espacio y a sus problemáticas. Entre ellas se destacan el éxodo juvenil, la complementariedad de tareas y el reconocimiento a su rol en las actividades productivas.

Compartir
+A -A

De acuerdo a cada uno de los territorios las realidades van cambiando, pero no los patrones de conducta y estereotipos arraigados a lo cultural. El taller comenzó con un repaso de las principales problemáticas que caracterizan al trabajo y desempeño de las mujeres en las actividades rurales. Allí saltaron sus roles, los lugares de poder y decisión dentro de las instituciones y las empresas familiares, y la diversificación de sus tareas en la actividad productiva. La sensación fue similar para toda la provincia, como podría serlo para cualquier otro trabajo alejado de lo rural: la mujer trabaja a la par de los hombres, se complementan, pero su esfuerzo se visibiliza menos porque, básicamente, los espacios de decisión no le son propios. 

Pero, lejos de la victimización, ven una gran oportunidad. Porque como se escribió en la crónica del primer encuentro: "estar juntas aumenta la conciencia de las realidades diversas y de la potencialidad que existe en los territorios, para trabajar hacia una mayor complementariedad en todos los niveles. La política ingresa a las discusiones no en términos partidarios sino en el de los derechos, las responsabilidades, desde la vida cotidiana hasta la comercialización de los productos."

Acompañadas por el director del Centro Regional Santa Fe, José Luis Spontón, vinieron de Avellaneda, Rosario, Rafaela y Oliveros para intercambiar, pero también para proyectar cómo seguir, para priorizar y agendar qué problemáticas trabajar.

Las opiniones se cruzan y enredan de un extremo a otro del salón. Acá no hay estatutos, ni reglamentos. Sólo ganas de construir. La palabra circula con libertad. Piensan en soluciones y posibles espacios de trabajo. Piensan en ellas, en el sector productivo y en los jóvenes, sobre todo en los jóvenes que dejan los pueblos y la actividad agropecuaria. Ahí hay una preocupación. Surgen lluvias de ideas, expuestas en la pantalla tras las presentaciones.

Planean articular con otras instituciones, utilizar la tecnología como puente, empoderarlos, generar emprendimientos y encuentros compartidos con los jóvenes para poder abordar el tema del éxodo.  A este tema se suman otros: visitas territoriales para conocer las realidades de otras mujeres; un encuentro virtual provincial para poner en valor el trabajo de la mujer (su rol importante en la toma de decisiones de la empresa familiar, su complementariedad laboral con los hombres, rescatar el valor de su inserción en la ruralidad), ser portavoces para canalizar muchos de los inconvenientes del sector.

Los temas son muchos y variados, pero están convencidas de algo. Los jóvenes y las mujeres son dos actores prioritarios para pensar una ruralidad emergente. No quieren cortarse solas, no es la intención. Más bien en el plenario surge la necesidad del reconocimiento de una complementariedad en igualdad de condiciones, como una solución colectiva con mirada de género. No quieren quedarse quietas, más bien eligen caminar y caminar. Al ritmo que los pasos le permitan, pero caminar con sinergia y entusiasmo. Y por eso prometen avanzar en un nuevo encuentro antes de fin de año.  

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Ciudad de Santa Fe