28 de Marzo de 2017
Noticia

#Ni un 24 Nunca Más

Placa Ricardo Cittadini en el Bosque de la Memoria
Compartir
+A -A

 

 

“Bueno, quizás sí, la historia de Ricardo tenga que ver con INTA, porque tiene que ver con la sociedad, con el modelo de país, con la lucha por valores y principios…”

 Los hermanos Roberto y Eduardo Cittadini, compañeros de la Dirección Nacional Asistente de Relaciones Institucionales y del Programa Nacional para el Desarrollo de los Territorios en Trelew, respectivamente, compartieron su historia y unas sentidas palabras para con su hermano Ricardo, que transcribimos más abajo. Por la Memoria. Presente, Ahora y Siempre.

 Desde el Bosque de la Memoria de la EEA AMBA, en el que ahora también está la placa de Ricardo Cittadini, se recuerda a los 30.000 desaparecidos en la última dictadura Militar, algunos de los cuales son intianos, familiares de intianos o desconocidos que honramos con MEMORIA, para llegar a la VERDAD y obtener la JUSTICIA deseada para alcanzar paz, a las almas que aún esperan.

 El acto contó con la presencia del director de la Experimental, Gustavo Tito, la secretaria de Producción y Desarrollo Industrial del municipio de Ituzaingó, Sandra Rey; el vicecónsul del Estado Plurinacional de Bolivia, Gonzalo Calderón; miembros de la Comisión de Reparación Histórica y compañeros de INTA, productores, huerteros y vecinos de la zona, entre los que se acercó Carlos Eraldo.

 Carlos nos relató un profundo análisis histórico político que describió el contexto en el que desapareció su hermano Hugo, del que aún hoy esperan saber… y que cada año está Presente, como Ahora, como Siempre.

 “La historia de Ricardo no tiene nada que ver con INTA… o quizás sí. Porque Ricardo era nuestro hermano y nosotros hemos hecho toda nuestra carrera en INTA. Porque también nuestro padre, Julio, fue “intiano” desde la creación de la institución hasta que se jubiló, o mejor dicho hasta que se murió. Porque él era el Director de la EEA Trelew cuando Ricardo fue secuestrado. Porque sobredimensionando el peso de sus contactos, inmediatamente acudió  a la autoridades nacionales de ese momento y la respuesta a sus gestiones fue “…pero su hijo no andaba en nada raro?”.

 Ricardo militaba en La Plata en la JUP (Juventud Universitaria Peronista) de Ciencias Económicas. Fue secuestrado por efectivos de la Comisaría 28 de la Policía Federal en la Plaza España del Barrio de Barracas de Capital, el 17 de agosto de 1976. Más de 40 años más tarde, el 23 de agosto del año pasado, comenzó el juicio oral y público a Miguel Alcides Viollaz (el comisario de aquel momento) y Nicomedes Mercado (quien dirigió el operativo en la plaza). En la comisaría Ricardo fue sometido a interrogatorio bajo torturas hasta la madrugada del día siguiente a su secuestro. Por esas horas, cuatro de sus compañeros de vivienda y militancia también fueron secuestrados en La Plata. Tanto Ricardo como sus compañeros continúan desaparecidos sin ningún dato sobre su destino.

Durante el juicio se probó el secuestro, las torturas y el rol de la Comisaría como centro clandestino de detención. Sin embargo, la sentencia (con fallo dividido) fue sólo por secuestro, un delito relativamente menor, por lo cual la condena de ambos ex-policías fue sólo a 5 años de prisión domiciliaria. Habían llegado al juicio luego de unos 3 años de prisión preventiva en igual condición, por lo cual, tras cumplir 2/3 de la sentencia, Viollaz ya recuperó la libertad (condicional) y Mercado la está tramitando. Mientras tanto, el fallo de primera instancia fue apelado por todas las partes. La defensa pidió la absolución, mientras que la querella y la fiscalía solicitaron la inclusión de tormentos en la condena (como lo sostuvo el juez Obligado en su fallo en minoría), lo cual llevaría la pena a 20 años.

El veredicto nos dejó un poco descolocados. Ese día estábamos preparados para abrazarnos emocionados por un logro histórico o para llorar indignados por la impunidad institucionalizada. Pero el resultado quedó a mitad de camino. Cinco años de prisión hogareña tuvieron gusto a poco.

 El balance lo fuimos elaborando con el correr de los días, solos o dialogando. Otro intiano, Pancho Zelaya, reflexionó poco después “…hasta ahora el negacionismo tenía que negar una historia familiar, ahora tiene que negar un fallo”. De eso se trata. Por primera vez en la historia de la Argentina una comisaría de la federal fue señalada como un centro clandestino de detención. Por primera vez en la historia, un Comisario de la Federal fue condenado. Por primera vez en 40 años, nuestra Vieja pudo mirar a la cara a los secuestradores y exigirles que digan qué hicieron con Ricardo, por supuesto sin respuesta.

 El juico, la sentencia, constituyen un hito, pero de ninguna manera un final de la historia de Ricardo, de la búsqueda de justicia, verdad y memoria. Nuestra familia, como el INTA, debe continuar y profundizar el conocimiento y la comprensión de su propia historia, para poder construir un futuro sólido.“

 Y como cada año, al colocar la placa, se escuchó un solo clamor…¡Por los 30.000 compañeros desaparecidos!!! Presentes, Ahora y Siempre!

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Ituzaingó
Personas mencionadas: Gustavo Mauricio TITO, Eduardo Daniel CITTADINI, Roberto CITTADINI, Guido PRIVIDERA Sandra REY, Gonzalo CALDERON, Carlos ERALDO